DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez, Logan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 5 dias, 8h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133134135
Parte 28 :136137138
[Chapter Cover]
Parte 15, Capítulo 74.

PARTE QUINCE: EL FIN DEL PRIMER DÍA

Capítulo 74

Traducido por NappaSSJS / Encodeo por Alice


Durante las próximas horas, los grupos restantes se fueron a la cama. Sólo restaban ocho horas antes de la reanudación del torneo y todo el mundo necesitaba su descanso. Sin embargo, algunos no estaban tan ansiosos de dormir todavía. En los universos 12, 16 y 18 aún continuaban sus pláticas entre ellos, y aunque la familia Cold había desaparecido en su espacio, ellos aún no tenían la intención de dormir por el momento. Todos los miembros del universo 2 estaban lanzando una fiesta en honor a sus dos miembros restantes: Arale y Nekomajin. Bebieron, cantaron y rieron a carcajadas. Junto a ellos, los Kaioshins se reunieron para discutir una vez más el torneo y sus ventajas, mientras que por encima de ellos flotaban Namekianos erguidos, con los brazos cruzados y sus ojos cerrados. Levitaban silenciosamente, como si el aire mismo los transportara. Por supuesto, no estaban durmiendo realmente. Ellos estaban percibiendo cuidadosa y atentamente su entorno, y sus excepcionales antenas eran muy útiles para obtener datos, y cualquier trozo de información podría ser muy útil en las circunstancias apropiadas.

Otro Namekiano se retiraba a las sombras de su habitación después de beber varios vasos de agua. Había observado durante largo tiempo varios grupos donde había ubicado gente que conocía o que había conocido. Incluyendo, a dos copias de Vegeta que estaban presentes ahora. Uno de ellos, el del universo 18, parecía tener un carácter diferente al que había conocido hace mucho tiempo. Al mismo tiempo que había conocido a Vegeta se había encontrado con otro alienígena llamado Kiwi. Lo reconoció a él en el universo 8, ya que se trataba del esbirro de aquel ser maligno que le había costado un terrible sacrificio. Era un sacrificio que juró deshacer cuando ganara el torneo.

Gast caminaba lentamente hacia el espacio de su universo, mientras recordaba aquel momento que fue un punto de inflexión para su pueblo...


Planeta Namek. 16 de Diciembre, Año 762.

En ese momento, la vida era pacífica en Namek. Cualquier ser en el universo podría pasar su retiro allí sin tener que preocuparse de nada más que de su propio bienestar. Namek era un paraíso tranquilo, un remanso de paz que había superado un evento cataclismo donde muchos Namekianos habían perecido o habian huido a otros planetas...

La población en Namek era muy baja, pero era suficiente para evitar la extinción de su gente. Trabajaban la tierra para hacer crecer nuevos árboles y verduras, y poco a poco regresaron al planeta a su antigua grandeza.

Era raro que los Namekianos recibieran visitantes. A pesar de que eran bien conocidos en el universo, se mantenían discretos y no se habían extendido muy lejos a través de la galaxia. Había que ser un arqueólogo o archivador bajo el mando de Freezer para conocer las coordenadas exactas del planeta. De las visitas que recibían en Namek, prácticamente ninguna se presentó sin previo aviso. Ese día, una nave entró en la atmósfera del planeta verde y aterrizó cerca de un pueblo. A bordo estaba el tirano que reinaba en esa parte del universo con mano de hierro, e iba en busca de aún más poder. Él vino por las esferas del dragón, por un deseo de inmortalidad. Y con ello los habitantes estaban condenados.

Gast recordaba perfectamente cada encuentro con el tirano. Cuando él era solamente Nail permaneció en la compañía del Gran Patriarca, quién podía ver lo que estaba sucediendo en el planeta entero. Podía ver a un grupo de Namekianos, y tuvo que verlos y sentirlos morir rápidamente, uno tras otro. Sentía el miedo de sus hijos cuando Freezer y su ejército habían invadido el primer pueblo. Sintió su dolor cuando sus hijos fueron brutalmente asesinados, simplemente porque no quisieron renunciar a su esfera de dragón.

El Gran Patriarca podía sentir eso cada vez que ese demonio se trasladaba a un nuevo pueblo. Tal crueldad no pudo ser detenida. Incluso si los aldeanos tenían el deseo de entregar la información a ése demonio, ellos se apegaban a sus convicciones. Como líder, y padre, tenía una decisión difícil de tomar. Con dificultad, abrió los ojos, y los posó sobre su hijo más poderoso, Nail. Algo había que hacer, y pronto. Nail era su única esperanza.

Cerró los ojos de nuevo, el Gurú le habló a su hijo:

— Las vidas de nuestro pueblo se apagan...Nail... Un terrible monstruo vino a nosotros...-

Él no contestó. Ya había sentido el terrible poder del enemigo.

— Ya tomé mi decisión. He vacilado mucho, pero creo que es la única manera de salvarnos... Nail, tienes que luchar... pero no solo. Debes tomar mi poder-.

Los ojos del guerrero se abrieron con asombro. Él sabía lo que esto significaba.

— ¿Qué está diciendo? ¿¡Acaso quiere renunciar a si mismo!?-

— Ya no tengo mucho por que vivir de todos modos, al menos seré útil...-

— ¡No digas eso! ¡Tiene que haber otra manera!-

— Puede haber. Siempre la hay. Pero no una que pueda asegurar la vida de todos nuestros pueblos. Quién sabe, en otra realidad, un viajero que viniera de paso podría salvarnos. Pero ahora, estoy eligiendo actuar-.

— ¡No puedo hacer eso Gran Patriarca!-

— ¿Por que no? En ti, viviré mucho más tiempo... y tal vez salvaremos a nuestro pueblo.

— Voy a enfrentarlo solo. Es mi deber.-

— Entonces morirás en vano... Nail... Tu misión es protegernos a todos nosotros... Ven a mi hijo...-

Nail vaciló, luego dio un paso hacia el anciano.

— Acepta éste regalo, y serás la salvación de todos nosotros.

Nail dejó que el Gran Patriarca posara su gran mano en su cabeza. Las lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas cuando, en cuestión de segundos, su padre había desaparecido de su trono sólo para convertirse en una infusión de energía, adquiriendo así su conocimiento completo, todo su ser, y hasta su alma.

Con esta asimilación, Nail se volvió mucho más poderoso, y su cuerpo cambió ligeramente. Él había ganado poder, pero el intercambio fue costoso: ya sin el Gurú, las esferas del dragón serían inútiles. El Gran Nail era un peleador.

Sus lágrimas empezaron a secarse, y después de unos segundos de meditación tranquila, salió de la choza y voló rápidamente al segundo pueblo que el ejército de Freezer había saqueado.

El jefe del pueblo resultó herido. Fue de los pocos sobrevivientes de una masacre que había sucedido hace pocos minutos. El poseía en su casa el objeto que Freezer deseaba: la esfera de dragón de cinco estrellas.

Cuando el señor del mal se acercó a él, le dijo con voz resignada, -Puedes tomarla... incluso puedes reunir todas las esferas del dragón, aún así nunca tendrás lo que deseas de cualquier modo...-

Justo cuando Dodoria se acercó a él, el resplandor luminoso de la esfera deslumbró en un destello cegador. Cuando pudieron ver de nuevo, la esfera de dragón había perdido su belleza. Ahora simplemente era una piedra redonda.

— ¿Qué has hecho? ¿Crees que puedes evitar que consiga mi deseo de esa manera? -Exclamó Freezer desde su vehículo.

— ¡Lord Freezer, parece que todas las esferas han cambiado!- Entonó Zarbon.

— No...-

El anciano de la aldea cayó de rodillas, la esfera de dragón todavía en sus manos.

— El Gran Patriarca... nos ha dejado-

— ¡Déjate de trucos ahora!-

— ¡Tu no entiendes!- Fue el grito agónico del Namekiano, causando que Freezer finalmente lo mirara a los ojos, -¡Se acabó, no hay más esferas del dragón! ¡Nunca obtendrás tu deseo! -

— Bien, entonces mataremos a los últimos aldeanos uno por uno, ante sus ojos. ¡Veremos si así cambia de idea!-

El Namekiano no se movió. Sólo bajó la cabeza. Ya no le importaba lo que ahora le sucediera, y él no tenía poder para detener a este monstruo.

Dodoria ya se le había acercado. ¿Debería golpearlo solamente hasta que hiciera algo? Como sea... ahora pondría fin a la vida del líder de la aldea. La criatura rosada agarró del cuello al líder y apretó con fuerza sólo con tres dedos. Empezó a sonreír. De repente, un sonido fue emitido por el extraño aparato en su ojo izquierdo. Él lo soltó y se dio la vuelta. Alguien poderoso se acercaba rápidamente, y su llegada sería pronto.

Nail aterrizó en el centro del pueblo, y luego caminó hacia el cuerpo de un hermano e hijo. Era un guerrero como él. Él había tratado en vano de defender a su pueblo... tal vez si Nail hubiera aceptado antes el regalo del Gran Patriarca, quizá hubiese llegado a tiempo.

A su alrededor, varios soldados del ejército de Freezer se voltearon hacia él, con las armas preparadas, listos para disparar. Gran Nail apretó los dientes con rabia. Apretó los puños antes de atacar a los soldados, al más cercano lo mató de un solo golpe. Los que tuvieron más tiempo para registrar su fuerza en el scouter quedaron aterrados inmediatamente. Muchos trataron de huir. Nail voló alto, antes de disparar varios rayos de energía que pronto alcanzaron a los soldados y explotaron, esparciendo el polvo en el aire.

— ¡¿Cómo te atreves a matar a mis hijos?!- exclamó dirigiéndose a Freezer y su guardaespaldas.

— Bueno, éste parece más fuerte que los demás... ¡Déjelo en mis manos, Lord Freezer!- Gritó Dodoria con orgullo mientras mantenía una mano al cielo en dirección a Gran Nail.

Este último amenazó con el puño de nuevo y dejó que su fuerza fluyera a través de él. Debajo de él, los scouters explotaron, hiriendo los ojos de algunos de los soldados. Dodoria ni siquiera tuvo tiempo de preguntarse cómo el Namek era tan fuerte antes de un ataque de energía perforara su armadura y le atravesara el corazón.

Con la sangre goteando de su boca, Dodoria exhaló su último aliento mientras caía al suelo.

— Mató a Dodoria tan fácilmente... ¡Su fuerza debe ser superior a la de las Fuerzas Especiales Ginyu!- Dijo Zarbon mientras permanecía de pie junto a Freezer.

El guerrero de pelo verde sabía que fue superado, y temía la orden de su Señor en busca de ayuda. De hecho su grito era algo así como una sutil petición, para informar a Freezer que si quería muerto a su enemigo, tendría que hacerlo él mismo.

Sin embargo, en lugar de eso, Freezer dijo con calma: -Fascinante, realmente fascinante. ¿Te gustaría unirte a mi ejército de élite?-

— Vete de inmediato...- replicó el Namekiano -De lo contrario también tendré que matarte.-

Freezer flotó fuera de su vehículo.

— Increíble... mereces una lección. ¿Sabes de cuanto es mi poder? Es de...-

Freezer no terminó la oración. Nail había desaparecido del cielo para volver a aparecer de repente delante de él y asestar una increíble patada a su cara que lo dejó a varios metros de distancia.

Zarbon y los pocos guerreros del ejército de Freezer quedaron impresionados. ¡Era la primera vez que veían golpeado a su señor!

— ¡Maldito!-

Freezer se enojó, y le daría una lección al arrogante Namekiano. Concentró su fuerza y se transformó a su tercera forma reducida en un segundo. Su armadura se rompió en veinte piezas, su pecho se duplicó en volumen, al igual que los músculos de las piernas y los brazos, y, finalmente, sus cuernos se ampliaron y crecieron considerablemente. Sus cuernos ahora apuntaban directamente hacia arriba.

— ¡Te arrepentirás de tus acciones, estúpido Namekiano!-

Por un momento, los dos guerreros quedaron frente a frente, manteniendo sus miradas, entonces Freezer salió disparado hacia su oponente. Nail respondió con un ataque de energía, pero Freezer pasó a través de el sin problema. A medida que se acercaba, el Demonio del Frío agarró del cuello al Namekiano y le dio un cabezazo tan violento que casi lo dejó inconsciente, y luego le asestó un gancho que lo lanzó hacia el cielo. En una mano rápidamente reunió la energía antes de lanzarla al desprevenido hombre verde. Su maltratado cuerpo cayó pesadamente al suelo. Una gran herida en su tórax mostró su muerte evidente. Aunque reconoció su resistencia, otros Namekianos hubieran muerto por mucho menos que eso.

Freezer aterrizó con una sonrisa. Estaba hecho. Se volteó hacia el resto de su ejército. Zarbon había recogido la segunda esfera de dragón que se había convertido en piedra.

— Vamos a encontrar las otras esferas del dragón. Y si ellas no regresan a su estado original, ¡Destruiré este estúpido planeta! -

Volaron hacia la ubicación de otro pueblo, dejando sólo un sobreviviente. Cuando se hubieron marchado, el líder de la aldea se puso de pie, y rápidamente corrió a buscar el cuerpo de Nail.

Cuando el aldeano sobreviviente llegó al lugar correcto, lo encontró sentado, mirando sus manos.

— ¿Nail, eres tú? ¿Aún sigues vivo?-

— Mi regeneración ha mejorado mucho...- murmuró antes de levantarse.

Había sido derrotado. Siendo dotado de un poder sin precedentes, había creído que era lo suficientemente poderoso como para derrotar a cualquier invasor. Había juzgado mal. Había sido vencido, pero aún estaba vivo, aunque sólo fuera por pura suerte. Él pagaría por ese error.

Se acercó y puso una mano en el hombro del viejo Namekiano.

— Lo siento hijo mió... pensamos que podríamos repeler al invasor, pero su fuerza superó nuestra estimación...-

— ¿Gran Patriarca? ¿Usted está dentro de Nail? Entonces nada se ha perdido; ¡Esto es solo el comienzo!-

El renacido Nail no entendió inmediatamente.

— Toma mi poder. Y el de los demás. Todos estamos dispuestos a vivir dentro de Nail con el fin de derrotar a este demonio-.

— ¿Qué? No... No puedes hacer eso...-

¿Cómo permitir que él se sacrifique a sí mismo?

— ¡Todos preferimos vivir en un solo Namekiano que morir uno por uno!-

Una vez más Nail tuvo que admitir que él estaba diciendo la verdad, de hecho, era obvio. Había perdido la pelea, y si no hacía algo, todos morirían. Además, la fuerza de Freezer había superado con creces las estimaciones del Gran Patriarca, una vez que se había transformado para ganar poder. Cómo saber si él ocultaba todavía una fuerza aún más terrible? Tenía que hacer algo.

El ex jefe de la aldea arrancó su abrigo. Gran Nail se armó de valor, y puso su mano sobre el pecho de su hijo. Con una última sonrisa, desapareció, y se volvió parte de Nail.

Sintió que su esencia, su fuerza vital, era una con él, pero los recuerdos de toda una vida entre los suyos se comenzaron a mezclar, mezclándose para convertirse en uno, y desaparecen para convertirse en una pequeña parte de un sólo individuo.

Una vez completado, Nail voló rápidamente a todos los pueblos del planeta. Tenía en mente un discurso, y una propuesta muy concreta para cada miembro de su grandioso pueblo.

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu