DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris & Arctika

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez, Logan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 4 dias, 9h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133134135
Parte 28 :136137138139140
Parte 29 :141142143144145
Parte 30 :146147148149150
[Chapter Cover]
Parte 30, Capítulo 147.

TRIGÉSIMA PARTE: BUDOKAI ROYALE "ESTRUENDO SUPERSÓNICO"

Capítulo 147

Traducido por Alice & Logan

Mientras tanto, en los apartamentos del Universo 9, se había desarrollado una extraña escena. En el centro de la habitación estaba un Raditz bastante desconcertado, el Saiyano sin camisa, sin armadura y con una expresión interrogante. El viejo Kaioshin finalmente había decidido concederle su petición, que al principio dudo un poco y le negó a Vegeta del universo 13. Pero habían pasado varias horas desde que el anciano Kaioshin había comenzado su extraña danza; honestamente, empezaba a preguntarse si todo esto era una gran broma. Sin embargo, no era como si tuviera otra opción en este punto. No solo su propia vida, sino la de Kakarotto dependía de esto. Y la fuerza de su sobrino era una prueba suficiente de que el hechizo era real, sin importar cuánto tomara el extraño procedimiento.

A su alrededor, los terrícolas observaban la escena con curiosidad. Sus propios pensamientos eran similares a los del Saiyano, preguntándose si tal ritual podría tener éxito en desbloquear reservas de potencial oculto dentro de un guerrero. Recordaron la pelea de Videl, cuando él afirmó que podía aumentar su poder, y parecía bastante serio. Aún así, todavía no estaban completamente convencidos, especialmente de la sinceridad del Saiyano.

— ♪ ¡Hmm, hmmm! ¡Ah! ♩ ¡Oh, Sí! ♬ Cantaba el anciano Kaioshin.

Yamcha también había regresado, después de haber devuelto el cuerpo de C-18 a su apartamento, donde la había dejado a salvo en la cama, junto a su hermano. El humano-androide planeaba hablar con el Kaioshin una vez terminado el ritual, particularmente sobre este XXI. El viejo mago era intrigante, pero más que eso lo hacía sentir incómodo. La deidad se había sobresaltado antes con el nombre XXI, y aunque dijo que se trataba de un caso de identidad errónea, Yamcha todavía quería pedir detalles sobre el XXI en el que el anciano había conocido millones de años atrás.

Mientras tanto, un horrible ruido de gritos atravesó sus paredes y entró en sus mentes con toda su fuerza. Todos los presentes, excepto el Saiyano, habían sido abatidos por la agonía de lo que se sentía como millones de personas en un solo ser. El Kaioshin les había prohibido salir de la habitación, pero la angustia y el dolor en sus corazones habían sido ineludibles.

Yamcha se había recuperado bastante rápido, y nuevamente estaba esperando pacientemente a que terminara la danza divina. Estaba desconcertado sobre lo que podría haber causado esos gritos. A estas alturas, estimó, la tercera ronda de la competencia se habría completado y la cuarta ronda estaba por comenzar. Eso significaba que Son Goku pronto estaría luchando contra Uub, ambos del universo 18, una confrontación entre estudiante y alumno. Estaba particularmente interesado en mirar este combate.

— Volveré al torneo, muchachos. Se viene un combate muy interesante. Dijo, saliendo por la puerta y por el pasillo.

Al segundo en que abrió la puerta, sus sentidos se inundaron con múltiples niveles de poder que chocaban en la arena. Aturdido, se apresuró a ver quiénes podrían ser, al principio lo confundió con solo dos luchadores. Pero eran docenas, más o menos, cuando un caos indescriptible completo barrió todo el estadio. Corrió por el pasillo, finalmente, viendo la escena desarrollarse por sí mismo. Los guerreros y los espectadores luchaban por sus vidas como animales, mientras que Cell del universo 17 y un Saiyano se enfrentaron ferozmente en el aire. El androide perfecto parecía estar dominando la lucha, mientras que cerca de ellos, un Namekiano enfrentaba a Freezer, y a Coola, y su padre (el que había derrotado a Videl) estaba cerca, luchando contra un oponente aparentemente invisible frente a los Kaioshins del Universo 1. Por todas partes que miraba, las luchas estaban teniendo lugar. Yamcha estaba más horrorizado por el androide número 17 y la montaña de cadáveres de espectadores que había amontonado, la cara del gemelo estaba cubierta de salpicaduras de sangre. Eso solo sirvió para resaltar siniestramente la extraña forma de M en su frente.

Sin perder un segundo, Yamcha se apresuró a regresar, abriendo la puerta.

— ¿Qué pasa, Yamcha? Tenshinhan preguntó rápidamente. ¿Qué son todas esas energías que siento de repente?

— ¡Hay muchísimos horrores, eso es lo que vi afuera! Yamcha jadeó, conteniendo el aliento. ¡Es una pelea de todos contra todos!

— ¿Qué? Kulilin se puso de pie. ¿Qué quieres decir?

— ¡Están vuelto locos! ¡Como si todos se hubieran vuelto unos contra otros! Freezer, Cell, C-17, los dioses, ¡incluso los espectadores!

— ¿Cómo pudo suceder esto? Videl comento con una mirada seria. No ha habido signos de tal hostilidad hasta ahora, a menos que este sea otro de los planes de Buu, ¿no creen?

— No lo sé, pero la mayoría de los competidores han desaparecido, todos los que quedan parecen tener la misma marca en sus frentes que Dabra del Universo 11...

— Es la firma de Babidi, ¡Hum! ¡oh, sí!

Todos se volvieron hacia el viejo Kaioshin, quien había hecho la declaración frívola mientras continuaba su danza ritual. Al parecer, estaba bastante impasible.

— Mi conjetura es que el hechicero debe haber corrompido los corazones impuros en el torneo con su magia, y luego lanzó una - Hum ♪ ha- una ofensiva general, concluyó. En cuanto a los que tienen corazones puros, no puedo decir qué destino les puede haber deparado.

— ¿Por qué este Saiyano no se ve afectado entonces? Tenshinhan comentó, mirando a Raditz, listo para atacar.

— Bueno, me habría dado cuenta de ese tipo de brujería en unos instantes, respondió el anciano, continuando con sus complicados movimientos. ♪ ¡Sí, ha ho! ♬ Babidi probablemente sabía que no debía intentar algo justo delante de mi nariz.

— ¡Entonces tenemos que ayudar a todos y tratar de restablecer el orden! Dijo Kulilin, agarrando su bastón.

— ¡De acuerdo! Exclamó Yamcha. ¡La situación se está deteriorando rápidamente, nos necesitan! Alcanzando la manija de la puerta.

— ¡Absolutamente no! Ordenó una voz vieja pero autoritaria. ¡Todos ustedes se quedan quietos acá en la habitación!

Todos se habían detenido, conmocionados por la directiva sin sentido. Incluso Raditz se volvió hacia el dios con sorpresa. A cambio, el anciano Kaioshin simplemente aceleró el ritmo de su baile.

— ¡Si el ritual fuera interrumpido, Raditz y yo podríamos morir! Confío en que todos ustedes nos protejan de un ataque, Yeah, ¡Sí!

— ¿Eh? Raditz gruñó en voz alta.

Sólo hasta ahora el anciano decidió advertirle: ¡no había firmado para algo tan peligroso! ¿En qué había estado pensando? El Saiyano estaba angustiado cuando se volvió hacia los terrícolas, quienes parecían tan indefensos como él.

— Supongo que debemos honrar su petición entonces, venerable Kaioshin, admitió Tenshinhan. Nadie pasará por esta puerta.

— Ojalá, suspiró el Saiyano de pelo largo. Sabe, podría haberme dicho algo antes de que empezáramos, Maestro Kaioshin. Aunque no tengo un corazón puro como ustedes, supongo que podría convertirme en una responsabilidad si estuviera expuesto al mago ahora, ¿eh?

— No te preocupes por eso, muchacho, contestó el Kaioshin. Solo sé paciente, y no te muevas ni una pulgada.

El hermano de Kakarotto se detuvo pacientemente, cerrando los ojos. Mientras tanto, el Anciano sonrió interiormente.

— '¡Ah, por fin! ¡Ahora esta completamente a mi merced! ¡De ninguna manera osará moverse!

De repente, la puerta del apartamento se abrió de par en par y dos de los soldados de Freezer irrumpieron, exclamando:

— ¡Mira, te dije que mi radar había captado varias energías acá! ¿Todos ustedes pensaron que podrían esconderse de nosotros? Ja ja ja…

Sus palabras fueron cortadas brutalmente cuando el codo de Videl se aplastó en su cuello. El otro gruñido fue eliminado de manera similar por el ataque de Tenshinhan. Sus cuerpos cayeron al suelo en un ruido sordo, Kulilin comprobó su condición mientras Yamcha cerraba la puerta a toda prisa.

— Están muertos, confirmó el maestro tortuga. Realmente es un problema salir de aquí.

— Probablemente nos encontraron con sus scouters cuando abrí la puerta para revisar las cosas, dijo Yamcha, frotándose el pelo. Y apuesto a que una vez que estos dos no vuelvan, recibiremos una visita de varios más, esperemos que no sea tan difícil. Como por ejemplo, un Cell jr o algo parecido...

De vuelta en las gradas, varios soldados más de alto rango habían estado observando la situación.

— Acabamos de localizar otro grupo de resistencia, dijo Jeece, mientras su mano recorría la información transmitida por su scouter. Parece que se esconden en los apartamentos del Universo 9.

— Debe ser ese miserable terrícola y sus amigos, dijo Sauza, apretando sus puños. Vamos, ¡es hora de que tome venganza de ese enano!

Los dos comandos volaron hacia el Universo 9, confiando plenamente en que con sus nuevos poderes serían capaces de aplastar completamente a los humanos como insectos.

Mientras tanto, Piccolo se encontraba en una situación bastante difícil. La lucha contra los tres demonios del frío había agotado casi por completo su resistencia, en particular debido a los ataques del rey Cold. Se había mantenido bastante bien contra los dos hermanos, pero su resistencia había mejorado enormemente gracias a la magia de Babidi. Si las cosas continuaban, incluso contra esos dos, perdería la pelea. Tenía que encontrar una manera de eliminarlos ahora, en un ataque directo.

Miró rápidamente a su lado. La Kaioshin del Oeste estaba en aprietos, su magia apenas lograba mantener a raya al rey Cold. Permanecia paralizado, incapaz de liberarse, al menos momentáneamente.

— Bien, pensó Piccolo. Si ella sola puede mantenerlo lejos unos segundos más... podré acabar con Freezer y Coola. Solo necesito un poco de tiempo, y concentración...

Pero Freezer no tenía la intención de permitir tal cosa. Ya estaba exasperado por la capacidad de recuperación de Namekiano, y planeaba eliminarlo de inmediato. Sería un enemigo menos, y él podría enfocar su atención en otras amenazas más grandes. El príncipe del frío lanzó su puño hacia adelante, hacia el pecho de Namekiano... quien de repente desapareció.

— ¿Qué...?

— ¡Ahí está!, Exclamó Coola, señalando a unos metros de distancia.

El hermano mayor hizo una amplia barrida con su revés, tratando de decapitar a Piccolo, quien simplemente desapareció una vez más.

— Es una imagen residual... un truco inteligente para una simple babosa, dijo Freezer.

Podía sentir al Namekiano moviéndose a su alrededor, pero el guerrero de piel verde siempre estaba un paso por delante. Los ojos de Coola se lanzaron de lado a lado, anticipando la próxima ubicación de su enemigo: girando rápidamente y disparando una onda de energía a la nueva posición de Piccolo. Pero también cayó presa de la imagen remanente del Super Namekiano. Durante unos treinta segundos, los dos príncipes persiguieron a Piccolo sin descanso mientras abusaba de la técnica de imagen residual. Era una habilidad tan simple que lo había usado años atrás en el Tenkaichi Budokai, y aún así era bastante efectivo. Con su ayuda, podría ganar los pocos segundos necesarios para su último ataque.

Frustrado por las interminables maniobras, Coola se canso de su patrón de ataque, al tiempo que hablaba con Freezer también.

— Me aburro de este juego absurdo. Nuestros esfuerzos se gastarían mejor ayudando a papá que persiguiendo a este cobarde Namekiano.

— ¿Papá? Te refieres...

— Oh, cierto... digo que lo dejamos ir. En su lugar, podríamos estar derribando a esa molesta Diosa.

Cuando le dieron la espalda a Piccolo, cometieron su último error fatal. El namekiano Había acumulado suficiente ki para finalmente disparar su ataque, enfocándolo entre sus dedos y su frente. Mostraría a estos miserables demonios que: su poder podría no haber aumentado tanto en veinte años, pero seguía siendo un inteligente estratega y un experto en combate.

— Segundos ganados satisfactoriamente, anunció con una sonrisa, jadeando pesadamente.

Piccolo lanzó un feroz grito de batalla y lanzó dos rayos de Makenkosappo simultáneos contra el par de demonios. Giraron en shock, asustados por la cantidad de energía que se movía hacia ellos. Pero cuando los rayos se acercaron a ellos, lo desviaron fácilmente.

— ¡Namekiano estúpido! ¡Qué clase de guerrero se anuncia ante un ataque sorpresa!

— Uh, ¿Coola...? Freeza interrumpió, con temor en su voz.

— ¿Qué, qué es eso?

Su voz fue apagada de repente, cortada por puro asombro. El rayo especial se había desviado de su trayectoria en agudos ángulos hexagonales, encerrando a los demonios del frío ya que cambiaba constantemente las direcciones alrededor de cada uno de ellos, formando una especie de jaula. Piccolo se rió entre dientes ante sus miradas asustadas. Esta técnica había tardado mucho tiempo en llegar, su inspiración se había tomado en gran medida en el Kamehameha controlado por Goku, que había sido utilizado en Piccolo Daimao en el pasado. Era una forma de honrar a su amigo y rival formal, y lo usaría para eliminar a dos de sus enemigos comunes. Él había enfocado toda su energía restante en este ataque, no podía darse el lujo de fallar.

— ¡Yaaah! Exclamó Piccolo, enviando un impulso a sus dedos, que luego se propagaron a través del ataque de energía. Las puntas de cada rayo especial se volvieron repentinamente y bruscamente hacia Freezer y Coola, quienes no tuvieron tiempo de reaccionar, ya estaban enjaulados e inseguros de lo que iba a pasar. Freezer, el menos ágil de los dos, fue el primero en ser atrapado por el laberinto de los láseres. Su cuerpo fue perforado a través de todos lados, siendo destruido en pequeñas partes en un instante. Su sangre brotó en el aire cuando sus extremidades fueron violentamente desgarradas y desintegradas, los restos de su carne cayendo en el vacío, completamente vaporizado. En cuanto a Coola, fue golpeado en la cola, la pierna y el hombro. Su brazo derecho había sido amputado por el Makankosappo, provocando un rugido de dolor.

— ¡¡¡Gaaah!!!

— Hah, hah... Dijo Piccolo, jadeando entre su burla seca.

La energía del Namekiano había caído como una piedra, y aunque una sonrisa adornaba su rostro, finalmente había fallado al final. Le había costado todo lo que podía reunir y mucho más destruir a Freezer, y enfrentarse a dificultades abrumadoras. Solo podía sonreír con orgullo, contento de haber terminado con su carta de triunfo honoraria, aunque ahora su propia vida estaba en peligro.

— ¡Hijo de puta! Coola rugió a través de su sangrienta máscara, procediendo a acabar con a su enemigo.

Piccolo ni siquiera podía moverse, pero había aceptado su destino. El puño del Príncipe del frío se estrelló contra su mejilla desprevenida, y sintió la verdadera fuerza detrás de un solo ataque desbloqueado. El Super Namekiano fue empujado hacia atrás, cayendo en las gradas, golpeando su cabeza y el torso contra los bancos de aluminio cuando se estrelló. Su cuerpo había cortado una franja entre Gohan y Cell, quien se había detenido brevemente, sorprendido por la interrupción. Coola lo persiguió, evocando la naturaleza protectora de Gohan al instante.

— ¡Piccolo! Exclamó Gohan, dándose la vuelta, totalmente consciente de lo cerca que estaba la muerte de su antiguo maestro.

— Muy mal, Cell se rió entre dientes lentamente. Pero te lo advierto, si no te concentras en mí, ¡seguro que te unirás a él pronto!

El guerrero convertido en profesor hizo una mueca. Esperaba que Piccolo pudiera manejar a los Demonios del frío sin ayuda, pero no había tenido en cuenta la abrumadora fuerza de King Cold. Por otra parte, no había tenido mucho tiempo ni siquiera para idear un plan.

Cell ataco de repente, atrapando al medio Saiyano ligeramente fuera de guardia.

— ¡Eres mío, Son Gohan! ¡Nada más debería preocuparte!

— ¡Maldita sea! Gohan se quejó por dentro. ¿Cell aún tiene tanta energía? Esta lucha está lejos de terminar...

Mientras que los dos enemigos jurados reanudaron su enfrentamiento, Piccolo finalmente se detuvo en las tribunas, causando que una parte de ellos colapsara en un enorme lío de vigas de acero y escombros. El Namekiano hizo una mueca de dolor, sus dedos estaban demasiado cansados ​​para temblar, su garganta se coaguló de sangre y sus ojos se llenaron de sudor. Pero aún veía que Coola descendía, listo para dar el golpe de gracia. Resignado, el Namekiano cerró los ojos.

— Adelante, acaba conmigo. No me arrepiento, lo di todo. Estoy cansado ahora...

— ¡YO NO! Exclamó una voz familiar desde cerca.

Una repentina onda de choque hizo que sus ojos se abrieran de golpe, era Coola doblado por la mitad, nada menos que por una patada de Piccolo del universo 16.

— ¡Gargh! Coola jadeó, escupiendo un fajo de sangre.

El otro Super Namekiano apenas había gastado algo de su fuerza, solo habiendo enfrentado a unos pocos soldados de bajo nivel y espectadores corruptos. En otras palabras, era tan fuerte como su contraparte al comenzar la pelea con Cold, Freezer y Coola a la vez. Contra un solo demonio del frío debilitado, no tenía nada de qué preocuparse.

Piccolo no perdió tiempo y comenzó a formar una poderosa esfera de energía en su palma. Coola, atrapado y herido, no tuvo opciones. El ataque de ki quedó atrapado contra su vientre, sus ojos se abrieron con horror ante su destino: el grito de Coola se desvaneció cuando la explosión evaporó lo que quedaba de su cuerpo. Los dos príncipes ya no existían más, solo el guerrero haciéndose pasar por el Rey Cold permanecía.

— Piccolo, ¿vas a estar bien? Videl del universo 16 se apresuró a arrodillarse a su lado.

— No tanto, respondió el agotado Namekiano. Pero, gracias... Él ofreció una sonrisa en agradecimiento.

El terrícola respondió con una sonrisa de esperanza antes de girar rápidamente y atacar a un espectador majinizado con una poderosa patada en la cara. Mientras tanto, Piccolo del universo 16 extendió una mano a su contraparte. Piccolo casi se echó a reír por el dolor, sabiendo que no podía soportar la situación sin ayuda, solo para darse cuenta de que había una Senzu entre los dedos.

— Tómalo, tenemos un montón.

— Gracias, respondió el Namekiano del universo 18, tragando la senzu con un gran alivio. Entonces, ¿cómo nos va?

— La mayoría de los espectadores corruptos han sido aplastados. Sin embargo, vi a algunos de los hombres de Freezer entrar en los pasillos de los apartamentos uno por uno. En cuanto a Gohan, honestamente no puedo dar una respuesta positiva, derrotar a Cell tomará todo lo que tenga, aunque quizás más.

— No somos de ayuda en ese tipo de pelea, admitió el otro Piccolo a regañadientes. Seríamos espectadores en el mejor de los casos. Cell se ha vuelto increíblemente fuerte...

— ¿Qué hay de tu Gohan?, Preguntó el Piccolo de universo 16. Con los dos trabajando juntos, Cell no tendría oportunidad.

— Es cierto, pero está enfocado en encontrar a Babidi. Si él puede sacar la fuente de todo esto, todo terminará.

— Bueno. Deberíamos intentar y ayudar donde podamos por aquí, entonces.

— De acuerdo. Podemos comenzar barriendo la arena en busca de cualquier soldado de los demonios del frío restantes.

Los dos volaron de mutuo acuerdo, no sin echar una mirada de preocupación a Videl, quien luchaba valientemente en las gradas. Aparentemente, ella lo estaba manejando bastante bien. Piccolo del universo 18 estaba igual de preocupado por Bra y Videl de su universo. Ya no podía sentir su energía, y esperaba que estuvieran escondidos...

Un soldado se acercó cautelosamente a la puerta que conducía a los apartamentos del Universo 5...

Babidi observaba atentamente desde su bola de cristal, bastante preocupado por el otro mago, que estaba momentáneamente escondido dentro de su refugio. Aunque no había habido ninguna señal del viejo mago durante bastante tiempo, sin duda todavía estaba dentro, y era peligroso. Babidi definitivamente no quería que XXI lanzara hechizos que pudieran ir en contra de los suyos.

El soldado, sospechoso y vacilante, fue obligado por su maestro a investigar. Pero en el instante en que su mano tocó el pomo de la puerta, el majin se vio asaltado por violentos temblores. Una oleada de dolor lo atravesó, pero no pudo gritar: su propia piel se volvió escarlata como si se hubiera incendiado con chispas púrpuras. Luego, en un segundo, se desintegró en un montón de cenizas.

La cara amarilla de Babidi se puso pálida, impresionado y un poco intimidado por el hechizo que custodiaba la entrada. El misterioso mago había hecho imposible que alguien entrara en su apartamento. Después de esperar un momento para ver si XXI se mostraba, Babidi decidió dejarlo en paz. La amenaza presentada por un mago posiblemente superior era un riesgo demasiado grande para sus planes. Y además, todavía le quedaban muchos luchadores que se resistían a él tal como estaba: necesitaba tomar el control de todos los Universos antes de que apareciera algún elemento perturbador y detuviera todos sus esfuerzos.

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu