DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 2 dias, 21h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108
[Chapter Cover]
Parte 2, Capítulo 8.

PARTE DOS: ¡AQUÍ HAY MUCHOS VIEJOS ENEMIGOS!

Capítulo 8

Traducido por Rei Vegeku & Bardock

La voz del presentador resonó una vez más por todo el estadio:

—¡Que comience el combate!

Cuando apenas el presentador había pronunciado esa frase, Nappa se lanzó encima del Namekiano. Éste, aún permanecía en posición de combate, cosa que le permitió parar el golpe que le arremetió el Saiyano con el antebrazo. Bloqueó los siguientes dos golpes antes de intentar contraatacar con un gancho, el cual falló, ya que ese calvo musculoso hizo un bote hacia atrás con un movimiento vivo.

Retomando una posición más estable, el Namekiano jadeó. Su oponente continuó su asalto, esta vez con un puntapié horizontal que el Namekiano detuvo con el codo al nivel de la rodilla. Eso desestabilizó a Nappa, y Cargot esperaba beneficiarse de ello.

Avanzó hacia delante para clavarle un golpe, pero se sorprendió debido a la velocidad con la que su adversario había recuperado el equilibrio. El último volvió al ataque de nuevo con la ayuda de sus puños. El Namekiano, que se sentía acorralado parando todos los golpes, empezó a retroceder bajo la avalancha de Nappa.

—Sabes... —dijo éste tranquilamente sin parecer cansado—. He matado a todos tus compañeros en mi universo.

Cargot no respondió, a pesar de que Nappa hubiera preferido que lo hiciese. Quería desestabilizarle psicológicamente, pero Cargot no se dejó engatusar. Mantuvo la sangre fría para poder seguir bloqueando los golpes del Saiyano.

—Ése no es mi problema —consiguió decir entremedio de dos ataques.

En las gradas, la multitud no sabía a quién animar exactamente. En general aclamaban a ambos contendientes para que ofrecieran un buen espectáculo. Los Namekianos del universo 10 animaban a su camarada, mientras que los de Nappa esperaban que éste acabase rápidamente la lucha en lugar de perder el tiempo jugando.

—Ese Nappa es más fuerte que el que lucho contra nosotros —comentó Son Gohan del universo 18.

—Sí... —añadió su padre—. Pero ahora es bastante más viejos. Sus movimientos son suficientemente rápidos, pero son un poco... rígidos...

—El Namekiano también es fuerte —precisó Piccolo, que seguía el combate muy atentamente, ya que, al fin y al cabo, murió a manos de Nappa—. Es un guerrero como Nail y yo. Su fuerza no parece muy inferior a la de Nappa... Pero...

—¡Oooh! —dijo uno de los presentadores—. ¡El guerrero del universo 13 empieza a coger la delantera! ¡Sus golpes son, poco a poco, más poderosos y está poniendo contra las cuerdas a Cargot! ¡Vaya, le acaba de clavarle un buen golpe en la cara!

Cargot, escupiendo sangre, empezó a agotarse seriamente y ya casi no atacaba. No tenía tiempo para encontrar una apertura para atacar...

«—¡Ahí! —se dijo a sí mismo cuando pudo ver una.»

Por desgracia, Nappa la había dejado intencionadamente y soltó un golpe terrible contra el estómago del Namekiano sorprendido. Éste, retrocedió sin aliento. Sus ojos toparon furtivamente con los de su terrible oponente justo antes de que este le arremetiera una patada tan fuerte que lo lanzó varios metros atrás. Nappa vio cómo el cuerpo inerte de su contrincante era proyectado y arrastrado por el ring y dejó ir un leve suspiro... el Namekiano no se movía.

—Le ha costado bastante... —remugó Vegeta del universo 13.

—¡Treinta segundos! Nappa del universo 13, ¡vencedor! —dijo el presentador con una voz entusiasta.

—¡Je, je, esto no es nada! —dijo Nappa antes de volver a su espacio antes de que dos Namekianos subieran al ring para llevar a Cargot a su espacio.

—Bueno —dijo el presentador—. ¡Ha sido una buena lucha a pesar de su corta durada! Sin más dilación, anunciamos el segundo combate de la primera ronda: ¡Freezer del universo 8, contra Jeice, del universo 8!

El último se quedó aturdido debido a la llamada e intercambió una mirada un poco absorta con su amigo Burter. Una gota de sudor se deslizaba por la sien de aquel hombre con melena blanca y piel roja mientras preguntaba:

—¿Podemos luchar siendo del mismo universo?

No formuló la pregunta para sí mismo. Esperaba una reacción por parte de los organizadores y que estos confirmaran que se había tratado de un error.

—Los combates se eligen al azar entre los participantes —dijo el presentador a través del micrófono para aclarar ese aspecto a todos los presentes.

Freezer, que permanecía delante de Jeice y de Burter, se giró ligeramente para cruzar una mirada con su secuaz. La sonrisa cruel de ese tirano galáctico hizo entrar en razón a Jeice. Éste, mediante una mueca consiguió balbucear:

—Emm... Abandono.

Fue silbado por los espectadores, quienes vieron que se había acabado el segundo combate. En ese momento, empezaban a estar decepcionados. El presentador no malgastó tiempo en nombrar a Freezer ganador por abandono y para anunciar el siguiente combate: Son Goku del universo 18 contra Mahissu del universo 10.

—¿Ya? ¡Qué suerte! —dijo el Saiyano procedente de la Tierra—. ¡Vamos allá!

Mientras volaba hacia al ring, escuchó que Goten le animaba. Al otro lado del estadio, en el planetoide, un Saiyano "primitivo" ya le esperaba.

—Esto ni siquiera es un calentamiento... —criticó Vegeta.

—Vegeta, a lo mejor son más fuerte de lo que creemos. Puede que escondan su poder al igual que nosotros —dijo Son Gohan, intentando convencerle de que el combate podría ser interesante.

—Ni por asomo. ¿De verdad piensas eso?

—Bueno... No... Pero...

—Estuve con esos tipos durante mucho tiempo. Esconder el propio poder es un talento poco común...

—¡Los dos luchadores ya están en el ring! ¡Que empiece el combate! —informó el presentador con un tono potente.

—¡¿Eres un Saiyano?! —preguntó Goku, colocándose lentamente en posición.

—Yo no hablo con un renegado sin cola —respondió simplemente su adversario, quien seguía de pie inmóvil como un espantapájaros.

«Vaya... ¿Però cómo ha sabido que soy un Saiyano? ¿Por el pelo? ¿O puede que me haya escuchado hablar con mi padre? No necesito usar mucha fuerza... Bueno, quizá un poco, no es humano... ¡sacaré un poco de fuerza!»

Goku, sonriendo, lanzó un puñetazo con fuerza hacia adelante a la velocidad de la luz. Delante suyo, Mahissu solo tuvo tiempo de abrir los ojos antes de sentir una presión formidable contra su estómago que lo levantó para propulsarlo violentamente hacia detrás y rebotar unas cuantas veces contra el suelo antes de detenerse mientras un hilillo de baba se escurría de su boca.

Goku, sorprendido, se acercó a él y se agachó al lado de su contrincante, quien no se movía.

—¿Estás bien? —le preguntó.

—So... ¡Son Goku del universo 18 vencedor! —declaró el presentador sin creerse lo que acababa de ver.

Una cierta incomodidad se instaló entre los árbitros y los organizadores. ¡No habían previsto que los tres primeros combates acabarían tan rápido! Los espectadores se preguntaban qué acababa de suceder. Algunos se dieron cuenta de que había sido una ráfaga de aire, pero se empezaron a quejar de que aún no habían presenciado un buen combate.

En el espacio del universo 19, un hombre había visto perfectamente todo lo que había pasado gracias a un casco que llevaba en su cabeza. La avanzada tecnología le proporcionaba, entre otros aspectos, información e imágenes a cámara lenta. Lo único que pudo decir fue:

—Poderoso!

De vuelta al ring, Goku permanecía quieto y con los brazos cruzados. Tenía una sensación de dèjà vu, pero no podía poner la mano en el fuego. Dos Namekianos organizadores llevaron a Mahissu a su espacio, dejándolo suavemente al suelo. Alrededor del guerrero inconsciente, Namekianos y Saiyanos se reunieron y se empezaron a preguntar qué pintaban ahí. Vegeta del universo 13 no desaprovechó la ocasión para menospreciarlos, tratándolos de miserables y que ya iba siendo hora que comprendieran que no tenían nivel.

—Abandono —dijo uno de los Namekianos antes de ser seguido por otros de sus camaradas.

—¡Hum! ¡Qué cobardes! —los insulto el Rey Vegeta del universo 10.

Mientras Goku volvía a su espacio intentando indagar sobre su instante de déjà vu, vio que Goten se le acercó con el pulgar hacia arriba. Detrás de este, Pan corrió hacia su abuelo con los brazos abiertos para que la cogiera, mientras que Ub se acercaba a su maestro para felicitarle por la victoria.

Después de dejar a Pan en el suelo, Goku hizo un chasquido de dedos exclamando:

—¡Chichi!

—¿Qué? —preguntó Ub sin entender la repentina jubilación de su maestro.

Mientras Goku explicaba su déjà vu, cuatro Saiyanos del universo 13 se acercaban a su espacio...

—Así que, ¿has conocido la versión perdedora de los Saiyanos?

Nuestros amigos del universo 18 se giraron para observar a los cuatro guerreros del universo 13. El más menudo era quien había hablado. Ese Vegeta, con los brazos cruzados y una sonrisa arrogante, se sintió muy superior al del universo 18.

Considerando que la historia de ese universo era mucho más interesante que la del universo 10, el Vegeta que había aceptado veinte años atrás que Goku era el número uno se acercó mientras su alter-ego empezó a explicar quiénes eran:

—Somos Super Saiyanos. Y yo soy el futuro ganador de este torneo —dijo señalándose con el dedo pulgar.

Antes de que todos los del universo 18 se reunieran, continuó:

—A pesar de vuestra ridícula ropa, sois el grupo más parecido al nuestro, ya que Kakarotto está con vosotros. ¡Incluso hay un Namekiano! Apuesto que tuvisteis un extraño contratiempo en la pelea contra Freezer en el Planeta Namek.

«Interesante...» —pensó Vegeta del universo 18. Su homólogo le acababa de dar mucha información. En ese universo se habían enfrenado a Freezer... Pero...

—Es obvio que nuestros universos se separaron antes —analizó Piccolo, que había tratado de hallar un escenario para explicar la presencia de Nappa, de Raditz y, especialmente, la de Goku en ese grupo arrogante—. Vuestro Kakarotto no fue enviado a la Tierra cuando era pequeño ¿verdad?

Con el murito de separación y a tan solo dos metros, Goku permanecía delante de su homólogo. Kakarotto respondió todo orgulloso:

—Sí... yo maté a todos los humanos y los otros me recogieron veinte años después. Juntos fuimos a Namek para encontrar las Dragon Balls como las que había en la Tierra.

—¡Él mató... a todos los humanos! —consiguió decir Goku, conmocionado por las palabras de su alter-ego.

—Y a Kamisama también, seguramente —dijo Piccolo, haciendo una hipótesis a partir del conocimiento de Kakarotto acerca de las Dragon Balls.

—En Namek nosotros combatimos y destruimos a Freezer... ¡Descubrí el secreto del Super Saiyano! ¿Y tú?

—Simplemente... —empezó diciendo Goku, dispuesto a explicar toda su historia... ¡desde el comienzo!

—Nosotros fuimos mejores —le cortó Vegeta del 18.

Finalmente, se giró porque estaba más interesado por ese grupo. Dedujo claramente cómo ese grupo había vencido... pero antes de abandonar la conversación, se permitió el lujo de añadir una última observación:

—Qué gracioso... yo maté a Nappa en la Tierra.

—Imposible... nosotros dos no fuimos a la Tierra, ¡ya que solo fue Raditz! —respondió Nappa, que estaba igual de conmocionado que Goku anteriormente.

Mientras que Vegeta había equilibrado la balanza de la pequeña batalla psicológica, Piccolo se apresuró a añadir:

—Y yo maté a Raditz cuando vino a la Tierra. E, inconscientemente, también a nuestro Kakarotto...

—Je, je, je —sonrió Goku recordando su sacrificio.

—Me mataste... ¿¡cómo te atreviste, sabandija!? —gritó Raditz después de un ligero instante de vacilación. El hecho de morir, aunque fuese en otro universo, no era del todo satisfactorio.

—Cálmate, Raditz —le ordenó su jefe—. No hemos venido aquí para luchar contra ellos fuera del ring...

El silencio reinó la situación. Todos trataban de discernir el comportamiento del otro universo. Trunks y Goten notaron una ligera tensión. No era muy palpable, pero era un poco escalofriante para ellos. Especialmente el Príncipe Vegeta. Trunks intentó cambiar de "tema":

—Estos Saiyanos "primitivos" se desilusionarán en sus combates.

Vegeta del 13 volvió a mostrar su risilla sádica.

—El más divertido será Freezer. Me gustará matarlo por segunda vez.

—Será un placer para mucha gente de aquí —intervino Gohan.

—Je, je. Pero yo seré el primero en enfrentar-me a él en la segunda ronda —añadió Nappa.

Pero nadie del universo 18 le prestó atención...

—¿Crees que lo puedes ganar? —preguntó Gohan, muy interesado.

—¡Claro! ¿Qué te has pensado, mocoso?

—En nuestro mundo, Freezer te mató, Vegeta.

—¡Y en el mío fui yo quien lo mató! ¿Es que vuestro Freezer era más fuerte que el nuestro? ¿O, simplemente, no era tan fuerte?

Gohan no sabía qué responder... usando el universo 8 como referencia, parecía que Freezer fuera igual de fuerte en todos los universos. ¿Cómo era posible que Vegeta del universo 13 hubiera llegado a ser más poderoso que su contraparte del 18, si no se había enfrentado a su padre en la Tierra y su potencial no había aumentado por estar cerca de la muerte?

—Da igual —suspiró Vegeta al ver que Gohan reflexionaba—. ¿Tengo otra pregunta más simple: si Freezer me mató, ¿quién de vosotros lo mató a él?

—Yo —respondió Goku, finalmente incorporándose a la conversación.

—¡Ah! ¡Ése soy yo! —repitió Kakarotto delante suyo, bastante orgulloso y sonriendo burlescamente a su jefe Vegeta, quien le devolvió una mirada insinuando que dejara de burlarse, cosa que Kakarotto obedeció.

—Yo también me transformé en Super Saiyan por primera vez durante la lucha contra Freezer —agregó Goku.

—¿Qué te hizo rabiar tanto? —preguntó Vegeta con curiosidad.

—Bueno...

—Freezer mató a su mejor amigo, Krilin —interfirió Goten, que se sentía orgulloso de explicar la esa historia—. Y casi mata a Piccolo. Pero si hoy se reencontrara con Piccolo, ¡él le machacaría com si nada!

—Hum... Krilin... —reflexionó Kakarotto cruzándose de brazos—. ¿Era un enano calvo? Y Piccolo, ¿es ese Namekiano? —finalizó señalando al último con un dedo.

—Sí —respondió simplemente Goten.

—Bueno, estos dos estaban en la Tierra... Y... Je, je... Y los maté. ¿Sorprendidos?

Con esas palabras, Kakarotto esperaba coger las riendas de la batalla psicológica... pero fue en vano. Gohan i Goten se miraron mutuamente. Ya habían deducido que Krilin y Piccolo estaban muertos en el universo 13 desde hacía mucho tiempo, convirtiendo el ataque mental en información de poco valor. No obstante, los dos hermanos tuvieron la misma idea:

—¿Quieres sorprenderte? —rió Gohan intentando adoptar la misma sonrisa que Kakarotto.

—Te vas a sorprender —dijo finalmente Goten, tomando la misma posición.

—¡¡Tú eres mi padre!! —gritaron señalando a Kakarotto con el dedo, sorprendiéndole y haciendo que reculara un poco con los ojos un poco entreabiertos.

Vegeta, Nappa y Raditz se partieron de risa. Se les podía escuchar de bien lejos, especialmente a Nappa.

¿Quién se imaginaría que Kakarotto pudiera ser padre? —dijo Vegeta del universo 13 entre risa y risa—. ¡Imagínatelo, Kakarotto, tú, padre! ¡Ja, ja!

Bra, que había escuchado a su padre alternativo, avanzó entre Gohan y Goten. Miró a su hermano rápidamente antes de decir:

—Tendrías que morderte la lengua.

—Sí —dijo Trunks—. Tú no eres mejor que él, porque...

—¡¡Tú eres mi padre!! —dijeron hermano y hermana con las mismas intenciones burlescas que Gohan y Goten, señalando a Vegeta con un dedo, quien paró de reír inmediatamente.

Éste, no supo exactamente cómo reaccionar ante esa revelación. Contraatacar para detener sus burlas, o simplemente observar a sus hijos de otro universo... Finalmente, pensó que si ninguno de ellos cuatro tenía descendientes, sería el fin de los Saiyanos en su universo...

La voz del presentador sonó de nuevo:

—¡Perdonen la espera! El universo 10 era el que más participantes tenía, y todos los Namekianos menos uno han abandonado. ¡Los hemos tenido que borrar de la tabla del torneo, pero finalmente podremos continuar!

—Kakarotto... Ven, volvamos a nuestro espacio —dijo Vegeta, que ya había empezado a partir seguido de Nappa y de Raditz.

—Entendido —dijo Kakarotto, quien se giró hacia su homólogo—. Me pregunto quién de los dos es más fuerte... Me encantaría luchar contigo. ¡Mucho más que contra esos perdedores!

—¡Siguiente, A-17 del universo 14, contra I'K'L del universo 15! —prosiguió el presentador.

—¡Ah, alguien que no conocemos! ¡Un combate interesante! —exclamó Goku, lejos de imaginar la sorpresa reservada por I'K'L...

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu