DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 6 dias, 14h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129
[Chapter Cover]
Parte 23, Capítulo 115.

Capítulo 115

Traducido por Alice

Cuando el derrotado Guerrero Namek desapareció en el pasillo oscuro del Universo 3, Yamcha estaba escribiendo apresuradamente en un cuaderno. Intrigado pero también desorientado porque su amigo había tomado una nueva moda, Tenshinhan se volvió hacia él.

— ¿Qué estás haciendo, Yamcha?, Preguntó.

— Estoy escribiendo eso, esto es bueno, respondió el androide, sin dejar de mirar su cuaderno. Tal vez pueda usarlo para convertir esas dos almas perdidas del Universo 14 y ponerlas nuevamente en el camino de la razón y la rectitud.

— Hmm, susurró el viejo Kulilin. Escuchaste al Gran Namekiano hace un momento, esos androides tienen un odio visceral hacia toda la humanidad. No importa lo que les digas, no apagaras las llamas de su odio. Aunque... tengo que admitir que restaurar a la humanidad en su mundo, haría que hacercarse a esa chica rubia fuera mucho menos, cómo debería decirlo... peligroso...

— Viejo amigo, se rió entre dientes Yamcha, con una sonrisa astuta en su rostro. Ella es hermosa, ¿no lo crees?, sin embargo, una vez que logre cambiarlos para bien, es todo tuya.

Mientras tanto, Gast había regresado al área del Universo 7 y había vuelto a apoyarse contra la pared, el mismo lugar exacto en el que se había mantenido durante la mayor parte del torneo. Sacudió la cabeza cuando se acercaba un organizador, rechazando la oferta de curación. Sabía muy bien que traer al Rey Piccolo al lado del bien no sería una tarea sencilla, pero sintió una conexión extraña con Daimao, sin duda una simpatía, y sintió en su corazón que era su responsabilidad al menos intentarlo. Ningún Namek debería ser malvado en ningún universo, realmente lo creía. A medida que sus pensamientos continuaron, recordó su deseo de perder la fusión, volver a ser Nail, ver a su pueblo y al Gran "Super Kami Gurú" una vez más. A pesar de las muchas almas asimiladas en su interior, su mente permanecia dominada por Nail, un guerrero de la justicia, junto con muchos otros Nameks de corazón puro. Sin embargo, sí se sentia dudoso de su propia fuerza a veces. El miedo a ser superado con la arrogancia, ebrio de poder, cometer actos impropios de un noble guerrero... era algo que él evitaba. Como el Rey Piccolo había señalado, él había tomado el nombre de una deidad de Namek después de todo. Cerró los ojos y entró en una meditación silenciosa mientras se aislaba del resto del mundo.

— Nos gustaría agradecer a todos los competidores de la segunda ronda, anunció un Varga a todos. ¡Esta ronda estuvo llena de giros y sorpresas inesperadas! Bien, antes de comenzar la cena, tenemos una sorpresa para todos ustedes. A petición de los Kaiôshins, ahora usaremos las Dragon Balls para resucitar a todos los asesinados hasta ahora en este torneo multiversal.

Una ola de voces y exclamaciones surgieron de la multitud y los participantes. Para muchos de ellos, esta era la primera vez que presenciarían la majestuosa entidad mítica capaz de conceder cualquier deseo. Para otros, no podían esperar para ver a su amigo, pariente o compañero de equipo revivir. En el área del universo 16, Videl temblaba de emoción, su esposo la sostenía tiernamente en sus brazos. Gohan del universo 18 los notó y ofreció una sonrisa amistosa. Los participantes del universo 6 se mezclaron sobre los avistamientos. Por un lado, las chicas magicas recuperarían a su amiga, pero por otro lado también tendrían que tratar con los piratas otra vez. Bujin también era escéptico. Zangya volvía, al igual que Bojack, y el pensamiento no era exactamente tranquilizador.

En cuanto a los Saiyanos del Universo 13, Nappa y Raditz no podían esperar el regreso de su gobernante, el único capaz de mantener todo su universo en su mano. Sin mencionar que no tendrían que sufrir bajo la autoridad temporal de Kakarotto un segundo más. Mientras tanto, el propio Kakarotto frunció el ceño. No solo regresaría Vegeta y lo pondría en su lugar, sino que ahora poseía un poder aún mayor y más devastador, el nivel de Super Saiyan que hasta ahora no había sido superado. Volteó su cabeza hacia su contraparte del Universo 18 mientras Goku se reía junto a sus compañeros. Kakarotto apretó los puños, tenía que encontrar una manera de ascender, y no solo al Super Saiyano de nivel 2, si quería tener alguna pqueña oportunidad. Tal vez podría alcanzar un nuevo nivel durante su lucha contra el otro Vegeta...

Arriba, una nave apareció y descendió de los cielos, aterrizando en el centro de la arena. La escotilla debajo de la nave se abrió y las siete Dragon Balls fueron sacadas y colocadas en círculo, rodeadas de varios guerreros Namekianos. Los tres demonios del frío del universo 8 estaban congelados como estatuas, con los ojos saltones al ver el premio del ganador del torneo. No esperaban que las bolas que habían buscado durante toda la noche anterior fueran tan grandes.

— Como medida de seguridad, continuó el Varga, quedtá estrictamente prohibido que cualquiera se levante de su asiento o abandone las áreas de su respectivo universo. Cualquiera que intente acercarse a las Dragon Balls será inmediatamente descalificado del torneo y enviado de regreso a su propio universo junto con todo su grupo.

— ¡Bien dicho! Exclamó Vegetto desde el área del universo 16, cambiando rapidamente a Super Saiyano y revelando una cuchilla corta de Ki en el extremo de su brazo. ¡Desintegraré a cualquiera que cruce, sin previo aviso! ¡Estoy harto de la gente que quiere bragas!

Muchos se estremecieron ante la amenaza, incluidos sus compañeros, porque era bastante capaz de hacerlo. Goku se rió de la última frase, recordando el primer deseo hecho por las Dragon Balls por nada menos que por Oolong. Vegeta frunció el ceño, obviamente sin entender la referencia.

Freezer le dio un codazo a su hermano en silencio, señalando hacia el centro de la arena con un leve movimiento de su cabeza. Este último sonrió, acordando que era hora de desatar su asalto y apoderarse de las Dragon balls. Pero sus impulsos fueron cortados por la voz de Gast desde el área de al lado.

— Ni siquiera lo piensen. No darán más de unos pocos pasos antes de que los envíen de vuelta a su universo o que el Saiyano del universo 16 los destruya por completo. La mitad del estadio los esta vigilando de todos modos, así mejor quedense quietos, ¿entendieron?

Los emperadores galácticos bajaron los hombros, sabiendo que habían sido descubiertos. En el área del Universo 1, el Kaioshin del Este también estaba nervioso.

— ¿Todo bien con el prisionero? No ha tratado de liberarse, ¿verdad?

— No hay problemas aquí, respondió el Gran Kaioshin. Él no intentará nada, ¿sabes? Cuando lo piensas bien, sus propias habilidades superan lo que el mismo dragón puede hacer, en su mayor parte de todos modos. ¿Qué podría desear que ya no tenga? Él no necesita las Dragon Balls.

— ¿Son sus poderes verdaderamente superiores a los del dragón sagrado?, Se preguntó el Kaioshin del Sur en voz alta. ¿Y cómo sabia esas cosas? Estaba a punto de hablar, pero se detuvo, preguntándose cómo el Gran Kaioshin incluso podría conocer el alcance de las habilidades de Buu. Su escepticismo siempre había demostrado ser saludable, pero no dijo nada más, volviendo su atención a las otras áreas para observar algún tipo de juego sucio. Los Demonios del frío estaban inmoviles, y cualquier intento que hubieran considerado se frustró antes de que comenzara. Babidi y Majin Buu también parecían silenciosos. En su caso, era poco probable que Babidi estuviera interesado en algo que restaurara a los muertos de todos modos. Los androides del universo 14 y 17 también estaban inmóviles. Todos los que habían considerado como posibles amenazas parecían haber entendido y atendido la advertencia, especialmente con Vegetto allí como un guardia adicional.

Sin embargo, tanto el Gran Kaioshin como Buu, aún encerrado en la forma de una pelota, detectaron un movimiento furtivo. En el pasillo oscuro del Universo 5 estaba la silueta del viejo mago que había vencido a Vegetto, también viendo la escena desplegarse. Estrechando sus sentidos al máximo, Buu apenas logró captar algunas de las palabras pronunciadas por XXI.

— Lástima... tendré mis deseos cuando gane el torneo... no hay prisa...

Perplejo, el djinn no informó sus hallazgos a nadie, sin importarle alertar a los Kaiôshins. El mago desapareció rápidamente en la oscuridad de su pasillo. Arriba en la cabina de control, uno de los Vargas informó a los de abajo.

— Hemos eliminado el ring. Estás todo despejado.

De hecho, hubiera sido ridículo que el Dragón eterno fuera golpeado en la cabeza por el ring flotante del estadio inmediatamente después de ser convocado.

Extendiendo sus brazos, el anciano pronunció el conjuro de Namek, la infame contraseña. Inmediatamente, las Dragon Balls comenzaron a parpadear, brillando con una luz brillante, luego una larga sombra luminosa brotó de los orbes. Se extendía por encima de la arena, formando la silueta de una criatura gigantesca, los contornos de su grandiosidad imponente asombraron los ojos de los espectadores; era mucho más imponente de lo que había sido Hildegan. Los prominentes y voluminosos brazos verdes del dragón impresionaron a todos los presentes, incluidos muchos de los participantes que nunca antes lo habían visto, las chicas del sexto universo y los Heliotas en particular. Otros, como Cell y Vegeta, mientras tanto, estaban tan acostumbrados a tales ocasiones que no tuvieron ninguna reacción en absoluto. El Dragón, que ahora dominaba todo el campo de visión, habló con voz profunda y grave.

— ¡USTEDES QUE HAN REUNIDO LAS SIETE DRAGON BALLS, LES CONSEDERÉ TRES DESEOS! HABLEN AHORA, ¡ESTOY ESCUCHANDO!

Continuando hablando en el idioma Namkeiano, el anciano pidio su primer deseo. "

— Porunga, poderoso y sabio Dragón, ¿podrías por favor resucitar a todos los que han perdido la vida debido a nuestro torneo?, Pronunció.

— ¡ESO ES MUY FÁCIL... HECHO! Respondió el dragón, sus ojos repentinamente brillando con un fuerte color rojo.

— Esperen, se preguntó Trunks en voz alta, ¿su dragón realmente puede resucitar a tantas personas con un solo deseo? Pero pensé...

Piccolo respondió con calma.

— Está claro que ya habian previsto el peligro de organizar un torneo como este. Era un hecho que eventualmente alguien moriría, considerando los poderes monumentales reunidos aquí. Solo piensa, si no hubiéramos tenido a Vegetto, Broly probablemente nos habría masacrado a todos.

— Hablando de Broly, dijo Goku, con este deseo, ¿lo traerán de vuelta también? Ese ataque final lo mató, ¿no es así, por lo que resucitará, ¿verdad?

— Revivido o no, fue devuelto a su propio universo. No hay forma de que pueda regresar, le recordó Gohan.

— Correcto. Menos mal, Goku se rió entre dientes.

A tres áreas de distancia, Buu, el chicle líquido, refunfuñó para sí mismo que había perdido su oportunidad con Broly, para absorber al mutante Saiyano. Nadie además de Universo 16 estaba al tanto de lo que había sucedido en los confines del espacio el día anterior.

A medida que la magia del dragón recorría el estadio, la vida calentaba los cuerpos de los difuntos. Las víctimas comenzaron a despertar.

Muchos de los universos sintieron una ola de emoción, particularmente los del Universo 16 a la vista de Pan, resucitada de entre los muertos. Su madre la agarró en sus brazos, ambos sollozando, mientras el padre de la niña sostenía a las dos, secándose las lágrimas de sus propios ojos. Sus compañeros también sonrieron aliviados; Vegetto incluso se dio cuenta de que Bra tenía que apartar la mirada y se secaba los ojos para mantener su dura fachada exterior. Un poco más lejos, Tidar, que había sido asesinado durante su pelea con Uub al comienzo del torneo, se miró las manos con incredulidad. Sus camaradas, con los rostros radiantes, lo rodearon y le pusieron las manos en los hombros como señal de amistad, y lo pusieron al corriente de todo lo sucedido hasta el momento en el torneo, específicamente de la promesa de los Universes 16 y 18.

La mayoría de ellos parecían llenos de alegría, con una amplia sonrisa, pero los del Universo 6 estaban algo mezclados. Las chicas se regocijaban con su viejo amigo, pero Bujin no podría haber parecido más molesto al ver a Bojack y Zangya otra vez.

— ¿Estamos vivos? ¿Cómo... qué pasó?

Dos miembros del ejército de los demonios del frío se sentaron, ya que sus dos cuerpos se habían mantenido en la Nave Imperial. Cada uno de ellos sirvia a un príncipe diferente, pero no obstante se alegraron de verse el uno al otro.

— ¿Tú también moriste? Preguntó Sauza.

— Uh... bueno, tartamudeaba el guerrero más veloz del universo. Él no sabía muy bien cómo explicar que no había sido asesinado exactamente en combate.

Todos los demás que habían sido daños colaterales de la lucha habían comenzado a despertarse o reaparecer. Arriba en la torre de control de los Vargas, el pequeño pájaro que había sido la primera víctima de Broly reapareció repentinamente en un sillón, sorprendido.

— ¡Estoy vivo! ¡Increíble! ¡Estoy tan feliz de estar vivo!

Un colega suyo se volvió hacia él.

— Oh, oye, Pete. ¿Qué está pasando? El colega hizo una pausa, mirando a lo lejos. Umm, voy a necesitar que continúes y empieces tu turno ahora, estoy arto de cubrirte... esta claro ... ¿mmk?

La revivido Varga se derrumbó en el suelo, irritado. ¡Esto fue increíble! En otra parte de las gradas, los espectadores que habían caído presos de la espada de energía de Eleim se despertaron, frustrados de inmediato por haberse perdido tantas buenas peleas, y algunos incluso pidiendo un reembolso.

Abajo, Gohan del universo 16 se dirigió hacía los Kaiôshins e inclinó la cabeza en señal de agradecimiento. Le devolvieron su gesto con una sonrisa y asintieron. El anciano de Namek, mientras tanto, despidió al dragón, insistiendo en que no requerían un segundo deseo. Con eso, las Dragon Balls se levantaron en el aire lentamente.

— ¡Vaya, se lo van a pasar en grande tratando de reunirlas todas de nuevo, dispersos en los rincones más alejados del espacio! Me pregunto quién hará esa gran travesia para encontrarlas todas . Trunks del universo 16 se rió entre dientes.

— No sería nungun problema para mí, dijo Vegetto, adoptando una actitud heroica que recordaba a Mister Satan. Un simple par de sgundos con el radar y hubiera terminado.

El ego de Vegetto, sin embargo, duro muy poco. Las siete esferas se estrellaron sin reparar en la arena del estadio, ahora eran meras piedras inertes ordinarias. El anciano extendió su mano y los hizo rodar sobre la plataforma de la nave.

— ¿Cuánto tiempo pasará hasta que las Dragon Balls vuelvan a estar activas?, Preguntó el Varga.

— Aproximadamente cuarenta días, respondió el Namek con una sonrisa. Pero no importa. La próxima vez simplemente usaremos un conjunto de un universo diferente.

— Muy bien, respondió el Varga, subiendo a la plataforma. Volvió a subir a la nave, las Dragon Balls desaparecieron una vez más, para gran consternación de Freeza, Coola y Cold, quienes seguían siendo vigilados de cerca por Gast.

En el área del universo 16, Trunks todavía estaba confundido.

— No lo entiendo. ¿Por qué las Dragon Balls no se fueron lejos?

— La dispersión fue un invento de Kami, no es una característica de las Dragon Balls Namekianas originales, explicó Piccolo. Tenía la intención de que la búsqueda, diera esperanza a los corazones de los humanos. Originalmente, cuando el Dragón fue creado, las esferas regresaban a su creador para la siguiente reactivación.

Gohan recordó cómo las Dragon Balls habían seguido a Guru, el Gran anciano Namek, todo el camino de vuelta al planeta Tierra después de que todos habían sido teletransportados allí.

— Tch, gruñó Vegeta. Debería habernos ahorrado todos los problemas ese tal Kami-sama. ¿Esperanza para los corazones de los hombres? Pff. Para todos los problemas causados por esas esferas en los últimos años, no fur un ser humano, fue Goku quien se acercó para resolver la mayoría de ellos. ¿Qué tan dificil hubiera sido cancelar la dispersión automática de las esferas después de todo este tiempo?

Piccolo no respondió, no quería discutir con alguien incapaz de ver el sincero deseo de Kami-sama de ayudar a la humanidad y guiarlos en el camino correcto. Gast no se equivocó al hablar de la forma en que lo hizo de Kami, el lado bueno dentro de Piccolo Daimao. Él realmente quería que los humanos crecieran como una especie con esperanza y coraje.

Un anuncio del Varga los interrumpió a todos, sonando a través de la arena.

— Ahora que las resurrecciones han concluido, estoy seguro de que todos tienen hambre. ¡Volveremos a instalar las mesas en cada área mientras nuestros servidores hacen una presentación para presentar la cena!

— ¡De acuerdo!, Exclamó Pan del universo 16. ¡Tengo tanta hambre que podría comerse un lobo entero!

— ¿Fue difícil estar muerta, cariño?, Preguntó Videl, todavía preocupada por su hija.

— Nah, realmente no recuerdo nada, respondió Pan, reflexionando.

Debido al universo presente que no tenía formas de vida, no había vida después de la muerte. En lugar de transportar sus almas al Otro Mundo para ser juzgadas por el Rey Enma, los que perecieron en el torneo vagaron por el vacío sin rumbo como almas en pena...

Gohan sonrió, de pie detrás de las dos mientras escuchaba. Su hija era realmente una niña valiente, tanto como su homóloga del universo 18. Girando en su dirección, notó a su padre apoyado en la pared del balcón, hablando con Cell. Intrigado, fue a unirse a ellos, curioso de por qué Vegetto parecía estar entretenido. Luego, vio a un segundo Cell Junior retozando alegremente con el primero alrededor de Cell y su pregunta fue respondida.

— Oye, Cell... ¿te importaría explicarme por qué tienes dos hijos contigo ahora? Si no recuerdo mal, solo llegaste con uno, ¿verdad? Bromeó el Saiyano fusionado.

— ¡No! Respondió el ser perfecto, dándole la espalda al Saiyano fusionano para ocultar su furia. Cell había pensado que el apartamento lo había ocultado todo, pero era evidente que no. Si bien Raichi no había detectado la muerte de su primer Júnior, Porunga no era tan fácil de engañar, resucitando a ambos Cell Junior sin dificultad.

Gohan se rió junto a su padre, al igual que Vegeta, quien se burló de la escena.

Mientras los organizadores seguían instalando las mesas y preparando las comidas, el líder de los piratas del universo 6 llamó la atención de su asistente organizador.

— Oye tú, ave. ¡Exigimos irnos de inmediato!

— ¿Quieren regresar ahora? ¿No quieren quedarse a ver el resto del torneo?

— No, no me importa.

— Aprovecharemos esta oportunidad para regresar también, dijo una de las chicas espectadoras. Nos estamos poniendo un poco nostálgicas.

— Ah, muy bien. Síguanme, dijo el Varga, frustrado. Con todos ellos desaparecidos, no tendría a nadie a quien vigilar, por lo tanto, quedaría sin trabajo. Sin embargo, tal vez sus superiores lo asignarían a otro puesto.

Bojack, su pandilla y el grupo de chicas salieron del estadio, abordando la nave interdimensional, con Bujin muy detrás. Conocía a Bojack lo suficientemente bien como para saber que, en el momento en que regresaran, probablemente los mataría a todos al instante, probablemente para desahogarse por la humillación que Cell le había infligido. Lanzar un ataque en el torneo no le hubiera servido de nada, ya que había mucha gente más fuerte alrededor que podría haber acabado con cualquier diatriba suya. De hecho, el padre de la niña cuyo cuello había roto lo habría aplastado sin pensarlo dos veces. Pero en su propio universo no habían reglas... ¿quién sabe qué podría pasarles en el viaje de regreso?... eso se descubrirá después...

La cena de todos fue relativamente tranquila. Los Heliotas se unieron a los paricipantes de los universos 16 y 18 para la cena, sin embargo, junto a ellos también se encontraban Trunks y el Androide número16 del universo 12. Curiosamente, los humanos del universo 9 también se abrieron camino hacia el gran grupo, intrigados por la amabilidad de Goku: demostró ser un personaje tan amistoso que no podían entender lo que había estado tan mal con su contraparte en su propia línea de tiempo.

Cell, mientras tanto, se sumergió en la meditación profunda mientras sus jóvenes hijos recorrían el estadio estirándose y persiguiéndose el uno al otro. Tapion y Raichi se sentaron pacíficamente en su mesa, pero el anciano no comió ni un bocado. Por el contrario, mantuvo la mirada fija en Baddack, quien desgarró una bandeja de carne tras otra. En cuanto a Piccolo Daimao, permaneció en su habitación privada.

En el área del comedor del universo 8, Reecom finalmente recuperó su confianza después de perder contra Nail en la primera ronda, reunirse con sus camaradas bajo el tirano ojo de Freezer, y la sonrisa de Nappa desde unos pocos pasos de distancia.

En el área del universo 1, llegó el Varga a cargo de las estadísticas y dio su informe de la segunda ronda a los Kaiôshins.

— He preparado mi análisis, tal como lo hice ayer. Los universos 1, 2, 3, 12 y 19 han sido eliminados con una derrota cada uno. El Universo 9 también ha sido eliminado, habiendo sido derrotado dos veces. Esto eleva el número total de universos eliminados a 6, y todavía quedan 13. Sin embargo, solo tres de los que quedan tienen más de un participante por disputar: el 3°, 8° y 18°. ¡El universo 18 ha tenido solo una derrota!

Los Vargas se detuvieron, escuchando el murmullo de los Kaiôshins entre ellos, y luego continuaron.

— El Universo 8 también ha logrado una alta tasa de victoria, siendo invicto en la segunda ronda. En cuanto a los asesinados en la ronda 32, solo esta Bojack del Universo 6 y Vegeta del Universo 13. Esta vez, siete de los trece luchadores nativos del planeta Tierra continuaron con éxito. Esto se debe en parte a tres de los combates de esta ronda que tienen ambos concursantes del planeta Tierra. De la nota para la próxima ronda, Kakarotto del 13 se enfrentará a su segundo oponente del Universo 18. Freezer del 8 se enfrentará a otro Saiyano, al igual que su padre King Cold. En cuanto a los Universos 2 y 6, ambos abandonaron el torneo y regresaron a casa. Eso es todo lo que tengo para ustedes, mis señores.

Con eso, los Kaioshin se despidieron del Varga, discutiendo el día que ya había transcurrido entre ellos y el día siguiente que les esperaba.

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu