DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 18h., 27m.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133
[Chapter Cover]
Parte 14, Capítulo 69.

PARTE CATORCE: SAIYANOS, NAMEKIANOS Y OTROS DEMONIOS

Capítulo 69

Traducido por Alice


En las gradas, los espectadores gritaban desde la parte superior a todo pulmon. ¡Querían ver un buen combate! Desde el principio del torneo, los combates habían sido a menudo demasiado rápido o incluso no sucedieron en lo absoluto. Perder una pelea porque uno de los concursantes había olvidado tocar el ring era simplemente demasiado.

— "¡Vamos!", Cantaban al unísono. "¡Queremos que continuen el combate!"

De todos los diecisiete luchadores todavía en la competencia, había uno que estaba particularmente interesado en ver esta pelea. Una vez más, él habló. De pie en el medio del espacio del Universo 4, con los brazos cruzados, gritó con una voz que se oía fácilmente por toda la arena, como si hubiera hablado en el micrófono del locutor:

— Vamos, maestro Namekiano, señores Vargas, Caballeros, les podrían dar una segunda oportunidad, ¿verdad?

Su voz atravesó el estadio. Todo el mundo escuchó, incluso Gast quien hizo una pausa.

En el espacio del Universo 1, los Kaioshins se encontraron una vez más frente a un dilema. ¿Deben aplicar las reglas estrictamente, o hacer una asignación especial?

— ¡Esto es inaceptable! ¡Siguen rompiendo todas las reglas! Gritó el Kaioshin del Sur, quien sentía que las reglas existian para ser aplicadas.

— Yo diria que eso tiene que decidirlo su adversario, interrumpió la Kaioshin del Oeste. Ella pensó que un arreglo no sería necesariamente malo.

Gast Carcolh se volvió hacia Cell Junior y pensó rápidamente. Podía simplemente negarse, y volver a su espacio como el indiscutible ganador. Pero también podría luchar un poco, sólo para calentar. Habían pasado años desde que había luchado a toda su capacidad; Esto sería una buena manera de volver al ritmo de las cosas.

— ¡Acepto luchar!, exclamó el gran Namekiano.

Gast estaba erguido, con los brazos a los lados y los puños apretados. Tenía que admitir que su mejilla se había herido solo un poco. Para eso, mostraría algo de su poder contra este pequeño luchador. ¡Era tan pequeño que sólo llegaba a sus rodillas!

Frente a él, el Cell Junior se levantó y se acercó. Estaban de pie en el ring a menos de un metro de distancia, Cell Junior se escontraba mirando hacia el gran Super Namekiano.

— Ok, la pelea se reinicia, y el combate comienza ahora, anunció el Varga a través del micrófono.

— Esta batalla es entre uno de los más grandes y uno de los más pequeños aquí, dijo uno de los otros pájaros en la sala de control.

Gast cerró fuertemente los puños y dejó explotar su ki. Una brillante aura lo rodeó, haciendo volar su capa detrás de su cabeza. La onda de choque fue pequeña, pero golpeó al Cell Junior a seis yardas de distancia. Sin embargo, eso no era un problema para él; Sabía mantener el equilibrio.

— ¡Ocultaba tanto poder!, Pensó Piccolo mientras Goku exclamaba: ¡Oh! ¡Este Namekiano no es poca cosa!

Cell Junior no estaba contento de haber sido rechazado unos metros. Él también podia crear un aura poderosa. La energía explotó a su alrededor cuando demostró su máximo poder, un gran aura dorada con destellos azules de electricidad lo rodeaban.

— Pero... ¡él es mucho más fuerte! observó Gohan.

— Más fuerte que Cell después de su intento de suicidio, confirmó Vegeta, con los brazos cruzados.

— Como sospechábamos, Cell estaba ocultando sus verdaderas habilidades. Goku se volvió hacia el espacio del Universo 17 para ver a Cell sonriendo.

En el ring, el pequeño Cell azul se lanzó contra su oponente, que permaneció inmóvil. Esta vez, estaba listo. Lanzó una patada a la cabeza del Namekiano, quien lo frustró fácilmente con su antebrazo. El Cell Junior giró rápidamente con otra patada dirigida a la cara de su oponente, pero el golpe fue de nuevo fácilmente contrarrestado con el otro brazo. El pequeño Cell aceleró sus movimientos, atacando por todas partes, usando su pequeño tamaño para golpear rápidamente mientras evitaba los puños grandes del Namekiano. Pero nada ayudó. Gast fue más rápido para contrarrestar cada movimiento.

El Super Namekiano estaba tranquilo y decidido. Cada movimiento era preciso; Trató de contrarrestar cada ataque con el menor gasto posible de energía. En cambio, Cell Junior no le importaba lo menos la energía que estaba usando.

Cuando la pequeña criatura intentó otro golpe al punto ciego, esperando derribar a su oponente, se dejó caer sobre una rodilla. Aún así, su tamaño todavía empequeñecía al pequeño luchador, cuya sorpresa le costó caro. Gast le golpeó con el puño lleno en la cara. El golpe fue simple pero poderoso, pero Gast no había puesto toda su fuerza en él. Cell Junior voló alto al cielo antes de recuperarse y enderezarse, luego atacó inmediatamente con un Makkankosappo. Pero no asustó al Namekiano, que ya había visto esta técnica. Parecía atrapar el radio de la viga, ajustándose a su movimiento y revirtiéndolo para que volviera como un agudo ataque hacia su remitente, que lo esquivaba fácilmente.

Los dos adversarios se quedaron quietos por un momento. Gast se mantuvo en calma. El Cell Junior apretó los dientes y probó una nueva estrategia... entonces pensó en algo. Cruzó los brazos y, cuando los desplegó, se dobló. Repitió el proceso varias veces, multiplicando su número. ¡No parecia detenerse! ¡Había cuatro, luego ocho, luego dieciséis, treinta y dos y, finalmente, sesenta y cuatro! ¡La técnica de Tenshinhan fue empujada a sus límites!

— ¡Ghi ghi ghi hi hi! Gritaban todos los sesenta y cuatro repetidores simultáneamente mientras se enfocaban en Gast, que permanecía tranquilo.

Había visto esta técnica antes, e inmediatamente reconoció su debilidad. Este oponente no había sido capaz de superarlo. Uno de los Cell Juniors se abalanzó sobre él, pero lo evitó saltando varios metros. Una docena de otros lo rodearon y lo sorprendieron con golpes, pero él los rechazó todos. De repente girando en su lugar, se volteó extremo a extremo, logrando patear cada una de las réplicas violentamente en menos de dos segundos.

Incluso entonces, no todos estaban abajo; Varios ataques de energía le llegaron. Evitó todos nuevamnete, desapareciendo por completo.

A partir de entonces, todo ocurrió muy rápidamente. Un clon del Cell Junior vio una explosión delante de él cuando otro clon explotó de un golpe mortal. Inmediatamente después, otro explotó, esta vez debajo de él... y luego otro detrás de él. Durante diez segundos, Gast se movió más rápido de lo que los clones pudieron ver, evitando completamente sus ataques de energía mientras trataba con cada uno, uno por uno y permitiendo que sus haces chocaran entre sí.

El Cell Junior original comenzó a recolectar su energía, que se multiplicaba cada vez que otro de sus clones explotaba. Estiró los brazos a ambos lados, un aura brillante apareciendo a su alrededor y un relámpago que rodeaba su cuerpo. Comenzó a causar un ataque devastador, que hizo que Vegeta del Universo 18 prestara atención.

Justo cuando Cell Junior se preparaba para disparar, Gast reapareció en el ring, en buena forma. Estaba quieto... ni siquiera sin aliento, a pesar de haber derribado todas las otras réplicas. Pero no trató de atacar al último, simplemente levantando la vista y tomando el peso del Final Flash.

La explosión fue violenta. El ring resistió, porque sólo el Namekiano había sido golpeado; El área de combate sólo recibió daños colaterales. El pequeño Cell respiraba con dificultad, ahora, tratando de recuperar el aliento cuando el humo se aclaró. El resultado que vio fue malo.

Gast seguía allí, tan calmado como siempre. Su túnica había sido vaporizada por el ataque, y los restos de su capa hecha jirones yacían en el suelo detrás de él. Pero Gast Carcolh no estaba herido. ¡Incluso ese primer golpe había sido más eficaz!

— ¡¿No le paso nada... absolutamente nada?! ¿Después de recibir ese ataque de lleno?, Uub estaba asombrado.

— Creo que fue herido. replicó Piccolo. Esa es la explicación más sencilla. Pero él se regeneró inmediatamente antes de que el humo desapareciera, sólo para intimidar a su oponente.

— ¿Herido cómo?, preguntó Goten. "Una cosa es que su cuerpo estuviera cubierto de quemaduras; otra cosa es si la mitad de su cuerpo se desintegró".

Piccolo pensó unos segundos antes de contestar. Creo que es imposible saberlo.

Gast extendió su brazo delante de él, y de pronto se expandió rápidamente hacia adelante. Su gran mano agarró la cabeza del Cell Junior, luego su brazo se extendió más lejos, viajando cientos de metros hasta que golpeó el escudo energético que protegía al público. El pequeño combatiente permaneció inmovilizado durante varios segundos; El agarre del Namekiano era fuerte. Muy fuerte. Con una súbita explosión de agilidad, la pequeña criatura azul logró patear la muñeca de Gast, dejándose girar rápidamente. Inmediatamente se precipitó hacia su oponente; Si lo alcanzaba antes de que el brazo de Gast volviera a la normalidad, tendría una ventaja considerable.

Desafortunadamente, Gast era mucho más capaz que eso. Su brazo se retractó a la normalidad de inmediato, y el Cell Junior hizo una pausa mientras se acercaba al Super Namekiano, sin saber qué hacer. Esa vacilación fue su caída. De uno de los ojos de Gast surgió una sola chispa. Un rayo muy delgado salió disparado, perforando la cabeza de Cell Junior y desapareciendo en las profundidades del espacio.

El Cell Junior continuó flotando por unos segundos. La sangre goteaba por el agujero en medio de su cabeza y se escurrió por su rostro. Sus ojos se retrocedieron, y finalmente cayó al ring.

— Bueno, ¿por qué no regenera una herida tan pequeña?, Son Goten preguntó a los demás en el Universo 16. El hecho de que un agujero en la cabeza podría ser peor que en otra parte del cuerpo no le cruzó la mente.

— No creo que los Juniors se regeneren, dijo Gohan. Recordó cómo fácilmente había destruido siete de ellos en su tiempo. ¿O eran ocho? Por alguna extraña razón, no lo sabía.

— En cualquier caso, tocó el núcleo principal de Cell Junior, dijo Vegetto.

— ¿Suponía que tenía uno?, preguntó Gohan.

— Este Namek es realmente increíble. Me bate en todos los niveles, dijo Piccolo. -

— Fuerza, velocidad, regeneración, habilidades táctica...

— ¡Victoria de Gast Carcolh del Universo 7!, Declaró el locutor.

Gast salió del ring para regresar a su espacio. En el espacio del Universo 17, Cell gruñó. Vegetto se acercó para burlarse de él.

— No te preocupes, Cell. Él será resucitado al final del torneo.

Cell no respondió a este comentario. No le importaba si su Junior sería resucitado o no. Vegetto parecía haber leído sus pensamientos:

— Bueno, salvo que antes pongas una decena de ellos, supongo...

Después de unos minutos, el ring volvió a su perfecta forma esférica. La última batalla de la primera ronda fue anunciada...

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu