DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris & Arctika

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez, Logan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 4 dias, 17h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133134135
Parte 28 :136137138139140
Parte 29 :141142143144145
Parte 30 :146147148149150
[Chapter Cover]
Parte 9, Capítulo 45.

PARTE NUEVE: ¡¡EL TERRIBLE PODER DEL SAYANO LEGENDARIO!!

Capìtulo 45

Traducido por Alice.


Vegetto, ahora en Super Saiyano 3, veía su poder aumentado diez veces. Era incluso vastamente superior a la de Broly, que aún se dirigía igual de rápido hacia el estadio. Pero el saiyano continuó con sus esfuerzos y aún gritaba, ¡aumentando aún más una fuerza ya enormemente fenomenal!

— Su... ¡su fuerza! balbuceó el Kaioshin del Este.

— ¡Supera a la de Broly, el Super Saiyano Legendario! ¡Es peligroso! dijo la mujer a su lado.

— ¡Esperemos que no se vuelva loco con semejante poder! continuó el Kaioshin del Norte, sudando.

A su izquierda, en el espacio 2, los participantes y espectadores estaban cada vez más asombrados por esos poderes que superaban a todos. Arale se divertía aplaudiendo los magníficos efectos de luz sobre el cuerpo de Vegetto, como si estuviese ante un espectáculo de fuegos artificiales.

— ¡Muy bien! ¡Muy bien! decía con una gran sonrisa, sin darse cuenta de que en aquel torneo, estaba por debajo de todos, ¡y desde el principio!

Cerca del grupo del Universo 2, Tapion estaba lejos de apreciar el resplandor amarillo y azul emitido por el Super Guerrero que destacaba en el centro del estadio.

— Por suerte no está en la misma mitad que yo... Sin duda, me lo encontraré en la final... Espero que sea descalificado, mientras tanto... Pero ¿de dónde viene? Es un Saiyano, pero...

Dejó la frase en suspenso... Solo, no resolvería nunca aquel enigma... Y además, más que su origen, la pregunta que más se planteaba en aquel momento era: ¿iba a vencer al loco?

El poder de Vegetto comenzó a estancarse. En el espacio 11, Babidi gritaba a Buu que se extasiaba ante aquel guerrero que hacía "magia de la buena" según su pequeña mente. Detrás de ellos, Dabra seguía muriéndose... ¡Realmente ése no quería pasar al otro mundo! Y cada vez exasperaba más al gnomo que era el mago Babidi.

Cerca de ellos, un mestizo Saiyano-Humano se sorprendió:

— ¿Qué es eso? ¿Otro nivel de Super Saiyano? Esa es la misma transformación que Goku hace un rato, decía Trunks a # 16. ¡Es increíble!

— El poder de Vegetto se ha vuelto estable, dijo el androide con voz tranquila. Pero Trunks ya pensaba en otra cosa:

"Si mi padre también ha llegado a ese nivel, estoy acabado ... De todos modos, incluso si..." No tuvo tiempo de terminar su reflexión, # 16 lo interrumpió:

— Está pasando algo... Agárrate.

Apenas había terminado su frase, cuando Trunks de repente se sintió más ligero. Algo lo atraía hacia lo alto... ¿un defecto en la gravedad del asteroide? # 16 logró no moverse ni un centímetro, probablemente gracias a un sistema en sus pies que le permitía mantenerse pegado de una manera u otra. Trunks se mantuvo en el suelo con su Ki, como si volara. Sólo su pelo parecía enderzarse con toda su longitud para subir hacia el cielo. Detrás de Trunks, el hombre que ya había caído no pudo sujetarse a tiempo a su lugar en las gradas. Fue levantado y despegó lentamente hasta que logró sujetarse al borde de las gradas, justo encima del espacio 12.

En el Universo 8, el pelo de color blanco plateado de Jeece también subía, como la capa del rey Cold.

— ¿Pero? ¿Qué está pasando? exclamó este último, mirando hacia el suelo como si fuera él quien se escondía debajo de sus pies.

— ¡Nos vamos arriba! exclamó a su vez Jeece para responder a la pregunta.

Alrededor de ellos, arena y trozos del ring ascendían a su vez... al igual que miles de faldas de mujeres en las gradas, que tenína que elegir entre aferrarse a algo para no volar, y ocultar lo que se suponía que tenía que ocultar una falda.

Videl del Universo 9 no tenía ese problema, ya que no llevaba falda. Junto a Trunks, prefirió regresar a la entrada de su espacio. Por lo menos, allí no se arriesgaba a volar lejos, a menos que lo que les atraía de repente ejerciese una fuerza mucho mayor. Ante los dos jóvenes, Krilin, Yamcha y Tenshinhan se mantuvieron más bien a descubierto, mirando hacia arriba.

— Sabíamos que se podía ser fuerte hasta el punto de hacer temblar la tierra, dijo Krilin que se mantenía en el suelo, ¡pero no hasta el punto de convertirse en un centro de gravedad!

La fuerza de gravedad se hizo ligeramente más fuerte. La torre de control, que ya había sido dañada, se dobló... Los pequeños Vargas, muy ligero, fueron atraídos fácilmente. Trataron de aferrarse a cualquier cosa, incluso a los pantalones de unos namekianos.

— ¡Esto se inclina! dijo uno de los Vargas que estaba siendo arrastrado hacia el gran ventanal roto antes de que sujetarse al borde.

— ¡Kwack! El suelo se mueve... ¿La gravedad artificial está funcionando mal?

¡Y ahora, otro problema! ¡Además de no ser capaces de desaparecer a Broly, había otra cosa que iba mal!

— ¡No! ¡Ha aparecido un nuevo centro de gravedad! afirmó un Varga que se aferraba a la parte de atrás de una silla pegada al suelo, y que miraba como podía su pantalla de control. ¡Es Vegetto lo que nos atrae!

— ¡Tenemos que hacer algo! gritó un namekiano a su vez.

El Varga trató de teclear en el teclado para encontrar una solución... Afuera, la gente estaba volando... y se acercaba a Vegetto... Mientras tanto, varios participantes del torneo tomaron la iniciativa para ir a buscar a los que estaban demasiado cerca de Vegetto para llevarlos de nuevo en las gradas. Goku fue el primero, seguido por Gohan, que de paso, se aseguró de que su hija y su esposa en las gradas estaban bien.

— ¡Esto se está poniendo peligroso! dijo Pan que veía a mucha gente en el aire, que no sabía volar.

— ¡Voy a ayudar a Goku! dijo Uub para prevenir a sus amigos a su lado antes de salir a atrapar a algunas personas.

— Yamcha, Tenshinhan, ayudémosles... dijo Krilin del espacio 9 mirando a sus dos amigos. Le molestaba un poco tener que ayudar a las personas al lado de verdaderos saiyanos, le intrigaba aún más. Era obvio que no eran tan "malos"... Por contra, otros no se movían: los del Universo 13, por ejemplo, se quedaron para ver a Vegetto.

— ¿Qué es esto? dijo Raditz. ¡Es un nuevo nivel de poder!

— ¡Nos han superado totalmente! añadió Nappa, temblando.

Junto a ellos, en el espacio 14, los androides # 17 y # 18 no se preocupaban mucho. Al contrario, el chico se divertía ... estaba boca abajo y se dejaba de vez en cuando ser atraído hacia lo alto, burlándose de su hermana, que no dudó en darle una patada en la cara. A veces le daba realmente vergüenza...

En cuanto a la madre de I'K'L... cuando pensaba dar a luz pronto, la gravedad tirando hacia arriba ralentizó el proceso: su bebé finalmente volvió al interior del vientre.

— Querido público, dijo la voz de un Varga por todo el estadio, aumentaremos la gravedad artificial de la arena para que se mantengan en el suelo. ¡Traten de aferrarse a algo! Disculpen las molestias.

El bebé I'K'L cayó sin inducir el parto, por suerte. # 17 cayó sobre su cabeza, sin hacerse demasiado daño finalmente. En cuanto al tipo que estaba suspendido sobre el espacio 12, cayó de nuevo junto a Trunks.

Los que ayudaban a la gente a traerlos de vuelta a las gradas volvieron a su espacio, y volvieron la cabeza hacia Vegetto, la fuente de todos esos problemas.

— ¡Vegetto ha generado tanto poder que su masa ha aumentado! teorizó Trunks del espacio 16. Científicamente... ¡es un poco traído por los pelos!

— ¿Como los tuyos? bromeó Goten.

— Es una locura, pero Vegetto debe tener la masa de la luna. Su densidad se aproxima a la de un agujero negro informó Gohan de una manera más bien sencilla para hacerse entender por su padre.

— Whouaa... respondió.

Vegetto sonrió. Estaba satisfecho de sí mismo y del efecto que producía por toda la arena.

— ¡Je, je! dijo, pensando con adelanto en sus reacciones con relación a lo que se preparaba para hacer.

Tras haber generado tanta potencia, Vegetto la desplegó a su izquierda y a su derecha, ante las palmas de sus manos, con los brazos extendidos hacia afuera, en dos enormes bolas de luz, ¡casi idénticas a soles!

Los guerreros del Universo 19 trataron de entender bien aquel fenómeno, pero no lo conseguían, ninguna explicación lógica. Incluso la de Eleim, sobre la posibilidad de que Vegetto retuviese en su cuerpo nano-componentes, era defectuosa. ¿Cómo soportaría su cuerpo tal descarga de energía y calor? Sin contar el número teóricamente enorme de esos nano-circuitos que debería tener en su sangre para crear dos mini soles. Era imposible. Si tuvieran un saiyano con ellos para poder estudiarlo, seguramente su progresión tecnológica progresaría de golpe, de manera fulgurante... Pero, ¿cómo capturar semejante guerrero?

En el espacio 7, el gran namekiano mantuvo los ojos cerrados y los brazos cruzados. ¿Por qué abrir los ojos para cegarse? Muchos como él podían sentir las cosas sin verlas. Y con semejante liberación de energía por parte de Vegetto, imposible no darse cuenta de lo que estaba preparando. En este caso, un terrible ataque. Algo que sin duda le arrancaría los miembros...

Célula pensaba exactamente lo mismo:

— ¡Si me ataca con tal poder, seré completamente aniquilado! ¡No hay posibilidad de que mi núcleo permanezca intacto!

Vegetto se movió por fin. Cruzó sus brazos extendidos delante de él hacia el cielo en dirección hacia Broly. Las dos enormes bolas de luz se reunieron, fundiéndose en una sola, rodeando al guerrero cubierto por relámpagos azules. Gritando el nombre de su técnica, Vegetto dio todo lo que tenía:

— ¡Final Dragon Flash!

El aura que le rodeaba fue a su vez cubierta por múltiples relámpagos, sus pelos se echaron hacia atrás, luego una amplia línea luminosa se dirigió a la velocidad de la luz hacia Broly. Una vez más, una bola de energía se formó en la punta de la flecha luminosa para dejar aparecer a medio camino a un dragón también rodeado de rayos. Tenía algún parecido con Shenron, pero claramente no era él. El dragón, con la boca abierta, se dirigió incluso más rápidamente hacia el Super Saiyano Legendario, que se detuvo, sorprendido. Aquel dragón era mucho más grande que él, y él también sentía su fuerza, aquel Ki que se acercaba a él a toda velocidad. No había forma de escapar de él: la distancia era demasiado corta y su velocidad demasiado rápida...

El dragón pareció masticar a Broly, que gritó de dolor. Que fuera invencible, no quería decir que no sintiese nada tampoco. Era una masa real de energía la que ahora lo mantenía prisionero. Ya no podía moverse.

El dragón fue a perderse en el espacio, perdiendo su forma muy peculiar, para convertirse en una simple bola de energía, empujando a alta velocidad a Broly, llevándoselo muy rápido y muy lejos. Broly no podía resistirse a eso. Como de costumbre, o casi, era expulsado mientras gritaba el nombre maldito de su oponente:

— ¡Kkh... Ka... Ka... Rot... tooooo!

El estadio quedo en calma de repente. Sólo el aura de Vegetto rompía el pesado silencio de los espectadores.

— ¡Es monstruoso! alcanzó a decir el Príncipe Vegeta del universo 13, todavía aturdido por todo aquel poder nunca antes visto.

— ¡Increíble! ¡Bravo! felicitó Son Goku, más feliz que sorprendido.

Vegetto se calmó, tomó una respiración profunda, y recuperó su forma natural. Sus cabellos dorados volvieron a ser negros y más cortos. Sus músculos se relajaron, y gotas de sudor perlaron un poco por todo su cuerpo. Se secó la frente con su mano izquierda enguantada.

— ¡Pfiouw!

— Él... comenzó el Kaioshin del este. ¡Él es invencible!

En contraste con aquel estado de sorpresa, casi de miedo, otra persona estaba como loco:

— ¡Super! ¡Super! ¡Otra vez! ¡Otra vez! ¡Yuju! exclamó Majin Buu del Universo 11. No tardó de todos modos en ser reprendido por Babidi.

Un anuncio fue hecho rápido por los Vargas:

— ¡Ya se cumplen treinta segundos que Broly ha desaparecido de nuestra visión! ¡Vegetto del Universo 16 gana el combate!

Bra del mismo universo comentó secamente:

— Por supuesto que gana... ¿quién lo habría puesto en duda?

Célula, en el espacio de al lado, justo empezaba a recuperarse:

— Es más fuerte que yo... Seguro. ¡Pero yo no puedo abandonar! ¡Yo soy Célula!

Otros, sin embargo, estaban tal vez muy cerca del abandono. Como los del Universo 8, al menos aquellos que seguían en la competición, que seguían con la boca abierta mirando a Vegetto. No se lo podían creer. ¡Debía de ser un sueño! ¡No, una pesadilla! ¡Esperaban despertarse rápido!

Los Vargas hicieron un nuevo anuncio:

— Hacemos un pequeño descanso para que nuestros curanderos namekianos se ocupen de todos. Por favor, tengan un poco de paciencia...

Aquella pausa fue en efecto bienvenida...

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu