DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris & Arctika

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez, Logan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 5 dias, 1h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133134135
Parte 28 :136137138139140
Parte 29 :141142143144145
Parte 30 :146147148149150
[Chapter Cover]
Parte 29, Capítulo 142.

PARTE VEINTINUEVE: BUDOKAI ROYALE "EL PRINCIPIO DEL FIN"

Capitulo 142

Traducido por Alice & Logan

Mientras Vegeta seguía caminando, se detuvo brevemente frente al balcón del Universo 12. Trunks se enderezó y se encontró con él.

— Padre, ¿qué estás haciendo aquí? Si has venido a corroborar nuestro estado, no te preocupes, C-16 y estamos bien.

— Excelente, respondió Vegeta sin una sonrisa, pero no es por eso que estoy aquí. Esto es sobre tus maleducados "vecinos".

— ¿Quién, el otro Vegeta? Trunks se preguntó en voz alta. Pero le acabas de pasar...

— Los otros vecinos, muchacho... susurró el Saiyano, su rostro se oscureció.

Los ojos de su hijo se abrieron de par en par, volviéndose hacia el espacio vacío del Universo 11. Al lado, el otro Vegeta observaba a su homólogo cuidadosamente. Sabía que algo no andaba bien, era una expresión que él mismo usaba a menudo cuando estaba a punto de actuar. El acto en cuestión, esta vez, sería un exterminio simple y completo.

Vegeta del universo 18 acortó la conversación, cruzando rápidamente la barrera hacia el patio del 11º universo. Había adivinado quién estaba detrás del ataque hacía Videl en los apartamentos del universo 18 antes, y había llegado el momento de poner punto final a ese problema. Pero antes de entrar en el corredor que conduce a los apartamentos, un ruido en la arena llamó su atención. Girando y explorando el área, fue uno de los primeros en localizar una placa metálica circular en el centro del piso del estadio; era inequívocamente similar a las que había visto en la nave de Babidi años atrás.

— Pero, eso es... Gohan del universo 16 dijo con sorpresa.

— ¡Mis datos indican que hay una gran fuerza misteriosa a nuestro alrededor proveniente de esa placa!, Exclamó Eleim desde el balcón del universo 19, parcialmente en respuesta a Gohan.

— Así es, ¡yo también lo siento! Dijo Uub en voz alta, mirando alrededor.

— Y aquí... ¡Vamos! Zen Buu se rió con una sonrisa. Era el único que sabía que lo que realmente sucedía en ese instante.

Justo delante de los ojos conmocionados de su divino guardián, la esfera de goma rosa desapareció de repente. Y no fue el único, ya que se escucharon gritos de sorpresa y sorpresa alrededor del ring. El Gran Kaioshin exploró toda la arena con una sola mirada, tomando nota. Fue la voz de Piccolo del universo 18 que confirmó sus sospechas.

— ¡Todos los participantes se han ido!

En un planeta distante, a miles de millones de parsecs lejos del estadio, en un rincón perdido del vasto Universo 0...

Son Goku dio un paso atrás, aturdido. Hace unos momentos, estaba parado junto a su hijo, Piccolo y Uub, charlando un poco. Pero la desaparición inexplicable de Gohan y el Namekiano estuvo acompañada por el paisaje ausente de su balcón, totalmente distinto. Esto tenía que ser obra de una teletransportación avanzada.

Otros participantes fueron igualmente transportados, notablemente Trunks y Pan quienes se encontraban justo detrás de él. También podía ver la silueta de Vegeta desde el otro extremo, vigilando al Saiyano momentos antes mientras caminaba hacia el otro lado del estadio. También había otras sombras que lo rodeaban, los miembros correspondían a los demás universos participantes. Dos Heloitas estaban a su derecha, y un poco más abajo estaba el Kaioshin del sur.

Todo esto lo había observado en un solo momento, sus sentidos se activaron en alerta máxima. Pero cuando abrió la boca para articular una oración, el olor de la niebla amarga llenó sus pulmones. Goku agarró su garganta, tosiendo fuertemente, al igual que otros a su alrededor. Su visión se volvió borrosa al verla, pero estaba claro que las toxinas que los rodeaban pronto conducirían a la asfixia. Los Heloitas parecían notablemente no afectados, su armadura creaba automáticamente una burbuja respirable. Cada uno de ellos miró a su alrededor, aturdidos e inseguros de si podían ayudarse entre sí.

Son Goku cayó de rodillas, sin aire, con los brazos y el cuerpo temblando. Su mente no aguantaría mucho a este ritmo, todo a su alrededor se había vuelto negro. ¿Era así realmente como iba a morir? Cuando su visión se desvanecía, una luz blanca lo golpeó y lo envolvió. Creía que era su fin, y se resignó a su destino. Sin embargo, no fue el frío abrazo de la muerte lo que lo envolvió, sino la suave caricia de la vida y la bendición del aire llenando sus pulmones una vez más. Jadeando profundamente, saboreó el oxígeno como nunca antes y se sentó de nuevo. En el centro de todos los luchadores, Gast Carcolh estaba de pie, con los brazos extendidos. El Super Namekiano había creado una enorme cúpula a su alrededor, que abarca a todos los presentes, una hazaña realmente sorprendente, admirada por Son Goku. Este Namekiano continuó exhibiéndose como un ser extraordinario. Al darse cuenta de que podía hablar una vez más, dijo;

— ¿Están todos bien? ¿Alguien ha sufrido algún daño?

— Estamos bien, respondió Uub, tosiendo. ¿Qué pasó?

— ¿Dónde estamos?, Preguntó Pan, con temor en su voz.

Al darse cuenta de que Vegeta del universo 18 se dirigía al centro del grupo, Goku se apresuró a reunirse con él, seguido de Uub, Pan, Trunks y los dos Heloitas.

— ¡Gracias por salvarnos, Gast! Son Goku se dirigió al Super Namekiano con gratitud. ¡Nunca me había gustado tanto respirar como ahora!

— No hay problema, respondió Gast, mirando a su alrededor. El gas aquí era venenoso, una ocurrencia común en un lugar sin vida como este. Pero neutralicé las toxinas, incluidas aquellas que ya habían inhalado. No deberían experimentar ningún efecto secundario prolongado.

— ¡Increíble! Exclamó Xeniloum, admirando los talentos del Namekiano.

— Todo está bien, comenzó diciendo Goten del universo 16, pero ¿dónde diablos estamos? ¿Y por qué estamos aquí?

Trunks del universo 12 respondió, acercándose a ellos. Bueno, si lo piensas, solo los que somos o éramos participantes en el torneo fuimos transportados aquí. Pero, no estamos todos los participantes...

— Tienes razón, intervino su doble del universo 18. Veamos... Freezer, Cold, Cell, Kakarotto, Dabra... ninguno de esos bastardos está a la vista.

— ¡Esperen un momento! Gritó el Kaioshin del sur, con un tono de voz que denotaba miedo. ¿¡Dónde están Buu y Vegetto!?

— Justo detrás de ti, gruñó una voz muy enojada.

Al girarse, el Kaioshin puso los ojos en los dos en cuestión, los dos colosos de pie lado a lado. Buu tenía una sonrisa burlona mientras Vegetto entrecerraba los ojos con consternación.

— ¿Qué estabas insinuando, anciano? ¿Qué soy un ser malvado? ¿Qué soy un mal...

— ¡No, para nada! ¡Me has entendido mal! Replicó inmediatamente el Kaioshin del sur.

— Solo olvídalo, dijo Buu, habiendo vuelto a su apariencia normal en lugar de ser aquella esfera de color rosa. Estoy más interesado en dónde estamos realmente.

— Bueno, eso no es un misterio, exclamó Xeniloum, acercándose al djinn con furia. ¡Fuiste tú quien hizo esto por supuesto! De vuelta a tus viejas costumbres, ¿eh?

— Claro que no, respondió Buu honestamente, levantando las manos. ¡Soy tan víctima como tú!

— Sí, ¿y esperas que creamos eso?

— Tranquilízate, interrumpió Gast. Si él fuera responsable, no estaría con nosotros en este momento. Recuerda, fue encarcelado en ese momento, incapaz de usar sus habilidades. Todos y cada uno de los aquí presentes somos inocentes esta vez.

Xeniloum siguió mirando acusadoramente a Buu unos segundos, pero finalmente cedió y se alejó, todavía vigilándolo. El Djinn sonrió maliciosamente en respuesta.

— Oye, tengo una teoría, dijo Goku de repente. ¡Es posible que Freezer nos haya enviado a todos a 'su hogar'! Es una dimensión en su mente donde todos envejeceremos súper rápido.

Todos se volvieron hacia él de forma extraña, pensando que el Saiyano podría haber inhalado demasiado gas venenoso. Son Goku se limitó a reírse de asombro.

— ¿Qué? No suena tan loco, ¿verdad?

— Si bien es cierto que luchaste contra Freezer dentro de su mente, señaló Vegetto, yo sentiría si estuviéramos en la misma situación. Esto es definitivamente diferente, estoy convencido de que hemos sido transportados físicamente a otro planeta, uno lejos de la arena. No puedo sentir la presencia de Gohan o de nadie más allá.

— Entonces, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?, Preguntó Pan del universo 16.

Un golpe repentino se escuchó detrás de ellos cuando Vegeta del universo 18 se arrodilló y golpeó una placa de metal -todos se giraron en respuesta. Varios, entre ellos Son Goku y Vegetto, reconocieron el dispositivo en cuestión, mientras que la cara de Vegeta se agrió.

— ¡Asqueroso gusano imprudente! Debería haber actuado antes, podría haber evitado todo este lío. ¡Esto es culpa mía!

— ¿De qué estás hablando, papá? Trunks se preocupó, antes de darse cuenta del plato. Oye, no es eso...

— Una de las trampas de Babidi, Vegetto terminó su oración, de pie junto a Vegeta. Usó su magia para teletransportarnos lejos de la arena. Y ya que estamos aquí, eso significa que cualquier persona que no esté presente está probablemente bajo la influencia de su hechizo de majinización.

— No todos los aquí presentes somos, digamos, puros de corazón, agregó Buu. Tal vez porque éramos demasiado poderosos para él, no pudo usar su hechizo sobre nosotros, agregó burlonamente, notando que la mirada de todos se volvía de repente hacia él.

— Hay muchos seres formidables entre los corruptibles, dijo Gast. Los demonios del frío y los Saiyanos deben haber sido los primeros en caer bajo su control. Y hay varios Saiyanos con gran fuerza que no están presentes aquí...

— No necesariamente, dijo Son Goku, entendiendo lo que estaba implicando Gast. Mi hijo Gohan es un Saiyano, sí, ¡pero no hay ninguna posibilidad de que Babidi pueda corromperlo! Su corazón es demasiado puro para eso...

— Aunque no era un competidor, agregó Vegetto. Uno de los errores de Babidi fue no interesarse por los que no participaron como; Piccolo por ejemplo. Aunque diría que fue un descuido excluir al otro Kaioshin, tal vez él estaba planeando una venganza más personal y solo quería que el del sur saliera de su camino.

El Kaioshin del sur asintió, reflexionando.

— ¡Entonces todos los que quedaron atrás están siendo atacados por los malditos esclavos de Babidi! Exclamó Vegeta furiosamente. Bra... ella no sabe cómo defenderse adecuadamente. Si algo le pasa a ella... ¡Eliminare a todos los implicados! ¡lo juro!

Los otros no dijeron una palabra más, viendo a Vegeta temblar de ira, apartando sus ojos de él. Mientras tanto, Vegeta del universo 13 frunció el ceño, desconcertado por la actitud de su contraparte. Una vez más, este homólogo no actuaba como realeza, a pesar de su gran poder. Esto lo intrigaba y lo irritaba al máximo. Estaba a punto de prestarle atención cuando Trunks del universo 16 de repente se dirigió a él.

— Oye, si solo los sujetos que no somos corruptibles fuimos exiliados del estadio, ¿por qué está aquí Vegeta del universo 13?

El emperador Saiyano se tensó cuando Pan del mismo universo se le acercó también.

— Sí, él tiene razón. ¿No eres entonces un super malvado?

— ¡Déjenme solo, mocosos! Gritó Vegeta, frunciendo el ceño. Ni yo mismo se porqué estoy aquí. Tal vez ese pequeño mago de mala calidad me tenía miedo, ¡quién sabe!

— Sí, definitivamente es corruptible. Eso eso misterioso, tal vez esté implicado con Babidi, dijo Goten.

— En realidad no, dijo Vegetto, pensando en voz alta. Babidi podría haberme atacado, ya sabes, soy el más poderoso de todos los universos. Sin embargo, me ha dado la sensación de que teme volver a perder el control sobre un subordinado...

— Ahora no es el momento, papá, murmuró Trunks.

—  ... esa es una buena estrategia. Las tres versiones de Vegete están aquí. Vegeta, el emperador de su propio universo, el Vegeta quien tomó un camino distinto al resto, y por supuesto, el más poderoso de todos; yo. Apuesto a que se encontró con nosotros en su universo y esa es la razón del porque nos evitó a propósito. Sabía que una vez que intentara tomar control de nuestras mentes, simplemente nos liberaríamos usando nuestro orgullo. ¡Él teme a la voluntad indomable de un verdadero Saiyano, el príncipe!

— Eso es un razonamiento sólido, interrumpió Eleim, pero, ¿de qué sirve eso? Todos estamos atrapados aquí, incluyéndote a ti, Saiyano.

— ¿Saben?, Son Goku pensó en voz alta, No he visto a nuestro Goten en ninguna parte. ¡¿No me digas que fue corrompido por Babidi?!

— No, él solo fue al baño justo antes de que nos teletransportaran aquí, respondió Trunks. De seguro esta en los apartamentos.

— Todos los del Universo 9 también estaban en su apartamento, dijo Uub. Eso explica su ausencia.

— Sí, dudo que Yamcha, Tenshinhan o Kulilin puedan ser corrompidos, estuvo de acuerdo Goku. Si no están aquí, eso significa que cualquiera en los apartamentos fue inmune al hechizo de transporte. Entonces, ¿quién más había vuelto a su habitación?

Gast se aclaró la garganta:

— XXI, los demonios del frío y sus subordinados, los androides del universo 14, Cell del universo 17 y todos los guerreros del Universo 3. Había estado reflexionando sobre las amenazas potenciales que podrían esperarnos a nuestro regreso. Aparte del ausente del universo 5, sospecho que todos los demás que mencioné han sido corrompidos. Tendremos un arduo trabajo por hacer.

— ¡Entonces tenemos que darnos prisa y detener a Babidi! Exclamó Son Goku.

— No, Vegetto suspiró, cerrando los ojos. Su plan ya ha fracasado. Nuestra Son Bra se encuentra descansando en su habitación. E incluso sin ella, Gohan es suficiente para manejar a esos insectos, ¡y está por partida doble! No hay razón para entrar en pánico, Babidi solo firmo su sentencia de muerte.

Los ojos cerrados de Vegetto indicaron que esperaba ser el centro de atención, como siempre, pero después de unos segundos no hubo ningún suspiro de alivio. Su sola presencia fue suficiente para tranquilizarlo, pero al abrir los ojos, vio que Son Goku y Vegeta le robaban el foco. Todos se habían reunido alrededor de los otros dos Saiyanos, examinando la placa de metal.

— ¿Cómo se atreven a simplemente ignorarme así?... Dijo Vegetto con el ego por los suelos.

Son Goku, de rodillas frente al plato, se volvió hacia Buu. Él también estaba atrapado en la misma situación, lo que lo convertía en una amenaza menor en este caso. De hecho, sabiendo lo útil que podía ser con su inmenso poder, Goku estaba casi contento de tenerlo con él, a pesar de sus travesuras el día anterior.

— La última vez que vi uno de estos, dirigía directo a la nave de Babidi. Aunque creo que funciona con magia, ¿hay alguna posibilidad de que puedas abrirlo, Buu?

Los ojos de todos se volvieron hacia el Djinn, quien se arrodilló y puso su mano en el dispositivo. Emitiendo un aura rosa débil, cerró los ojos un momento antes de enderezarse y poner una mano en su cadera.

— Si fuera una entrada, podría hacerlo. Pero esto no está conectado a la nave en absoluto. Diría que Babidi lo encantó específicamente para una única teletransportación, esperando que todos muriéramos por asfixia o envenenamiento. No puedo hacer nada con eso, aunque si hubiera sido funcional, dudo que el puñetazo de nuestro querido Vegeta me hubiera ayudado a hacerlo funcionar.

— Hmph, gruño Vegeta del universo 18.

— Entonces, ¿qué vamos a hacer? Pan del universo 18 se preocupó.

— ¡Chicos, dejen de preocuparse!, Interrumpió Vegetto en voz alta, todos se volvieron hacia él con una mirada perpleja. Solo mantengan la calma, ¡no tiene sentido caer en pánico! Son Bra y Gohan están ahí, ¡no tenemos nada de qué preocuparnos! En serio, ¿qué pasa con ustedes?

— Oh, ¿crees que todo está bien?, Vegeta lo fulminó con una mirada. Bueno, a diferencia de ti, no me conformo con dejar a mi hija a merced de esos monstruos, ¡se llama pensar en los demás! Gohan puede ser fuerte, sí, ¡pero no olvides que Cell puede ser un duro rival para el ahora! ¡Solo un idiota estaría tranquilo en un momento como este, y si te preocupas por tu familia, entonces dejarás de dar conferencias y nos ayudarás!

Los ojos de Vegetto se agudizaron, la rabia crecía en su subconsciente a pesar de que sabía que Vegeta tenía razón.

— Puede que tengamos aliados allí, pero serán superados en número, agregó el Kaioshin Sur. El ejército de los demonios del frío sin duda habrá sido corrompido, sin mencionar a todos los espectadores que podrían haberse convertido en enemigos. No sé lo suficiente como para especular sobre XXI, pero Babidi todavía tiene a su lado a Majin Buu y Dabra. Si no somos capaces de regresar pronto, ¡quién sabe cómo podrían acabar las cosas!

— Bueno, nos teletransportaron aquí, todos deberíamos poder regresar de la misma manera, dijo Son Goku.

Una vez más, todos se volvieron hacia Vegetto, quien dejó a un lado su enojo ante la sorpresa. Todos dependían de él, otra vez. Con un suspiro de cansancio, colocó dos dedos en la frente y comenzó a imaginar la arena. La habilidad de Kai Kai que había aprendido de Kibitoshin le permitía ir a cualquier lugar que deseara sin necesidad de un aura para guiarse, pero, a pesar de sus esfuerzos, no pudo localizar su destino. Para que él estuviera totalmente perdido como ahora, Babidi habría tenido que enviarlos de verdad al otro extremo del universo. No solo no podía sentir ni una pizca de energía proveniente del estadio, sino que había una absoluta ausencia en todas las direcciones hasta donde podía llegar. El espacio era realmente vasto, pero en el Universo 0 el infinito abismo se sentía aún más frío y sin corazón, un tipo de vacío que marcaba un vacío infinitamente sin vida y muerto. Buscarlo llevaría horas, supuso.

— No puedo volver, admitió el supuesto dios Vegetto a regañadientes, apretando los puños. Estamos perdidos en algún rincón de este universo, podríamos estar en cualquier lugar, ¡ni siquiera sé por dónde empezar a buscar!. Fue humillante para él, quien siempre tenía las respuestas, incluso para decir las palabras. Se sintió inútil por primera vez en su vida, y una idea rondaba por su cabeza: él, el imparable guerrero, considerado un Dios en su universo, ¡incapaz de superar un simple obstáculo en una situación tan urgente!

Son Goku lo miró un segundo, comprendiendo el golpe a su orgullo, pero no estaba dispuesto a rendirse todavía. Él tomaría las cosas en sus propias manos si fuera necesario.

— Entonces tendremos que hacerlo a la vieja usanza, con la transmisión instantánea. Todo lo que tenemos que hacer es encontrar el estadio, por lo que debemos tratar de concentrarnos en las firmas de energía más fuertes que existen. Como las de Gohan, Son Bra o Cell, son los más poderosos, ¡así que serán los más fáciles de encontrar!

— ¡No puedo empezar a imaginar cuán terriblemente lejos están! Exclamó Uub, tratando de no pensar en cuántos millones de galaxias tendrían que explorar individualmente. La magnitud de tal pregunta era gigantesca.

— ¡No te preocupes, los encontraremos! Respondió Goku con una sonrisa. Es mucho mejor que estar de pie aquí sin hacer nada. Así que, todos, escojan una dirección diferente y traten de sentir hasta la más mínima firma de energía, ¡eleven sus sentidos al máximo!

Casi todos los presentes giraron e hicieron lo que se les indicó. Gast cerró los ojos, cubriéndose con una luz verde brillante. Los Heloitas activaron sus nano-scouters, escaneando varios sistemas estelares, mientras que Uub, Vegeta, los tres Trunks, Goten y los dos Pans se extendieron y comenzaron a tratar de sentir las auras. Sólo dos individuos no se unieron al esfuerzo colectivo. El emperador Vegeta del universo 13 observó en silencio la situación, no estaba dispuesto a ayudar en un esfuerzo de rescate para salvar a los débiles o miembros de una familia igualmente inútiles. En cuanto a Zen Buu, él estaba burlándose interiormente. Él ya sabía exactamente dónde estaba la arena. Desde el comienzo del torneo, había plantado partes de sí mismo en todo el asteroide, como pequeñas cámaras de seguridad estacionadas en todas partes, informando constantemente. Por supuesto, habían quedado atrapados en la técnica de Gast y tuvo que empezar todo de nuevo después de eso, pero ya había logrado cubrir una buena parte del área. Partes de él estaban escondidas dentro de los apartamentos e incluso fuera del estadio, por lo que solo su cuerpo principal había sido teletransportado.

— Oh, de hecho, está muy lejos, pensó, enfocando sus pensamientos en un ojo que había formado en el torneo. Observó todo, desde una percha en la pared divisoria con los espectadores. Voy a dejar que todos hagan su búsqueda por ahora. Si los ayudara, ciertamente me perdería todo el show que se viene a continuación.

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu