DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris & Arctika

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez, Logan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 5 dias, 1h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133134135
Parte 28 :136137138139140
Parte 29 :141142143144145
Parte 30 :146147148149150
[Chapter Cover]
Parte 26, Capítulo 128.

PARTE VEINTISEIS: CREACIONES SINIESTRAS

Capítulo 128

Traducido por Alice

— ¡Señoras y señores, sin demora, ahora nos gustaría presentar la próxima pelea en nuestra competencia secundaria! ¡El primer equipo será la Kaioshin del Oeste del unierso 1 y Nappa del universo 13!

Los dos competidores se encontraron en el centro del ring, la Kaioshin saludo a Nappa con una sonrisa amistosa.

— Encantada de conocerte. Me doy cuenta que el trabajo en equipo no es realmente tu fuerte, de hecho, de ningún Saiyano de tu universo, pero... dado que este es un torneo, espero que no solo cooperes sino que nos complementaremos bien.

— Hmph, gruñó Nappa.

Ella tenía razón, definitivamente no estaba emocionado de verse forzado a una batalla de equipo. Después de todo, era el mismo orgulloso guerrero que había aplastado a una gran parte del ejército de Freezer por sí mismo. Pero, viendo que ella era una Kaioshin, Nappa se consideraba afortunado de haber sido puesto con ella. Ella era poderosa, lo suficientemente fuerte como para que le ayudara si las cosas se pusieran dificiles... admitir esto era frustrante para el Saiyano.

— Bien entonces, finalmente murmuró, pero queriendo aclarar sus términos, continuó rápidamente. Acepto, pero no quiero que te involucres o intentes intervenir sin que yo lo diga, ¿entendido?

— Como quieras, respondió la diosa, todavía sonriendo.

El Varga anunciador continuó.

— ¡Se enfrentarán al dúo de Jeece del universo 8 y su compañero Cell Junior del universo 17!

Nappa sonrió. Jeece sería un oponente perfecto para él, pero los bichos azules, por otro lado... Bueno, seguramente sería pisoteado, incluso Vegeta había luchado contra el pequeño insecto. Pero, en general, las cosas aún podrían salir bien.

— Deja el matón de Freezer para mí. ¿Crees que puedes manejar a ese pequeño Cell por tu cuenta? Dijo Nappa.

La hermosa Kaioshin asintió, mirando a la descendencia de Cell de cerca cuando aterrizó a unos pies delante de ellos. Para ser una criatura pequeña y joven, él era muy poderoso. Si bien ella era bastante formidable en poder, la eterna diosa sabía que inevitablemente iba a perder. En cuanto a su compañero, ella esperaba que él derrotara a Jeece sin demasiado esfuerzo, permitiéndoles posiblemente formar equipo en contra del Junior.

Jeece también aterrizó en el ring, pero al instante se sintió incómodo parado al lado de la pequeña criatura azul, riendo salvajemente por la emoción. Sabía que el enano era increíblemente poderoso, pero carecia de la comunicación de cualquier tipo, y mucho menos el trabajo en equipo, parecía una posibilidad remota. Lo que no le habría sucedido, en cambio, si su compañero de equipo fuera Butta, formando su dúo mágico, al menos el pequeño Cell tenía el esquema de color adecuado para que sus movimientos se destacaran. Sin embargo, Jeece estaba seguro de poder manejar a Nappa sin dificultad. La forma en que el calvo se había burlado de su amo Freezer había sido valiente, pero al final todavía había huido con su victoria moral. Por esa insolencia, el leal sirviente del Emperador le haría pagar. En cuanto a la Kaioshin, parecía que ya estaba alineada para enfrentar al enano, confirmando quién pelearía con quién.

El engendro de Cell era increíblemente impaciente. No le importaba si tenía un compañero de equipo, solo quería aplastar a sus oponentes lo más rápido posible. Extendiendo sus alas negras, el jr de repente se lanzó hacia adelante, apuntando hacia la Kaioshin, bajo el desconcierto de Jeece. El puño del junior llego hacia Kaioshin, que había levantado el brazo para bloquearlo. Pero el mini Cell giraba con su ímpetu, balanceando su pierna derecha con toda su fuerza en su rostro y causando que su belleza se tambaleara. Sin vacilar, siguió su ataque, persiguiendo a la diosa con un aluvión de golpes intestinales mientras intentaba retirarse. Sus dos compañeros de equipo permanecieron inmóviles, aturdidos por la exhibición de poder que estaba más allá de sus propias habilidades. Finalmente, después de haber recuperado la compostura, Jeece se lanzó hacia el Saiyano para atacar. Nappa respondió de manera reactiva, pero no lo suficientemente rápido y fue castigado con una patada en la mejilla derecha. El guerrero calvo se tambaleó cuando el magma rojo voló por encima, formando Kikohas en llamas alrededor de su cuerpo. Treinta años atrás, incluso uno de ellos habría pulverizado a Nappa en un instante, pero hoy ya no. No solo estaba familiarizado con el ataque, ahora era mucho más fuerte.

Nappa abrió la boca de par en par.

— ¡Come esto, tonto!

Un rayo de luz salió de su garganta, y mientras aceleraba hacia Jeece, el antiguo integrante del comando Ginyu entró en pánico y tuvo que lanzar todas sus bolas Ki en defensa. Cada globo rojo golpeó el rayo, pero lo impidió solo brevemente mientras estaban envueltos. Como resultado, Jeece se compró el tiempo justo para escapar por poco.

— Maldito idiota... maldijo.

Nappa se rió ruidosamente, notando la cara furiosa de Freezer mirando desde su balcón. Desde que Goku lo derrotó, el demonio del frío no había podido quedarse quieto, caminaba constantemente de un lado a otro por la frustración o, por lo menos, golpeando en suelo con su cola. Tener su debilidad expuesta había encendido un fuego dentro de él, y Freeza había decidido comenzar a entrenar en el instante en que regresara a casa. No estaría satisfecho hasta que sus mejoras fueran suficientes para garantizar la victoria sobre Cooler por lo menos, y aunque dudaba que alguna vez pudiera igualar a su padre, sin duda lo intentaría. Cualquier cosa era mejor que la humillación que le habían infligido, teniendo que soportar ahora el espectáculo de que sus soldados eran humillados, ni más ni menos por los Saiyanos y otras criaturas inferiores.

Nappa estaba por terminar su pelea con Jeece cuando fue distraído por una onda de choque detrás de él.

— No... maldición, ¡tan pronto!, Exclamó enojado.

La Kaioshin del Oeste había quedado inconsciente, y parecía estar en una condición calamitosa para voler al combate. El cuerpo del bio-junior estaba lleno de crepitantes relámpagos azules, después de haber golpeado a la diosa como un saco de boxeo. Él, literalmente, le había ganado la pelea, y luego arrojó su cuerpo al suelo, siempre con la mirada salvaje de emoción en su rostro. Los otros Kaioshins que miraban cerca temblaron de furia. El Kaioshin del Sur apenas podía soportar observar semejante atrocidad, viendo a su magnífica camarada ser golpeada sin piedad. No estaba siendo delicado con ella, el combate entre los dos luchadores había sido decidido desde el inicio. No, Cell Junior era una criatura puramente sádica. Estaba a un solo paso de que el Kaioshin del Sur interviniera, independientemente de las reglas, y poniendo fin a la locura. El gran Kaioshin y Buu lo miraron ansiosos.

Mientras el Junior se reía salvajemente, Nappa se apresuró hacia su compañera, Jeece mirando silenciosamente detrás. Nappa suspiró mientras daba un vistazo a la Kaioshin y confirmaba que todavía estaba viva, dándose cuenta de que ya casi había terminado. De todos modos, temía lo que podría pasar si permitía que un ser superior, una diosa, fuera brutalmente asesinado justo delante de todos, especialmente los otros dioses. El Saiyano luego se volvió, parado frente a ella a la defensiva. Sabía que la pequeña criatura era mucho más fuerte que Freezer, y Nappa estaba muy lejos de superarlo, pero no iba a rendirse, al menos no por los veinte segundos hasta que fuera abatido. De hecho, enfrentar al extremadamente poderoso ser era emocionante para el guerrero Saiyano. Nappa lanzó su puño a la criatura, quien simplemente la agarró y comenzó a girar como dos cuerdas que se desenrollan. Antes de que el peleador calvo pudiera reaccionar, Cell Junior le dio una increíble patada en el abdomen, dejándolo sin aliento. A lo lejos, podía escuchar el conteo.

Doce segundos hasta desde que la Kaioshin quedo fuera de combate...

Nappa con todo el esfuerzo que le quedaba, volvió a en si y agarro los pies del jr mientras estaba de espaldas, luego lo agarró con fuerza y lo sostuvo con todas sus fuerzas. Podía sentir las frustraciones de la criatura azul cuando Junior se retorcía y arañaba, pero Nappa rápidamente había hecho una distancia enorme entre los dos y la Kaiohsin. De repente, un fuerte dolor ardiente golpeó su pecho y Nappa se vio obligado a soltar su agarre: todo el cuerpo del joven se había puesto al rojo vivo, incluso el aire a su alrededor humeaba. El pequeño monstruo rió mientras su torso se enfriaba lentamente, pero su padre estaba furioso cerca de él. La estúpida criatura había revelado inadvertidamente una habilidad potencialmente útil, una sorpresa que podría haber necesitado más adelante. Cell miró a Tapion, que no parecía haber reaccionado o hecho una conexión entre ellos. Por otro lado, la mirada de Vegeta había brillado hacia él casi imperceptiblemente.

Ahora, libre, Cell Junior conectó un violento golpe en la mandíbula de Nappa y lo envió a estrellarse cerca de la Kaioshin. Trató de pararse, contando solo con animos y adrenalina, pero su atacante ya estaba sobre sus cabezas preparando un Kikoha mientras reía salvajemente. El viejo general Saiyano finalmente parándose y cruzando sus brazos defensivamente antes del ataque. Pero no pudo mantenerse en si, y sus piernas le fallaron una vez más. Se desplomó justo cuando el ataque de energía se acercaba cada vez más; parecía que este era el final...

Pero algo inesperado sucedió después. La esfera de energía se desvió inofensivamente hacia el cielo, la risa de Cell Junior se cortó bruscamente, y Nappa tensó su cuello hacia la fuente de la interrupción. La alta sombra que había aparecido pertenecía al Kaioshin del Sur, y la ira en su rostro era lo suficientemente poderoso como para detener al mini-Cell en seco.

— ¡Ni la Kaioshin del Oeste ni Nappa están en condiciones de seguir luchando! ¡Este combate terminó! Exclamó en voz alta. ¡Matar está expresamente prohibido en el torneo secundario, e intervendré tanto como sea necesario para evitarlo!

Nappa todavía estaba aturdido y confundido. Escuchó distraídamente el anuncio de la victoria de Jeece y Cell Jr, antes de sentir un par de cálidas manos descansando sobre su espalda. La magia curativa fluyó en su cuerpo cuando sus heridas desaparecieron y la fuerza regresó. Restaurado, se enderezó, con una expresión petulante mientras los dos Kaioshins lo saludaban.

— Tienes mi gratitud, dijo la Kaioshin del Oeste. Lo que hiciste fue noble, Saiyano, un gesto que no olvidaremos.

— Fue una acción honorable, concordó el del Sur. Tus acciones no fueron ni por asomo iguales a lo que tu raza Saiyana del pasado estaban acostumbrados, que solo conocían la destrucción. Tal vez reconsideremos nuestra perspectiva sobre su gente: después de todo, los Saiyanos de los universos 16 y 18 han progresado mucho. Quizás eres capaz de lo mismo.

Los dioses volaron, dejando a Nappa sin palabras. Solo había actuado para evitar enojar a los Kaioshins. Si hubiera permitido que fuera asesinada por el pequeño monstruo, deteniéndose ociosamente, sin duda habría ganado la reacción opuesta. No estaba seguro de cómo habían malinterpretado sus actos, y regresó silenciosamente con Vegeta. El líder Saiyano no ofreció ningún comentario, pero su imagen había sido mejorada, no había dudas al respecto. Él mismo se había negado a luchar en esta pálida imitación de un torneo, nada más porque haber perdido contra Raichi aún aturdia su mente. Sería vergonzoso incluso participar, especialmente con ese maldito Raichi aquí mirando.

De vuelta en la terraza de los Kaioshin, el del este y el del norte se enzarzaron en una conversación preocupada mientras el gran Kaioshin recibía a los acompañantes que regresaban.

— Este Cell Junior la derrotó sin ninguna dificultad en absoluto... muchos de estos mortales son peligrosamente fuertes. Vegetto, Buu, Cell... Cada uno de ellos es muy superior a nosotros y también poseen corazones manchados con la negrura del mal. Hay excepciones, como en el caso de Gast o Gohan, pero aún así...

— Nuestra principal prioridad una vez que esto termine será cerrar los universos. Pero, mientras tanto, debemos estar atentos a lo que está sucediendo con el gran Kaioshin. Cualquier cosa que Buu haga, somos los únicos capaces de discernir sus verdaderas intenciones.

Los dos Kaioshin asintieron silenciosamente el uno al otro, entendiendo, luego se volvieron para unirse a los otros dioses. En las gradas, los espectadores también estaban conversando, y luego llegó el siguiente anuncio.

— Y ahora, antes de reanudar el torneo principal, presentamos el tercer y último partido del paréntesis secundario. Para esta pelea, el primer equipo será Yamcha del universo 9 y El gran rey de los demonios, Piccolo del universo 3. ¡Se enfrentarán a Goten del universo 16 y Reacum del universo 8!

— ¿Qué ha dicho?

Los ojos de Goten se abrieron de par en par, bajo la despectiva mirada de Bra. Le hubiera gustado estar en un equipo con Trunks, o al menos Piccolo, no uno de los soldados desesperadamente débiles de Freezer. Además, sabía que sus oponentes eran formidables. Este Yamcha se había convertido en un cyborg, y Piccolo Daimao era tal vez incluso más fuerte. El Piccolo que él conocía había sido capaz de pelear incluso de iagula a igual con C-17 años atrás, por lo que había escuchado hace años en las historias de sus amigos. Así que había una buena posibilidad de que una versión completamente completa de Piccolo fuera más fuerte que eso. Estaba bastante tenso cuando se dirigió al ring, su tensión era visible. Reacum, sin embargo, se abrio paso ridículamente sin cuidado entre la multitud del estadio.

— YO SOY... ¡¡Del comando de las fuerzas especiales Ginyu.... Reacum!!

Goten se palmeó la cara con ambas manos, avergonzado, incluso cuando el alto soldado pelirrojo le hizo señas para que también adoptara una pose. Incapaz de rechazar la petición, el hijo más joven de Goku suspiró y modeló un movimiento de baile ridículo que él y Trunks habían practicado en secreto (gracias a Gotenks). Lo concluyó con "miembro de las Fuerzas Especiales... ¡Gotenks! Los espectadores vitorearon frenéticamente hacia la exhibición de espectacularidad, y naturalmente, ambas Bras enterraron sus rostros en sus manos vergonzosamente.

De pie frente a ellos, Yamcha ya estaba en una posición de combate, mirando fijamente a Goten. Ninguno de sus oponentes parecía amenazante, pero sabía que los Saiyanos eran guerreros ingeniosos; lo inteligente sería neutralizarlo primero. Al darse cuenta de que su compañero de equipo aún no había llegado, Yamcha se volvió hacia el balcón del universo 3. Los ojos del Dr. Raichi se dispararon hacia la entrada también, perplejos. Piccolo Daimao finalmente apareció, solo que parecía diferente... cambiado. Su apariencia exterior parecía lo suficientemente normal, pero estaba lleno de una ira intensa, evidenciando la oscuridad alrededor de sus ojos. Gast podía sentirlo palpitar fuera de él, mirándolo de cerca, pero después de una breve reflexión determinó que era debido a la lucha interior dentro de Piccolo, por haber sido perturbado por el día anterior.

Pero Daimao simplemente estaba siguiendo órdenes. "No hagas nada fuera de lo común", le había dicho Babidi. "No se te permite usar nada más que tu fuerza normal, no sea que alguien sospeche tu lealtad. Esté en su mejor comportamiento, ¿entiendes?

Daimao entró al ring, siguiendo las instrucciones de su amo, y se unió a Yamcha en su lado del ring.

— Será lindo pelear contigo, lo saludó Yamcha. Ahora escucha, me ocuparé del joven Saiyano de la izquierda; es el más fuerte de los dos. Asegúrate de vencer a ese Soldado del demonio del frío rápidamente, luego podemos unirnos contra Goten si es necesario. ¿Qué dices?

Piccolo volteó su mirada gélida hacia el cyborg, y después de una breve pausa asintió con una confirmación. Inmediatamente, los dos luchadores se apresuraron a sus opositores. Reacum no tenía un scouter y, por lo tanto, no tenía idea de qué estaba realmente perdido. El miembro de las fuerzas especiales Ginyu posó una vez más, luego lanzó un golpe al ser verde que se le acercaba. Él ya había sido derrotado por un Namek una vez, ¡y no permitiría que volviera a suceder! Definitivamente, definitivamente no quería darle a Nappa otra oportunidad para burlarse de él.

— ¡Puño del gran Reacum!, Gritó el gigante de pelo naranja.

Puso toda su fuerza en su primer golpe, golpeando a Daimao quien desapareció en una imagen secundaria. Reacum giró a la izquierda y a la derecha, desconcertado mientras gruñía desconcertado. Cerca de allí, se dio cuenta de que Goten se había transformado en Super Saiyano y que iría golpe por golpe con Yamcha. El cyborg contrarrestó cada uno de sus ataques con asombrosa vivacidad y técnica, pero el integrante del comando Ginyu estaba demasiado preocupado para notar más alla de eso. Todavía no había visto a Piccolo, por lo tanto dio un golpe ciego hacia su espalda, esperando un ataque furtivo desde atrás.

— ¡Codazo de Reacum!, Gritó cuando su ataque falló de nuevo. Daimao todavía no estaba en ninguna parte, hasta el punto que incluso los Vargas comenzaron a contar.

— Piccolo Daimao se ha perdido de vista y será descalificado si no reaparece en quince segundos.

Asumiendo que el Namek se había asustado y huido, el miembro de las Fuerza Ginyu puso sus manos en sus caderas y comenzó a reír a carcajadas. Pero de repente, sintió una mano agarrar su cabello y comenzar a tirar de él hacia arriba. Gritó en voz alta mientras el suelo se reducía y su cuerpo se elevaba hacia el cielo. El integrante del comando Ginyu finalmente se detuvo, encontrándose cara a cara con Piccolo a varios cientos de metros por encima del ring: los Vargas los divisaron y dejaron de contar. Habían seguido el brazo estirado de Namekiano hasta su ubicación.

— ¿Pensaste que había huido, alimaña? Oh, no, no... Estaba contemplando la vista desde aquí...

Todavía agarrando a Reacum por su cabello, el Namek golpeó violentamente con su mano libre que rompió la armadura del soldado. Escupió una corriente de sangre cuando el integrante del comando sintió que se debilitaba. Estaban en los bordes exteriores de la atmósfera artificial, donde el aire se había reducido a una escasez. Piccolo luego lo soltó y le dio una bofetada en la cara, marcando la mejilla de Reacum. Entonces el malvado Namekiano se lanzó hacia el ring a toda velocidad, sosteniendo al soldado de Freezer de su rostro, sus dedos ahora cavaban profundamente en su piel. En el último momento, se soltó, enderezándose cuando su enemigo se estrelló con fuerza e hizo un cráter de considerable tamaño. Yamcha y Goten se distrajeron momentáneamente, mirando, aunque este último aprovechó la oportunidad para darle un golpe extra al cyborg. Reenfocándose, los dos reanudaron su batalla, ambos siendo animados por sus respectivos universos.

En el patio del Universo 13, un Saiyano inconsciente y seriamente herido había sido sacudido por la caída de Reacum. Mientras tanto, el soldado de Freezer estaba luchando solo por volver a ponerse de pie, todo mientras Piccolo se reía entre dientes, con ojos llameantes. Su actitud evidenciaba cuán lejos aún tenía que ir, notó Gast. Pero aún no había terminado, y el miembro de las Fuerzas especiales Ginyu todavía estaba decidido a ganar.

— Eso ha sido muy bueno, replicó Reacum. ¡Me recuerda un poco a mi Reacum Death Driver, jaja! Su cara se puso repentinamente seria. Pero ahora es mi turno... ¡Voy a terminar contigo con esto! ¡Reacum Blaster!

Extendió sus manos hacia adelante y lanzó una poderosa ola de energía en dirección a Daimao, pero el Rey Demonio apareció directamente frente a él y pateó al soldado con fuerza. Los dientes de Reacum se dispersaron en el aire cuando fue lanzado al otro lado del ring, sus labios estaban sangrando, hasta que finalmente colapsó. Piccolo Daimao, lamiendo sus nudillos, se unió a Yamcha, quien estaba enfrascado en una feroz batalla con Goten. El joven Saiyano estaba intentando empujar sus ataques lo suficientemente fuerte como para realizar en cualquier momento un Kamehameha de corto alcance.

— Espera, ¿ahora es un dos contra uno? ¿En serio? Exclamó, viendo a Piccolo unirse.

Yamcha sonrió, pateando con la pierna derecha y acompañándolo con un codo derecho que encontró su golpe en la mejilla de Goten. Piccolo encadenó ataques junto con él, juntando sus manos y encontrando el suave vientre del Saiyano. El hijo de Goku se estrelló contra el suelo, pero Piccolo ya estaba sobre él atacando nuevamente. Estaba claro que estaba fuera de sus cavales.

— ¡M... me rindo!, Anunció, con la voz temblorosa.

Gracias al extraordinario oido de los Namekianos, los locutores señalaron que el combate había terminado.

— ¡Goten ha perdido! ¡Victoria para los universos 3 y 9!

El rey Piccolo, quien se inclinaba sobre Goten a pocos centímetros de su rostro, se retiró lentamente. Pero la chispa de locura en sus ojos era inquietante para el Saiyano, y esperaba que hubiera sido solo su imaginación. Los sanadores Namekianos llegaron rápidamente, aunque Daimao regresó a los apartamentos sin decir una palabra. Yamcha, sin embargo, ayudó a Goten a ponerse de pie.

— Bueno, susurró, ¡eres un oponente difícil! ¿Estás bien?

— Sí, debería estar bien ahora...

— Fue una pelea bastante interesante y emocionante, dijo el cyborg con una sonrisa. Eres fuerte, joven. Sigue entrenando, no confíes completamente en la fusión, tienes mucho potencial por tu cuenta.

— Gracias, respondió Goten, un poco avergonzado.

Con una sonrisa, ambos volvieron a sus respectivos espacios designados, al igual que Reacum. En su camino, el derrotado miembro de las Fuerzas Ginyu fue nuevamente objeto de burlas, tanto por su señor Freezer como por Nappa, quienes lanzaron fuertes insultos desde su balcón. En cuanto a Goten, Bra le dio en el orgullo al llamarlo incompetente, mientras que Trunks y Gohan intentaron animarlo.

— Me estoy aburriendo, gruñó Vegeta del universo 19 ¿Estas peleas secuandarias sirven de algo?

— ¡Oye!, exclamó Pan. Yo también estoy compitiendo, ¡Te demostrare que vale la pena ver estos combates!

— No estaba hablando de ti, respondio Vegeta. Es el resto de estos tontos que no saben cuándo darse por vencidos, los hombres de Freezer en particular, Nappa también, un idiota bocón. Quiero ver una pelea real.

— Bueno, si es una pelea real lo que quieres, tal vez podría ser de ayuda, respondió una voz de cerca.

Cell había avanzado cerca de la pared del balcón, motivado por sus criaturas. Su pelea fue era siguiente, recordándole a Vegeta que el torneo secundario lo habia puesto en pausa por el momento.

— Y ahora, señoras y señores, ¡volveremos a al torneo principal! ¡Llamamos a Cell del universo 17, quien se enfrentará a Tapion del universo 3!

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu