DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 22h., 40m.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677
[Chapter Cover]
Parte 15, Capítulo 75.

PARTE QUINCE: EL FIN DEL PRIMER DÍA

Capítulo 75

Traducido por NappaSSJS / Encodeo por Alice


Freezer y su escuadrón de soldados acababan de encontrar la tercera villa Namek, pero extrañamente, estaba vacía. Pero eso, a ellos poco les importaba y de inmediato se dirigieron hacia otra aldea. Sin embargo, en el trayecto, Zarbon notó que los Namekianos que había estado detectando en su scouter comenzaron a desaparecer uno por uno. Sin embargo, decidió no decirle nada al respecto a su señor, quien, desde su transformación, se había vuelto aún más aterrador.

Cuando llegaron al cuarto pueblo, también desierto, Freezer comenzó a impacientarse. Un pequeño extraterrestre en su escuadrón fue a escanear toda el área, enfocado a detectar incluso la fuerza más pequeña, pero hasta ahora no había encontrado nada.

— Extraño-, dijo el alienígena. -Por fin he encontrado algo, pero es sólo una lectura. Anteriormente había más de una docena de señales diferentes-.

— Sigue buscando-, ordenó a Freezer.

Después de unos segundos, donde el pequeño alienígena siguió buscando en todas direcciones, se volvió hacia su amo.

— No puedo detectar nada. Cada uno de los pueblos que vimos antes ha desaparecido por completo de alguna manera. ¡Ellos ya ni siquiera aparecen en el escáner! -

— ¡Ay!-, Dijo otro soldado. -¿Entonces ellos son capaces de ocultarse de alguna manera de nuestros detectores? ¿O tal vez simplemente huyeron a otro lugar?-

— Maldita sea, probablemente tengan poderes telepáticos y se advirtieron uno al otro.-

Pero el rostro de Freezer empezó a deformarse con ira. -¡He tenido suficiente! ¡Aplastaré este planeta! -, Dijo el tirano, cuya poca paciencia restante acababa de terminarse.

De repente, desde arriba, una voz extrañamente familiar interrumpió su discusión.

— Destruir, matar, aplastar... destrucción es todo lo que sabes.-

La voz segura habló con un tono tranquilo pero amenazante.

— Pero mientras aún quede alguien de mi gente con vida, ¡Namek no será destruido!-

Girando y mirando en todas direcciones, los invasores alienígenas descubrieron al mismo guerrero Namekiano de antes, sentado en la cima de un montículo de tierra.

— La tuya, por el contrario, termina aquí-, concluyó.

— ¡Tú otra vez!, ¡Eres una verdadera molestia!- Dijo Freezer, reflexionando sobre este repentino giro de los acontecimientos. -Extraño... Pensé que lo había matado y sin embargo aparece en perfectas condiciones.-

— Er... ¿se volvió más alto?-, Preguntó uno de los soldados más bajos.

— Las bolas que estas buscando no valen nada ahora- El Super Namekiano dijo tranquilamente, todavía sentado.

— ¡Deja de decir insolencias y entrégame las Bolas de Dragón! ¡Ahora! -Gritó Freezer.

— Ya que pareces no entender mi advertencia, permítanme dejarla un poco más clara.-

El Super Namekiano luego estiró las manos hacia adelante. A pocos metros delante de él una bola de energía apareció, que se dirigió hacia el centro de la aldea, luego de repente brilló en un rayo de luz que cegó a todos. Entonces, el ataque se desintegró, convirtiéndose en explosiones de energía individuales dirigidas a cada miembro del grupo de invasores. Todos menos Freezer fueron desintegrados al instante por esa extraña y poderosa técnica.

Aturdido, Freezer ni siquiera tuvo tiempo de ver a los miembros de su equipo siendo destrozados. Antes de que pudiera, un poderoso puño loa golpeó en el centro de su pecho, enviándolo a chocar contra una pared de roca, que luego se vino abajo encima de él.

Freezer se levantó lentamente, revelando las quemaduras que había recibido del último ataque de energía. A lo lejos se veían ahora los restos del cuerpo de Zarbon, que se encontraba entre las dos bolas de dragón que había estado llevando. Apretó los dientes. El último ataque fue lo suficientemente potente como para provocar tanto su ira así como el deseo de aplastar a su oponente. -Será mejor ocuparme de él en combate-, pensó el tirano.»

Se lanzó a toda velocidad hacia el Namekiano gigante, pero el hombre verde alto no se movió hasta que el puño de su oponente estuvo a sólo pulgadas de su cara. Con un movimiento rápido, agarró la mano de Freezer fácilmente, deteniéndola como si hubiera atrapando una mosca entre los dedos. Freezer intentó liberarse luchando con la otra mano, pero fue en vano. El Namekiano era demasiado fuerte, y cuando empezó a apretar las muñecas de Freezer, el tirano todavía no podía romper el agarre. El invasor estaba atrapado. Aunque intentó con todas sus fuerzas para liberarse de agarre, todo fue en vano.

El Super Namekiano apretó tan fuerte que el tirano se vio obligado a arrodillarse en el suelo; estar en una posición tan humillante por primera vez en su vida hizo enfurecer a Freezer. Al instante, él recibió una rodilla violenta bajo la barbilla, seguido de un puñetazo en el estómago que le hizo volar lejos, aterrizando pesadamente en el suelo.

— ¡Esta vez me has hecho enfurecer! ¡Es hora de revelar mi verdadero poder!-

Por extraño que parezca, el Super Namekiano decidió permitirlo. Vio cómo el rostro de Freezer se contorsionó, concentrando toda su fuerza en la metamorfosis. Primero, el tirano alargó sus hombros. Entonces su cabeza se estiró hacia atrás, la nariz desapareció y se fusionó con la boca, que se extendió hacia los lados ampliamente y creció hacia el frente. Ahora que por fin había terminado, Freezer sonrió y flotó hacia el cielo.

— Transfórmate nuevo... tantas veces como quieras. No cambiará nada -, dijo el Namekiano calmamente.

El enfurecido Freezer, ahora sonriente, se acercó lentamente, como si quisiera pelear en combate cuerpo a cuerpo. Pero en el último momento, señaló dos dedos hacia el Súper Namekiano. Le disparó un rayo violeta de energía que voló a toda velocidad hacia su oponente. Pero a esta distancia y la velocidad, el Super Namekiano no podía evitarlos a tiempo, por lo que en vez de eso cruzó los brazos en forma defensiva. Freezer mantuvo la lluvia de disparos rápidos, cada una golpeando continuamente el bloqueo protector del Super Namekiano.

Pero lo que no se dio cuenta Freezer era que su ataque no hizo absolutamente ningún daño al guerrero. Después de varios minutos de ataques implacables en vano, Freezer disparó una ráfaga más grande de energía que explotó en contacto con el Namekiano. Pero con la repentina ventaja del humo rodeando sus brazos, el Namekiano los extendió hacia adelante. El Demonio frío, tomado por sorpresa, no pudo esquivar el ataque inesperado. Entonces una mano poderosa se agarró de su rostro, y el brazo continuó extendiéndose alcanzando grandes distancias. Entonces él brazo se estrelló contra una roca, finalmente liberando a Freezer y dejándolo caer al suelo.

Freezer se levantó de inmediato, gritando, y se lanzó hacia el Namekiano una vez más. Pero el Namekiano le flanqueó con una terrible patada en la cara, que lo hizo volar en dirección opuesta.

Se las arregló para recuperarse en el aire, pero inmediatamente recibió un golpe en la espalda y, antes de que pudiera contrarrestar, recibió otro golpe en la cabeza que lo derribó. Con Freezer aún en cuatro patas, el Namekiano corrió y le dio una patada en las costillas, lo que le hizo rodar varios metros. El Namekiano luego caminó casualmente hacia donde yacía. Cuando estuvo lo suficientemente cerca, Freezer, rastreramente, intentó asestar un puñetazo. Pero él no fue lo suficientemente rápido. Su oponente agarró su puño, una vez más, dominándolo y obligando a Freezer a someterse otra vez. Luego disparó una ola de energía directamente en el monstruo a través de la piel, cociéndolo desde las muñecas hasta los codos y haciendo que el tirano gritara de dolor. Nunca había sentido tanto dolor y humillación. El Namekiano luego le lanzó una patada en el estómago, que envío a Freezer volando a través de otra formación rocosa.

Unos segundos más tarde Gran Nail sintió otro gran aumento en el poder. La tierra tembló y hubo una explosión en donde había sido lanzado el invasor. Entonces un ser insignificante, uno muy diferente en apariencia de las dos últimas transformaciones monstruosas, apareció. Parecía por completo mucho más débil, pero sus brazos estaban sanados. Sin embargo, el Namekiano podía percibir que esta forma escondía una gran cantidad de energía.

Freezer, al instante, voló y atacó al Namekiano, que no se defendió, y asestó un gancho de derecha a la mejilla. El golpe mandó a volar a Gran Nail, pero se detuvo justo antes de caer en el océano. Recuperando su equilibrio rápidamente, miró hacia arriba para ver a Freezer ganando altura y señalando con el dedo hacia el cielo. Entonces, por encima de el, una pequeña bola de energía apareció.

Freezer estaba decidido a terminar todo de una vez, sin más demora. Le hubiera gustado retrasar las cosas e intimidar a su oponente poco a poco, haciendo que el Namekiano sufriera mientras se tomaba su tiempo, pero había sido demasiado humillado para permitir que viviera más tiempo.

El Namekiano se sentó con las piernas cruzadas sobre la superficie del agua y se concentró. También él estaba decidido a terminar esto ahora mismo. Sabía que Freezer iba a poner toda su energía en este último ataque. Él haría lo mismo. A su alrededor, gotas de agua verde flotaban desde el océano y comenzaron a girar en torno a su cuerpo.

— ¡Muere junto con tu miserable planeta!-, Exclamó Freezer, mientras que la energía por encima de su cabeza se expandió.

— El que vive por la espada... ¡morirá por la espada!-, Dijo el Namek tranquilamente, abriendo los ojos. -¿Qué...? ¡No me puedo mover!- Gritó Freezer, desconcertado.

Estaba a punto de lanzar su más devastador ataque. No entendía cómo de repente se había detenido. ¡Ninguna fuerza psíquica había logrado contenerlo nunca de ésa manera! Pero, el había puesto toda su fuerza en el ataque, la fuerza que se suponía debía ser la más poderosa en el universo! ¡Era imposible!

— ¡Vete al infierno!- El Namekiano finalmente gritó. Luego arrojó a Freezer la energía concentrada que había estado cargando.

— No, no, ¡NOOOO!- Gritó el tirano, al ver la abrumadora energía aproximándose rápidamente hacia él.

El emperador del universo se redujo a polvo de una vez, y como si eso no fuera suficiente, su propia bola de energía por encima de su cabeza explotó a su vez.

Y, finalmente, por primera vez en varias horas, el Super Namekiano exhaló un suspiro de alivio.

Unos días más tarde, una nave llegó. Curioso, el recién formado de Super Namekiano salió inmediatamente para hacer frente quienes quieran que fuesen. Cuando llegó, la encontró más desconcertante que la nave era claramente de origen de Namekiano y llevaba a tres personas. A diferencia del grupo anterior, todos estos tenían la piel de color rosa claro y, más importante, no emitían rastros de energía maligna. Pero Gran Nail seguía siendo cauteloso. ¿Por qué estos extranjeros llegaron en una nave espacial Namekiana? Con un gran impacto aterrizó frente a los extraños, estrellando su rodilla en el suelo, su mano derecha apoyada en el suelo de Namek y con su capa oscura aún flotando por el aire encima de la cabeza. Al instante, dos de las personas se cayeron al suelo, aterradas por su mera presencia. Eso era exactamente lo que quería. El tercero, quien salió volando de ahí por la sorpresa, simplemente estaba rondando desde el aire cerca de ahí.

— ¡Hola, señor Namekiano!- El pequeño dijo con una sonrisa. Comenzando a bajar, aparentemente decidiendo que ya no tenía miedo.

Pero el guerrero ignoró su saludo e inmediatamente preguntó:

— Esta nave Namekiana, ¿de quien la robaron?-

— ¿Eh? ¡De nadie, señor! fue dada a nosotros por otro Namekiano! -El hombrecito calvo tímidamente respondió.

— En realidad, ahora que lo pienso, no pedimos exactamente su permiso-, el niño continuó inocentemente.

Sin embargo, debido a los recientes ataques de Freezer, Gran Nail no estaba dispuesto a confiar en cualquier visitante, presumiendo que todos eran agresivos. Él razonó que estos tenían que ser una parte del mismo grupo anterior, que no podía ser coincidencia.

— Ustedes pagarán por---

Pero de pronto se detuvo, sintiendo una fuerza más poderosa que la de estos tres acercándose al planeta. Entonces, casi inmediatamente, una nave cápsula cruzó a través del cielo por encima de él, estrellándose cerca.

— ¡Oh no! Es el Saiyano... es Vegeta!- El hombre calvo dijo claramente con miedo. -¿Se habrá recuperado ya de todas sus heridas?-

— Y tengo la sensación de que hay otra nave siguiéndole-, dijo el Super Namekiano intranquilo. -¿Será el comienzo de un segundo ataque?-

— ¡Señor Namekiano, nosotros no estamos con él! Él es nuestro enemigo-, dijo el niño.

— Mató a nuestros amigos, y uno de ellos era Namekino, igual que tú!-, Dijo el calvo.

— ¡Sí, y hemos venido a revivirlos!- Finalizó la mujer.

— Ah... ¿Son aliados entonces? El Namekiano pensó. Curiosamente, estas personas parecían estar refiriéndose al Namekiano que había huido del planeta antes del gran cataclismo! A menos que todos ellos fueran mentirosos increíbles.

— Hablan demasiado-, replicó el Namekiano. -Permítanme leer sus mentes.-

Pero lo que no esperaba fue que ellos aceptaran esa sugerencia. Sorprendido, él se acercó y puso sus manos sobre la cabeza del niño, en la del hombre calvo, y luego en la de la mujer.

Después de un minuto de la lectura de mentes, el Namekiano llegó a la conclusión de que sus intenciones eran puras y sinceras. -Ah, ya veo. Es una historia increíble-.

Haciendo una pausa breve, comenzó de nuevo. -¡Aquí habían Bolas de Dragón, hasta hace unos pocos días! En ese momento, yo no era el único habitante de este planeta-.

Después de unos largos segundos de silencio, el niño habló, preguntando qué había pasado. Por primera vez en varios días el Namekiano tenía alguien con quien hablar y, sorprendentemente, se alegró por la compañía. Entonces procedió a contarles toda la historia de cómo los Namekianos combatieron al invasor, Freezer.

— ¡Eres increíble! ¡El Saiyano no tendrá posibilidad alguna en tu contra!-, exclamó el calvo Krilin una vez que escuchó la historia del Namekiano.

El pequeño terrícola estaba muy preocupado por la presencia de su antiguo enemigo, además de un nuevo cómplice de Vegeta que parecía ser igualmente poderoso. Pero ahora junto al Namekiano, cuyo poder parecía excedidamente poderoso, se sentía seguro.

— Puedes crear nuevas bolas de dragón, ¿verdad?- Preguntó la joven.

— Por desgracia, yo soy un guerrero, y perdí algunas de mis capacidades Namekianas... ya no puedo crear bolas de dragón... y tampoco puedo tener mis propios hijos. Ahora, yo soy el último de los Namekianos. Siento lo de tu deseo. Han hecho este viaje para nada-.

Los tres terrícolas se quedaron en silencio por un momento, permitiéndoles asimilar la triste verdad. Significaba mucho para ellos.

Era como si ellos hubieran despertado de su sueño donde esperaban arreglar las cosas, sólo para dar paso a la triste realidad, una esperanza que en pocos segundos se había derrumbado por completo. La realidad, una realidad dura y diferente, los había golpeado con fuerza. Era como si de pronto todo lo que habían conocido se transformó en un mundo que sólo existía en sus pesadillas, un mundo donde nunca podría resucitar a los muertos. Era a la vez claro para todos: ni Yamcha, Tenshinhan, Chaoz, Piccolo, o Kami-sama nunca podría regresar a la Tierra de nuevo.

— Entonces volveremos a la Tierra. Es una pena.- Dijo Bulma. Luego se levantó, seguida de Krilin y Gohan.

— ¡Oye, Señor Nail!-, Dijo el niño. -Te pareces mucho al señor Piccolo. ¡Te ayudaré si puedo!-

— Gracias. Pero en realidad ya no soy Nail-.

Él pensó por un momento.

— He decidido llamarme Gast Carcolh.-

Gast los acompañó hasta la nave, e incluso subió a bordo, deseándoles buena suerte a los terrícolas y despidiéndolos en su viaje a casa. Cuando por fin se fueron, se coló por detrás de los dos guerreros que habían estado espiándolos a él y a los terrícolas.

— Tomaré la nave espacial de su ex jefe y escudriñaré el universo en busca de una solución para revivir a la gente Namekiana-, dijo, poniendo una mano en el hombro de cada hombre aturdido.

— Debes estar muy familiarizado sobre cómo funciona esto. Ven conmigo o te mato, ¿entiendes?-

De vuelta en el torneo. La mirada de Gast se centró en el guerrero de cabello oscuro... este tipo, el Vegeta del universo 13, parecía tan antipático como el que él conocía. Sin embargo, cuando miró al del universo 18, Gast encontró que su expresión parecía bastante diferente. Igualmente sorprendente fue que él estaba allí con el propio amigo del Namekiano, Gohan.

En el exterior, todo se había calmado. El Universo 2 había dejado de festejar, y el Universo 16 y 18 se separaron. Son Gohan fue el primero en entrar en sus habitaciones. No había cama, pero en el armario había todo lo que necesitaban: ropa de cama, edredones, colchones, etc. Junto con Uub, Pan y Videl, Gohan comenzó a tender las sábanas y colchón. Pero Bra prefirió dejar que ellos se encargaran de colocarlo todo, decidiendo sentarse en la única mesa en la sala y esperar.

— No voy a compartir mi habitación,- Vegeta dijo con insistencia. Él ya estaba dando la vuelta para irse cuando Goku respondió.

— No te preocupes,- el otro Saiyano dijo, dirigiéndose a otra habitación. -El apartamento es grande. Además, Piccolo quiere dormir afuera-.

Vegeta se fue, con los brazos cruzados. Había otras cinco habitaciones. Había una habitación para él, entonces las otras cuatro las tendrían que compartir los demás si así lo querían; como probablemente Trunks y Goten ya tenían la intención de hacerlo. Bra tal vez cambiaría de opinión y dormiría sola en otra habitación, a menos que Gohan y Videl tuvieran la misma idea, llevándose a Pan con ellos, por supuesto. Vegeta rió mientras entraba en una de las tres habitaciones que eligió al azar y se estableció allí. Compartir era algo que nunca haría, no con Goku, o peor, Piccolo. Aunque cualquiera de los dos sería un resultado favorable en comparación con los dos -adolescentes-.

Los Vargas, quienes habían cambiado la forma de cada complejo para que se adapte perfectamente a sus clientes particulares, habían hecho las cosas muy convenientes. Los apartamentos se modificaron y desarrollaron en diferentes maneras para cada universo. En el universo 18, para dar cabida a sus muchos participantes, habían tenido derecho a muchas habitaciones. Fue lo mismo para el 19, mientras que el 20 ni siquiera obtuvo un apartamento. El Universo 19 tenía un complejo real, un lugar enorme que habían construido bajo tierra. Pero desde mediados del día, cuando se retiraron, éste fue removido y todos los otros apartamentos fueron ampliados como consecuencia.

Los detalles fueron como sigue:

Universo 1, el de los organizadores Kaioshin, tenía un apartamento para cada uno de ellos, ya que eran, después de todo, los dioses de los dioses. Aunque perfectamente cómodos, no eran extravagantes suites reales sin embargo. Más bien, eran cinco tamaños simples, que les convenían como perfectamente razonables. En el sótano, varios locales habían sido cavados para los Vargas y los Namekianos que estaban allí cuidando de la logística.

Universo 2 también tuvo un gran apartamento. Contenía tanta gente diferente que el pasillo que conduce a la arena había sido alterado por la adición de varias puertas. De esta manera todo el mundo tenía acceso al estadio y a sus cuartos sin molestar a nadie.

Universos 3 había tenido cuatro pequeños apartamentos, con cuatro puertas que dan al pasillo principal. Obviamente, al comienzo del torneo, y para preservar el anonimato (y el conocimiento de su presencia) de Bardock, una de las puertas había sido amurallada de plano.

Universo 4 tenía un único apartamento el cuál Bu estaba ocupado cambiándolo él mismo. Ningún Varga se atrevió a cuestionar el hecho de que el Djinn era capaz de modificar su material, por no mencionar sus sospechas de que él era quien estuvo detrás de sus fallos informáticos. El había transformado el apartamento en una habitación clásica de lujo y sin ningún mueble de sala.

El participante del Universo 5 se mostró satisfecho con un pequeño apartamento, en el cuál había entrado poco después de su llegada y no había salido desde entonces. Algunos organizadores incluso se preguntaban si él aún estaba allí.

Para el Universo 6, los dos grupos cada uno tenían un apartamento con un dormitorio pequeño por persona.

Universo 7 y su único participante tenía un plano simple, lo mismo que el universo 4.

Había mucha gente en el Universo 8 para acomodar, pero no fue un problema. Los soldados tenían un dormitorio y baño. Los amos, sin embargo, cada uno tenía una suite para ellos.

Universo 9, al igual que el 16, 18 y 19, tenía un apartamento habitación principal con varias habitaciones contiguas.

Universo 10, como se ha explicado anteriormente, constaba de dos pisos, apartamentos, habitaciones amuebladas, y dormitorios. Pero ahora todo se había -fusionado-.

Universo 11 tenía una sala común y tres dormitorios. El Djinn de ese mundo también había decidido modificar la apariencia de su habitación, pero con mucho menos elegancia y habilidad que el Bu universo 4. La -nueva- habitación estaba conformada por varias capas de dulces que cubrían el suelo por completo.

Universo 12 había pedido que su departamento fuera cambiado. Originalmente tenía dos habitaciones, pero el segundo participante pidió que se quitara el suyo, y pasó la noche sentado en la sala común.

Universo 13 tenía una sala de estar y un dormitorio para cada persona.

Universo 14 tenía una habitación y dos dormitorios.

Universo 15 tenía un dormitorio, así como una sala de partos... preparados para manejar el parto. Pero claramente, fue en vano.

Universo 17 tenía una sala de estar y dos dormitorios; los Vargas decidieron mantener la segunda habitación a pesar de que a Cell no parecía importarle la muerte de su hijo.

Universo 20 estaba vacío.

Los dos Piccolos, aún levitando fuera, habían notado los sutiles movimientos de los esbirros de la familia de Cold. Era obvio que los esbirros estaban buscando algo. Uno de ellos se arriesgó aventurándose al espacio del Universo 1, pero fue descubierto rápidamente por el Kaioshin del Sur.

— ¡Oye, tú!-

— Eh... estoy buscando el baño-, dijo el soldado.

— No, tú estás buscando las bolas de dragón. Dile a tu amo que la próxima vez, será la exclusión de todo el Universo 8.

El soldadito tenía miedo. Temblaba y corrió de inmediato a su universo, el portador de malas noticias.

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語EspañolItaliano中文DeutschPortuguêsPolskiNederlandsTurc
Português BrasileiroMagyarGalegoRomâniaРусскийNorskCatalàLietuviškaiCroatianEuskeraSuomeksi
KoreanSvenskaБългарскиΕλληνικάעִבְרִיתEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDansk