DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris & Arctika

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez, Logan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 5 dias, 22h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133134135
Parte 28 :136137138139140
Parte 29 :141142143144145
Parte 30 :146147148149150
[Chapter Cover]
Parte 10, Capítulo 48.

PARTE 10: LOS ÚLTIMOS RECURSOS DE VEGETTO

Capítulo 48

Traducido por A Real Fucking Vampire (Frartan117); corregido por Kugan


Un namekiano de altura imponente entraba en el centro de mando de los vargas. Éste informó al jefe que fue a su encuentro:

—Hemos terminado de curar las heridas de todos.

—Esas son excelentes noticias. Al menos, ya terminamos con eso.

—El público también se está quejando de algo —prosiguió el namekiano—. Muchos han sufrido a causa de la luz emitida del ataque del participante del Universo 16… El contraste con la luz ambiental ahora es demasiado grande. A ellos les gustaría una luminosidad más diurna.

—Veremos qué se puede hacer —dijo el varga antes de dirigirse a uno de sus técnicos—. Hey, ¿podrías aumentar la luz artificial? —preguntó el varga tranquilamente—. Ya sabes, el tipo de luz que recuerda al medio día. Creo que podríamos hacerlo fácilmente, ya lo vi una vez en…

No acabó la frase antes de ver la cara de desesperación del técnico.

—¿Incrementar la luminosidad? ¿Para que pasemos unas cuantas horas más configurándolo? ¿Acaso te crees que es fácil? Lo siento, pero no puedes pedirme que haga algo como eso. Ese es un trabajo de galvans… ¡Tú pides demasiado!

—Ah… mira, escúchame… no tenemos prisa, tómatelo con calma. ¿No podrías ver si es posible?

—Bien, ¡por supuesto que puedo! —contestó mientras se golpeaba el pecho—. Después de todo, no tengo nada más que hacer, ¿verdad? Este escudo no puede ser simplemente recalibrado y reiniciado, no, tengo que restablecer todos sus procesos individuales uno por uno. La explosión los ha dejado hechos un desastre. Y luego está el tema de la luz, que después de todo es «sólo» un programucho para producir todo tipo posible de iluminación, un script que lo controla en tiempo real para que no haya interferencia y un regulador para que funcione para cada tipo de ojo en el estadio. ¿Acaso sabías que entre nuestros participantes hay gente que sólo es capaz de percibir por sus ojos las radiaciones gamma y ultravioleta? Pero no es nada, por supuesto. Me pondré con todo ello ahora mismo, puff. Como siempre, ustedes no sirven para nada… Malditos…

—Está bien… entonces… uh… te dejaré trabajando, ¿de acuerdo?

Y así, el varga se alejó, dejando atrás al gruñón. Realmente detestaba a esos técnicos. Esperaba que el tiparraco ese pudiera ser remplazado fácilmente en los dos o tres combates siguientes.

Cuando el técnico varga se encontró solo, murmuró algo inaudible para sus adentros mientras miraba de izquierda a derecha. Abrió una pequeña ventana en la pantalla y seleccionó la opción de luminosidad. Escogió «luminosidad diurna» en lugar de «luminosidad nocturna» y validó su opción. Luego, estiró perezosamente sus brazos y piernas… y se tomó un descanso.

Mientras tanto en el torneo, la Bra del Universo 16 finalmente localizó la posición de su padre. Le había costado bastante encontrarlo, ya que Vegetto había estado cambiando constantemente de posición y ahora estaba muy lejos.

Para ella, no había tiempo que perder. Sin decir una palabra, con una mirada que hablaba por sí misma y con los dientes apretados, se teletransportó. Gohan tuvo el tiempo suficiente de poner su mano sobre el hombro de la chica. Piccolo, sin embargo, no lo consiguió a tiempo. ¡Eso era algo malo, ya que Piccolo aún tenía las senzus para Vegetto!

Él debía estar extenuado, y ahora estaba en el espacio desde hacía unos minutos, sin tener la posibilidad de respirar…, y así, no duraría mucho. Piccolo añoraba el periodo de tiempo en el cual él era el más fuerte, o al menos, casi. En cualquier caso, los momentos en los que aún resultaba de utilidad; momentos que pasaron hace muchos años... La última vez fue cuando Cell, después de su pelea contra A-17, en la cual ellos estaban totalmente equiparados el uno con el otro, le derrotó; tras eso había entrenado en la sala del espíritu y el tiempo, al igual que los saiyanos. Él ciertamente se había vuelto más fuerte en ese tiempo, incluso se acercó al poder del monstruo tras absorber al primer androide, pero aun así no era nada comparado con su forma perfecta, y peor aún, comparado con Gohan en Super Saiyano 2 o con Cell «súper perfecto». Ni siquiera contra los Cell Jrs. fue lo suficientemente fuerte. Años más tarde, había continuado mejorando, pero contra Bu fue igual de inútil, e incluso si hubiera tenido que luchar contra Dabura no sabía si habría sido capaz de derrotarlo. Aun si lucharan en ese preciso momento no estaba seguro del resultado.

Momentos después de la desaparición de Son Gohan y Son Bra, una secuencia compleja inició y creó un ligero brillo que cubrió el cielo estrellado en el espacio. Era como si el sol se elevara en el escenario en unos minutos.

Ningún anuncio fue hecho a los espectadores, los cuales, la mayor parte de ellos, estaban encantados de ver su petición concedida. Otros estaban sorprendidos:

—¡Mirad… la luz artificial ha aumentado! —dijo Raditz, contemplando el maravilloso cielo ante él mientras sus ojos se adaptaban rápidamente.

—Genial… Ahora vámonos —dijo Nappa, mientras ya estaba dando la espalda al grupo.

—¿De qué cojones estás hablando? —le preguntó el Emperador Vegeta, descruzando sus brazos, como si el comentario de Nappa hubiera sido un insulto hacia él.

—Nada nos retiene aquí. ¡Incluso tú serías aplastado por monstruos como ese, Vegeta! Por lo tanto, ¡¿te puedes imaginar lo que nos pasaría a nosotros?! —prosiguió, ahora refiriéndose a Raditz y a sí mismo.

—Nosotros continuaremos. Lucharemos. Si tienes algún problema con eso, piérdete. No necesitamos un cobarde débil en nuestro grupo.

Nappa se quedó inmóvil, sin poder fijar sus ojos en Vegeta... Pensó por un momento que tendría que dejar el grupo y estar solo en un universo que habían dominado gracias a Vegeta. Él solo nunca podría sobrevivir, así que no se movió y se quedó allí junto a Raditz.

En el mejor de los casos, Vegetto sería eliminado y no tendrían que enfrentarlo.

«”¡Si alguien pudiera atacarlo fuera del ring para descalificarlo!... ¡Eso sería lo mejor!”, pensó Nappa. No tenía ni idea de que (en parte) su deseo se había hecho realidad ese momento, a millones de millas de distancia…»

Vegetto aún resistía, Bu era incapaz de ganarle terreno. No obstante, Bu parecía ser capaz de hacer infinitas copias de el mismo, proceso que repetía una y otra vez. A pesar de la gran velocidad con la que Vegetto eliminaba mini cabeza tras mini cabeza de su oponente, seguían apareciendo más a su alrededor, hasta que pronto estuvo totalmente rodeado.

Como un Super Saiyano de nivel 2 podría hacerle frente con más eficacia a su enemigo, pero carecía de la energía necesaria para transformarse y el lanzamiento de tantas ondas de ki lo habían agotado aún más. A veces tenía que concentrar energía en el pie o en el puño para deshacerse de una cabeza que se había acercado demasiado. Esto le hacía perder aún más tiempo, por lo que pronto se vería obligado a…

Por supuesto Bu estaba disfrutando de la lucha con Vegetto para evitar que absorbiera a Broly. Decenas de sus cabezas no estaban dirigidas hacia Vegetto, sino hacia el saiyano Broly, mientras sonreían en gesto de victoria.

Vegetto se había percatado de ello, pero no era capaz de alcanzarlas en ese momento. Estaban demasiado lejos y había demasiadas cabezas alrededor suyo. Por su parte, entre ellas estaba el Bu original. Afortunadamente Vegetto sintió como la ayuda llegaba.

Las cabezas de Bu que pretendían absorber a Broly habían sido detenidas, como si hubieran sido empujadas por una pared invisible, una fuerza que había aparecido entre ellos y su objetivo. Gohan y Bra rapidamente analizaron la situación, ¡la cual parecía crítica!

Todavía con los dedos en su frente, Bra se transformó en Super Saiyana, y dejó salir una sonrisa cuando vio a su padre en la distancia.

—Nuestro padre está pidiéndonos ayuda, no es típico de él.

Gohan mantuvo una expresión sombría mientras seguía concentrado. Había pasado bastante tiempo desde que había peleado en serio. La última vez había sido hace unos años contra Bra. Pero si alguien a quien apreciaba corría peligro, Gohan era capaz de entrar en acción rápidamente para salvarlo. Y su fuerza no había disminuido ni un ápice desde que enfrentó a Majin Bu, décadas atrás. ¿Podría equipararse a este Bu? Enfrentó a Bu cuando absorbió a Gotenks y a Piccolo, y perdió brutalmente mientras daba su máximo esfuerzo. Desde entonces no había mejorado nada, ¡y ese Bu se había vuelto extremadamente poderoso!

—Bien, bien… ¡así que ha llegado la caballería!

Bu sonrió. La incorporación de dos luchadores más a la pelea no bastaría para poder hacerle frente a su poder. Tenía claro que seguía teniendo la ventaja de la pelea, así que aprovecharía para divertirse. Evidentemente, él no los mataría, ya que no sería divertido. Pero, al menos, sí que evitaría ser tan suave como para no herirlos. Pretendía mostrarles la gran diferencia entre sus poderes y hacerles entender la futilidad de tratar de enfrentarlo.

Son Gohan y Son Bra comenzaron a destruir de forma rápida y eficiente docenas de las desagradables cabezas que estaban a su alrededor. Estaban muy bien sincronizados, pero Bu no les permitiría continuar. Desde su posición alargó sus brazos hacia ambos a una velocidad vertiginosa. Ambos luchadores lo vieron venir y encendieron sus auras, una dorada en el caso de Bra y otra blanca en el de Gohan, y evitaron el golpe volando hacia Bu. Bu redujo sus brazos hasta su tamaño normal pero ya era demasiado tarde.

Bra golpeó violentamente su puño izquierdo contra la mejilla derecha de Bu; el golpe le arrancó la cabeza de cuajo. Gohan llegó medio segundo después y golpeo el estómago de Bu con su pie. Una vez más, el cuerpo de Bu fue cortado en dos y parecía temblar como la multitud de cabezas a su alrededor. ¿Hizo eso a propósito? ¿Para hacerles creer que tenían una oportunidad de ganar, quizás? ¿O es que en verdad los ataques hicieron mella en él de una forma u otra?

Bra y Gohan sabían que ese Bu era bastante peligroso para ellos de todos modos. Después de sus primeros disparos, volaron de forma simétrica hacia Broly y utilizaron su ki para hacer lo que Vegetto había estado intentando hacer desde hacía tiempo:

destruir todas las malintencionadas cabezas que intentaban absorber al saiyano legendario.

—Buen trabajo chicos. Nosotros deberíamos ser capaces de mantenerlo a raya el tiempo suficiente para que Broly sea devuelto a su universo.

El apoyo de Gohan y Bra había sido esencial para Vegetto; él no habría tenido éxito sin ellos, de cualquier otra manera habría perdido una gran cantidad de su energía, la cual le era esencial para frenar a Bu durante el tiempo suficiente. Definitivamente la situación había mejorado, pero Bu parecía aún muy lejos de haberse quedado sin energía… Seguía creando cabezas una y otra vez. Y el Bu «real», que había regenerado su cabeza y piernas de nuevo, se unió a la batalla también. Tanto Gohan como Bra volaban cerca de su padre. ¡Pero para Bra esta era una oportunidad perfecta para brillar!

«”¡No me importa Broly en absoluto, pero Bu es mío!”, pensó ella, golpeando a su oponente mientras deseaba desollarlo como si tuviera garras.»

Ella quería centrarse únicamente en Bu; Vegetto y Gohan lo sabían. Su hermano era reacio a unirse a Bra, él era más fuerte que ella en Super Saiyano 1… pero aun así ambos estaban lejos del nivel de Bu. A Vegetto no podía importarle menos: si ella conseguía retener a Bu se la podría arreglar mucho mejor junto con Gohan para vaporizar las otras cabezas.

Vegetto deseaba que aquello acabase pronto, dado había empezado a quedarse sin oxígeno.

En el estadio, algunas personas empezaron a mostrarse intranquilas, especialmente aquellas que ocupaban el espacio reservado al Universo 16.

—Me preocupa que Vegetto, Gohan y Bra no hayan regresado todavía —dijo Goten a Piccolo.

—Lo peor de todo es que es imposible sentir sus energías con tantos guerreros cerca —añadió el namekiano.

—Somos realmente unos debiluchos —añadió a su vez Trunks, cruzando los brazos y mirando hacia abajo, buscando en su mente una solución.

—¡Si hubiéramos aprendido a teletransportarnos, esto no habría ocurrido! —exclamó Goten, poniéndose muy enojado.

—Si nos hubiéramos fusionado y transformado en un Super Saiyano de nivel 3 hubiéramos podido ser más útiles. ¿Por qué se fue tan rápido mi hermana? Siempre hace lo que le viene en gana.

—En cualquier caso, si se convirtieran en Gotenks y pasaran al Super Saiyano de nivel 3, y si conocieran la posición de Vegetto, seguirían siendo incapaces de llegar hasta allí sin la teletransportación —agregó Piccolo desmoralizando completamente a los dos semi-saiyanos.

Mientras seguían discutiendo y esperaban ansiosamente la vuelta de sus familiares, los vargas hicieron un nuevo anuncio:

—¡Próxima pelea! ¡A-18 del Universo 14 contra Yamcha del Universo 9!

A la luz del anuncio, hecho con una sola voz, todos los espectadores en la arena mostraron que estaban increíblemente complacidos de que el torneo finalmente había reanudado. Estaban especialmente emocionados por el Universo 14, el cual solo tenía dos guerreros, y el primero de ellos no había combatido contra I'K'L —quien no había nacido todavía—. Todo el mundo estaba listo para ver lo que tenía que ofrecer dicho universo. En el Universo 9, el viejo Krilin los había impresionado en su lucha contra un oponente mucho más joven. En aquel torneo, si uno era viejo o joven no importaba ni estaba relacionado con el desenlace del combate. Además, el rango de edades en el torneo era impresionante. ¡El participante más joven ni siquiera había nacido todavía! ¡El más viejo acumulaba bajo sus espaldas unos miles de años, quizás incluso más!

—Yamcha, ¿eh? —dijo A-17 justo al lado de su hermana—. Esto será rápido.

—Sí. Vuelvo enseguida —agregó el otro ciborg mientras volaba al ring.

Cell la vio pasar y rápidamente recordó el día en el que la había absorbido, todo gracias a la arrogancia de Vegeta y a Krilin, quien tuvo la oportunidad de desactivarla a través de un mando a distancia, pero que en lugar de usarlo lo destruyó. Ese día, el destino de la Tierra había quedado sellado. Ahora, él había sido dañado hasta el punto en que era incapaz de absorber a los dos ciborgs de nuevo. Necesitaba más poder en ese mismo momento… El Dr. Gero podría haber pronosticado todo eso después de todo.

En el espacio del Universo 9, Yamcha caminó hacia el pequeño muro de la frontera.

—¿Oh, así que no abandonarás?

Yamcha se volvió, sonriente. Su oponente era A-18, una mujer. Un oponente maravilloso para él. ¿Por qué iría a abandonar?

—Habla por ti mismo anciano —le gritó a su enano amigo— ¡Pero yo jugaré hasta el final

Tras eso, voló en silencio hacia el ring para su pelea. Giró una última vez, mientras continuaba su ascenso:

—¿Y qué me dices de ti?

Krilin reflexionó sobre la pregunta. Seguía siendo pertinente en su mente. Después de la última pelea que vieron, todos tenían dudas. Krilin no estaba seguro de si debían continuar; de si él mismo debía continuar… Todo dependería del resultado de aquella pelea.

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu