DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 14h., 02m.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133134135
Parte 28 :136
[Chapter Cover]
Parte 15, Capítulo 72.

PARTE QUINCE: EL FIN DEL PRIMER DÍA

Capítulo 72

Traducido por NappaSSJ / Encodeo por Alice


Son Goku se acercó al espacio del universo 9 sonriendo alegremente. Krilin y Tenshinhan estaban allí, relajándose y hablando juntos; Yamcha estaba al lado de ellos sólo escuchando. Pero cuando vieron que el Saiyajin del universo 18 se acercaba se detuvieron, mirándolo con sus ojos en silencio, y sólo esperaron.

— ¡Hola!-, Dijo Goku alegremente. -¡Me alegro de verlos a todos por aquí!-

Incómodamente, nadie del universo 9 respondió a su saludo. Goku, sin darle mucha importancia a ello, rápidamente reanudó su plática con Krilin.

— Así que bueno, es una pena que tu versión de mi universo no viniera también a participar en el torneo. Supongo que debería haber insistido, pero nada se pudo hacer. Hubiera sido realmente bueno para ustedes que hablaran entre sí. Sin embargo, tu esposa y tu hija... o mejor dicho, su esposa e hija querían que él se quedara-.

El trío de guerreros del universo 9 se sorprendieron mucho por ésa revelación. Ninguno podía imaginar casado al Krilin de su universo.

— ¿En verdad tengo una esposa?- Preguntó Krilin.

— Sí, es cierto. Pero ella está en otro universo. Veamos... estoy seguro que la ví por aquí... ¡Ajá, ahí está! -Goku señaló hacia Número 18, después de buscar por unos instantes.

— ¡No lo puedo creer!- Dijo Yamcha, riendo. -¿¡Cómo pudo lograr casarse con una chica como ella...!? ¡Increíble!-

— ¡Ajá!- Dijo Videl, quien sólo estaba escuchado casualmente hasta ahora sin intervenir, pero de repente no pudo evitar entrar en la conversación. -¡Ya sabía yo que ella te gustaba Yamcha! ¡Estás celoso!-

— ¡Oye, princesa, no digas esas cosas! ¡¿Que no ves que Bulma está parada allá adentro, justo detrás de nosotros!? Y te aseguro que mis acciones e intenciones son completamente benévolas y honorables-

— Si, claaro...-, respondió Videl sarcásticamente. -Y estoy segura de que si ésta número dieciocho fuera fea, vieja y arrugada, también te habrías acercado a ella de todos modos.- Ella giró los ojos.

— Pero... ¿no es ella algo... demasiado joven para mí?-, Dijo Krilin, notando cuán joven y bella era la esposa de su contraparte, la androide #18 del universo 14.

— No hay que olvidar que ella es un androide- Yamcha corrigió su amigo. -Probablemente no ha envejecido en absoluto; sólo si ella me dejara ayudarla a conseguirle un poco de mantenimiento adecuado... -

— Espera, ¿quieren decir que nunca la han visto antes?-, Preguntó Gohan del universo 18, quien acababa de llegar junto con su esposa e hija.

— No...- Krilin respondió.

— Hmm... Eso es extraño. Supongo que las cosas con el Dr. Gero sucedieron de forma muy diferente en su universo. Pero tu eres un androide, ¿cierto, Yamcha? ¿Cómo sucedió eso de todos modos?-

— En realidad eso es una historia muy larga pero... ¿por qué no mejor nos cuentas algo acerca de ti primero? Verán, sabemos sobre los Saiyajins, y bueno, ellos eran... malignos por decir lo menos. Y podemos ver que ambos son Saiyajins también, pero ustedes parecen de muy buen carácter-.

Y Yamcha estaba en lo correcto. No había nadie más puro que Goku y Gohan, si es que tal cosa fuera incluso posible. Además, probablemente tampoco había nadie más ingenuo que Goku.

— Sí, soy un Saiyajin,- contestó. -Pero yo aterricé en la Tierra cuando era sólo un bebé. Me encontró mi abuelo Son Gohan quien me crió.-

— ¿Son Gohan?- Dijeron sorprendidos Krilin y Yamcha al unísono.

— ¿Lo conocen?- Preguntó Goku.

— Sí, él fue mi maestro de artes marciales,- respondió Yamcha.

Goku pensó rápidamente. Si él nunca había aterrizado en la Tierra, nunca habría matado accidentalmente a su abuelo... y eso tal vez podría explicar cómo el abuelo Gohan podría ser maestro de artes marciales de Yamcha... pero Goku aún tenía que adivinar cómo Yamcha y los demás lo habrían conocido...

— ¿Supongo que Gohan le enseñó a usted buenos modales?- Preguntó Krilin, muy interesado.

Según él, el viejo Son Gohan fue una de las pocas personas que podrían tener un fuerte carácter y de calibre suficiente para convertir a alguien con una naturaleza mala en una buena persona.

— Seguro que lo hizo. Cuando yo era apenas un bebé al parecer era muy violento y travieso. Pero un día me caí sobre mi cabeza y después de eso me convertí en un buen niño...-

— Eso puede explicar la diferencia entre usted y el Kakarotto del universo 13- Tien observó.

— Sin lugar a dudas- dijo Gohan. -Ese asesino loco obviamente mató a todos en la Tierra. ¿Quién sabe qué clase de retorcidas cosas habrá hecho antes de que fuera finalmente encontrado por los otros Saiyajins restantes?-.

Los terrícolas del universo 9 comenzaron a reflexionar, comparando los diferentes escenarios. Cada consecuencia fue el resultado de un evento que, si se altera, podría cambiar por completo todo lo relacionado con su mundo. Un Saiyajin bebé que llega a la Tierra podría o bien hacer un universo de Saiyajins malvados u otro lleno de guerreros de buen corazón. Pero si ese bebé nunca llegó a la Tierra para empezar, entonces los Saiyajins que llegaron eventualmente serían derrotados por los terrícolas, justo como sucedió en su mundo... Todo eso era muy interesante, teniendo en cuenta todos los modos en que las cosas podrían haber cambiado.

— Así que, ¿cómo nos conocimos tú y yo?- preguntó Krilin.

— Los dos estábamos siendo entrenados por el Maestro Roshi.- Dijo Goku, sonriendo al recordar sus muchas aventuras de la infancia junto con Krilin.

— Ah- dijo Krilin simplemente.

Eso tiene mucho sentido, pensó Krilin. Goku fue criado por Son Gohan, quien a su vez era un discípulo del Maestro Roshi. Era lógico que ambos se conocieran mientras entrenaban bajo su tutela.

— ¿Y cómo está?-, Preguntó Krilin de nuevo.

— ¿Quién? ¿Roshi? Bueno, ¡él sin duda sigue siendo el mismo de siempre!-

— Ya veo... así que él siendo un pervertido es la única constante verdadera de un universo a otro. ¡Ja! ¡Ja!-

Krilin estaba ciertamente feliz de saber que su viejo maestro seguía con vida en el universo 18. Y fue una agradable sorpresa que los Saiyajins del universo 18 parecían ser buenos y de confianza. Pero Krilin todavía no estaba seguro si él y este Goku realmente podrían ser amigos... no después de todo lo que sabía acerca de los Saiyajin.

— Ahora yo tengo una pregunta. ¿Entonces Yamcha logró casarse con una chica o algo? Y, sobre otra cosa, eh, ¿cómo está Bulma?-

— Qué sutíl, papá.- Gohan añadió en tono de broma.

— Si, el se casó. Y en cuanto a Bulma, ella está muy bien. De hecho, ella debería venir aquí en cualquier momento. Me pregunto que será lo que los entretiene...-

Cuatro personas aparecieron de repente, viniendo por el pasillo que llevaba al apartamento del espacio 9. Goku y Gohan no tuvieron problemas para reconocerlos, incluso si una de las cuatro personas parecía un poco diferente comparada con el de su universo... su apariencia era familiar, pero no exactamente la misma.

Bulma comenzó a hablar con Videl, mientras que el viejo Kaioshin, que había escapado de la espada Z, se colocó detrás de las dos damas encantadoras donde pudo disfrutar de la vista. Al parecer, él había tratado de coquetear con Videl y fue rechazado. Pero eso no le impidió observarlas disimuladamente.

— ¡Hola, Bulma!- Dijo Goku, agitando la mano.

De repente se dio la vuelta, mirando con sorpresa.

— Sí, parece que nos conocen a todos- explicó Krilin, levantando una ceja.

— O casi- Gohan interrumpió, volviéndose hacia el cuarto personaje. -¿Eres Trunks?-

— Sí- respondió el joven, sorprendido por el tono de la pregunta. Ya que los que pertenecían al otro universo parecían conocerlos a todos los del suyo con excepción de él mismo.

— Así que tú eres el hijo de Bulma y de...-

Gohan dejó intencionalmente su pregunta sin terminar, esperando a que alguien respondiera. Yamcha sonrió, respondiendo al señalarse así mismo con un pulgar a su cara y sonriendo.

— Ese sería yo. Y hablando de eso, me he estado preguntando algo... ¿quién es el padre de éste Trunks del universo 12? ¿Él se asemeja al de tu universo y al del universo 16 también?

— Correcto. Todos son el hijo de Vegeta, -Goku respondió.

El ex bandido del desierto comenzó a enrojecer de ira.

— Ya lo sabía, ése hijo de puta!-

— ¿Yo... con un Saiyajin? ¡Eso es horrible! ¿Qué he hecho para merecer esto? -

— No te preocupes, Bulma,- Gohan consoló rápidamente. -En nuestro mundo, eres muy feliz con él. Fue malo por un tiempo, pero al final se volvió bueno. Ustedes dos tienen una hija también, ella está en nuestro espacio de allá... -

Bulma y Yamcha no dijeron nada, mirando hacia Bra durante unos segundos. Por último, Bulma sonrió.

— Oh, ella se ve bien... ¿pero ella no está participando?- Preguntó Bulma.

— No.-

— La nuestra tampoco. Ella no está interesada en lo absoluto por la lucha, y mucho menos en un torneo. En realidad, ni siquiera vino- la madre de Bra del U9 les informó.

— Pero tú, por el contrario, estás más interesada que tu contraparte de nuestro universo- añadió Gohan.

Bulma se rió, contemplando razones tontas por las qué su contraparte del universo 18 podría haberse quedado en casa.

— En realidad, estoy aquí 'sólo por si acaso'. Ustedes ya deben saber que sin mí, Yamcha no llegaría muy lejos-.

— ¡Ja! ¡Ja! Es cierto. Bulma me mantiene, literalmente. Gracias a ella, estoy en mejores condiciones que los androides del universo 14. ¡Estoy en perfectas condiciones de funcionamiento!-

— Sí, tu luchaste bien,- dijo Goku, volviendo a la conversación. -¡Me impresionaron mucho, en realidad! ¡Tú eres muy diferente del Yamcha que conozco! Y no sólo me refiero al poder-

— Ah, me preguntaba si en su universo yo era menos poderoso... pero bueno, ¡siempre y cuando esté vivo! ...aún estoy vivo ¿cierto?-

— ¡Claro!- Dijo Goku. Aunque Yamcha había muerto varias veces a lo largo de los años, él y los demás habían sido revividos cada vez.

Yamcha sonrió. Fue reconfortante saber que estaba vivo. Puso todo sobre el universo 18 en una luz más positiva; el lugar ahora parecía mucho menos -peligroso-. Y, hablando de gente peligrosa, él tenía que salvar a algunos. Miró hacia el espacio del universo 14, donde los dos androides # 17 y # 18 permanecieron inmóviles. Decidió ir hacia allí de inmediato.

— Bueno, me voy; tengo que ir a ver a esos dos androides del universo 14. ¿Vienes?- le preguntó a su esposa. Su asesoramiento técnico respecto de la tecnología androide podría ser justo lo que necesitaba para convencerlos.

— Sí, voy a ir también- dijo.

Yamcha se fue rápidamente, saltando por encima del muro bajo entre los universos.

— Así que bueno, Tenshinhan, ¡háblame de ti!- Dijo Goku. -¡Tu fuerza fue muy impresionante en tu lucha!-

— Gracias, pero estoy seguro de que sería aburrido...- respondió.

— Ah, claro que no- dijo Goku. Pero los otros dos a su lado se alejaron.

No era que no estuviesen interesados en la historia de Tenshinhan, pero Gohan y Videl querían platicar con otra persona. Videl le asintió a su contraparte cuando se acercaron entre sí. Sintiéndose solo, Krilin decidió ir a hablar con el viejo Kaioshin y Trunks.

Durante unos segundos ni Videl ni Gohan sabían qué decir. Tenían tantas preguntas que no sabían por dónde empezar. Y simplemente no pudieron encontrar una buena base sobre la cual iniciar su conversación.

La guerrera del universo 9 se volteó hacia su contraparte y su marido del universo 18, notando por último a su hija alterna que ella misma no se detuvo a contemplar hasta ahora. Fue un poco difícil para ella imaginar lo que podría haber sucedido y cómo todas estas cosas podrían haber sido completamente diferentes para ella. ¿Cómo ella se podría enamorar de un tipo que, aunque ciertamente era bien parecido, no se veía como del tipo que disfrutara de luchar? Si tan sólo supiera lo increíblemente poderoso que Gohan era podría haber pensado de manera diferente sobre él. Su contraparte se veía de la misma manera, quien claramente ya no era más una luchadora, si es que alguna vez lo fue, basándose en su ropa. Por el contrario, ella se había comprometido a que su vida se centraría sólo en el combate y en las artes marciales. Sin embargo, los del universo 18 parecían preferir una vida tranquila en los suburbios. ¿Qué le sucedió a ella que la llevó a un contraste tan marcado?

— Tu lucha fue grandiosa- Gohan dijo finalmente. -¡No tenía idea de que podrías ser tan fuerte! Me preguntaba, ¿qué tipo de entrenamiento hiciste?-

— He tenido los mejores maestros.-

— Oh, ¡hola! ¿Tienes una hija llamada Pan?- la hija de Gohan interrumpió.

— ¿Pan? Eh, no, tengo un hijo que es más joven que tú-

— Así que... ¿Tengo un hermanito? ¿Has oído eso, mamá?- Dijo con una sonrisa, volviéndose hacia su madre.

— Um, sí.-

Esa información le tomó un poco por sorpresa. Videl todavía se preguntaba cómo y por qué esta versión de ella se había quedado en los combates de artes marciales, en lugar de vivir una vida tranquila con su familia. Además, era muy extraño verse a sí misma vestida de esa manera.

Un hijo... aunque ella nunca habría cambiado a su hija por un niño, la idea de tener un hijo era una que había contemplado muchas veces. Pero bueno, por lo menos ella tenía uno en el universo 9. Gohan también había soñado con tener un hijo, preguntándose cómo nombraría al muchacho... pero prefirió volver al tema de conversación inicial.

— Así que, ¿cuánto tiempo hace que conoces el Kaioken?- Preguntó.

— Más de veinte años... lo aprendí muy temprano para que yo pudiera seguir subiendo mi fuerza.-

— Ella se olvidó de decir que fue principalmente para entrenarme con mayor rapidez ¿verdad querida?- Dijo Trunks, acercándose al grupo.

— Oh, ¿entonces tu también eres muy fuerte? Siendo el hijo de Bulma, eso en realidad no me sorprende-.

— Bueno, en cuanto a la lucha. Estoy un poco fuera de mi juego últimamente. Pero yo era bastante bueno, sí. Sin embargo nunca logre superar el Kaioken diez veces. -

— Kaioken, ¿eh? ¿Tu también lo dominas?-

— Sí.-

— Pero, ¿quién te enseñó cómo usarlo?-

— El Maestro Krilin y el Maestro Tenshinhan.-

— Ah, ya veo. Pero entonces, ¿de quién lo aprendieron ellos? -

— De un Kaio, el que lo creó.- Respondió Trunks.

Era lógico, por supuesto. Significaba que ambos habían muerto en algún momento, en un momento en que la Tierra se vio amenazada...

— Bueno, espero que ganes tu combate- dijo Videl a la hija de su contraparte. -Pan, ten cuidado. Los Saiyajins son crueles; no van a darle una victoria fácil. ¿Conoces el Kaioken?-

— No...- dijo sombríamente.

— Mira, yo soy la hija y nieta de los Saiyajins. Mi abuelo, quien es como el líder de nuestro grupo, no me lo va a enseñar. En cambio, él quiere que yo desbloqueé la transformación del Super Saiyajin.

— ¿Esa cosa del pelo dorado?- Preguntó Trunks.

— Sí- Pan murmuró.

— Bueno, seguro espero que no te suceda lo que le ocurrió a la otra Pan...-

Todo el mundo se quedó inmóvil, en silencio. La observación podría parecer cruel, pero era justificada.

— Bueno, Bojack era inmensamente más fuerte que el rival contra quien luchó- Gohan le dijo a Pan.

Ese pensamiento le daba miedo. -Incluso aún cuando esa otra yo era una Super Saiyajin, ella perdió de todos modos.-

— Definitivamente no fue un combate afortunado- Videl del universo 9 dijo en voz baja.

— Y este Kakarotto, ¿que tan fuerte es él?- Trunks preguntó, interesado en la próxima pelea de su medio-hija de otro universo.

— Bueno, no se sabe muy bien. Dicen que son los 'Super Saiyajins'... es posible que pudiera ser tan fuerte como papá, supongo... aunque Pan se convierta en una Super Saiyajin, Kakarotto debe tener mucha más experiencia de batalla...-

— Oye, papá... ¿puedo ir a hablar con el universo 16?- Pan de repente preguntó: yéndose corriendo antes de que llegara la respuesta.

Gohan apenas se dio cuenta, pero asintió con la cabeza -sí- cuando ella salió corriendo, su aprobación típica paternal dada sin pensar mucho en lo que ella estaba haciendo.

— ¡Nos vemos más tarde, mamá!- Pan le dijo, no a su madre real, sino a la Videl de U9

Videl estaba un poco avergonzada, pero ella sin embargo sonrió y se despidió de Pan. La chica entonces felizmente saltó al espacio perteneciente al universo 16.

— Así que Videl, háblame de tu entrenamiento-, su homóloga del U18 preguntó, muy interesada.

Después de la discusión sobre su hija y su combate contra Kakarotto, Son Gohan se sorprendió de que Videl se viera tan alegre e incluso hablara sobre la lucha. Pero él era perspicaz: en ambos casos, podía adivinar por qué sucedió éso y ella tuvo tal reacción: ella extrañaba la lucha, al menos un poco.

La pareja terminó quedándose y charlando sobre varias cosas con Trunks y Videl durante mucho tiempo, pensando en todas las maneras en que sus historias estaban vinculadas. Cerca de allí, Goku seguía hablando con Tenshinhan, quien, cuando llegó a conocer mejor al Saiyajin, a un paso a la vez, relajó su prudencia y su recelo; ¡Tal vez los dos podrían ser amigos después de todo!

Yamcha luego llegó a la zona de los androides. En el camino, continuó reflexionando sobre las personas que había conocido en el universo 18. Tal vez más tarde les haría algunas preguntas más, como en que lugar vivían o con quien vivían. Pero ahora que había llegado al espacio del universo 14 se centró sólo en los androides. Él le dio una sonrisa a # 17, mientras extendió su mano para saludarlo. Pero el androide ni siquiera lo miró y simplemente respondió sin moverse.

— Tú no podrías derrotarme.-

Yamcha se sorprendió una vez más ante la reacción totalmente hostil que recibió. Estuvo a punto de discutir, pero se contuvo en el último momento: tener una pelea con ellos no iba a ayudar en nada. Realmente era su única buena idea.

Aún así, Yamcha no era estúpido, y él estaba lleno de buenas intenciones. Él quería desempeñar plenamente un papel de maestro de sabiduría, como Son Gohan, que podría traer a alguien por el camino correcto. Sin embargo su antiguo maestro, Gohan, era el experto en estas cuestiones, mientras que Yamcha claramente aún era el joven pupilo ya que no había sido capaz de aprender todo lo que debería en su formación.

Número 17 no sabía cómo era posible que este Yamcha parecía preocuparse por él, o por qué el fastidioso guerrero creía que podía confiar en ellos. Era algo incómodo, ya que él y su hermana no le hacían caso, así como de vez en cuando ambos lo ridiculizaban. Sin embargo éste siguió predicando sus anécdotas, muchas de las cuales no podrían haber sido ciertas, esperando que los androides se convencieran y aceptaran su ayuda. Pero todo fue en vano, ¡y peor cuando los androides se dieron cuenta de que ninguna de sus historias tenían sentido!

Los androides resultaron extremadamente difíciles de convencer... quizás incluso eso era imposible. Durante muchos años, incluso décadas, #17 y #18 habían vivido solos, matando a todos a su paso. Eran asesinos sin una pizca de humanidad. Todo en ellos era completamente diferente de Yamcha, así como sus contrapartes androides de los universos 16 y 18, ninguno de los cuales había asistido al torneo. ¿Acaso los intentos de Yamcha para salvar a #18 estaban condenados al fracaso desde el principio?

Finalmente Yamcha decidió dejarlos ser, por ahora, pensando en volver más tarde. #17 casi no se dio cuenta de que ya se había ido y #18 simplemente continuó sentada, con la mirada perdida en el espacio. Tal vez después de perder en el torneo estarían más dispuestos a escucharle.

Con ese fin, Yamcha planeaba regresar y ver cómo estarían al final de la segunda ronda.

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu