DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 03m., 14s.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :666768
[Chapter Cover]
Parte 14, Capítulo 67.

PARTE CATORCE: SAIYANOS, NAMEKIANOS Y OTROS DEMONIOS

Capítulo 67

Traducido por Alice


El anuncio de la pelea no sorprendió a Syd, la guerrera del Universo 6. Con sólo unas cuantas peleas más para el final de la primera ronda, estaba claro que su turno llegaría pronto. Y si todavía estaba en la competencia, esperaba vencer a un tipo que era potencialmente más débil que ella. Alguien de un universo agradable, con una cabeza bonita, como un buen chico de alguna manera. El tipo grande con gafas que había perdido a su hija era muy amable. Si ella luchara contra alguien del Universo 2, ella también habría ido voluntariamente. Pero su oponente actual era un miembro del Universo 13, el mismo del cual venía el luchador que casi había matado a Kat ... No necesitaba mirar más lejos.

Levantando un brazo, ella declaró: "Yo..."

Jet, su líder, rápidamente puso su brazo en el brazo de Syd para detenerla.

"¡Espera! Entra y usa tu poder."

"¿Por qué?"

Sí, ¿por qué Jet quería que Syd se involucrara en el peligro? Estaba segura de que con su poder, tenía todas las posibilidades de ganar, pero sólo había funcionado en gran medida debido al elemento sorpresa. Para mostrar esto a Bojack ...

Jet se acercó a su amiga para susurrarle al oído, "Quiero que Bojack crea que eres la más peligrosa del grupo. Eso debería darnos una ventaja."

Inicialmente avergonzada por hacer tal pregunta, ya que ella no arriesgaría su vida y ella no era tan fuerte físicamente como Kat, Syd finalmente fue persuadida. Su líder tenía una idea, y era su deber darle vida.

"Está bien," dijo con un espíritu ganador. "¡Yo me encargo de eso!"

Bujin, que había estado enfurruñado en la esquina de su banco, estaba lo bastante cerca de las chicas

"Lo oí todo", pensó mientras miraba a Bojack, que tenía la espalda vuelta hacia él, con una mirada amarga. "Y no diré nada."

Desde la muerte de Zangya, Bujin podía soportar Bojack cada vez menos. Este idiota ni siquiera pensó en hacer preguntas sobre estas misteriosas niñas. "Bah", había dicho, "simplemente los masacraremos una vez que volvamos a nuestro propio universo". Ni una sola vez se había planteado la cuestión de por qué este grupo de niñas no era tan fuerte, en comparación con los otros participantes, Y aún así fueron seleccionados por los Vargas.

De todos modos, Bojack nunca los cuestionó por un solo minuto. Estas chicas estaban allí por él, por decirlo simplemente. ¿Tenían un plan? Bueno, Bujin no iba a hacer nada al respecto.

Todos esperaron a que Syd entrara en el ring. Después de unos segundos, ella, sonriendo, con los ojos cerrados, la cabeza inclinada hacia un lado, con un dedo en la mejilla, dijo:

"Uh... ¿Quién puede llevarme al ring?"

A su alrededor, las otras chicas, una Varga e incluso Bujin cayeron a la inversa. Si realmente habían pensado que Bojack podría pensar que Syd era la más fuerte del grupo, su plan iba mal ... Se rió.

Un Namek se apresuró a llegar para llevarla por los brazos y la dejó caer suavemente en el ring.

"¡Gracias!" dijo mientras flotaba en el aire, sin temor a la altitud.

El Namek se fue. Mientras estaba en el ring, vio a Syd siendo aplastada por la gravedad, casi acostada. Apretó los dientes y abrió los ojos.

"¡Argh! ¿Qué es esta gravedad? ¡¡Me voy a morir!!"

Kat la había advertido, pero no podía imaginar tal cosa ... Parecía que Kat estaba muy cómoda, como los otros participantes. Pero Syd había olvidado que Kat era la luchadora del grupo, y sus habilidades físicas eran totalmente inhumanas ...

El Namek estaba en silencio antes de marcharse, ya que no había decidido renunciar por el momento.

"¿¡¿Cómo son todos capaces de manejar esto tan fácilmente?!?"

Vegeta del Universo 13, su oponente, la estaba esperando por un momento.

Se burló: "Bueno, ¿es eso suficiente? ¿Abandonas o espero 30 segundos? "

Era cierto que si se quedaba abajo durante treinta segundos, perdería indefinidamente. ¡Oh, la vergüenza!

Miró a Vegeta, que se había acercado a ella con unos pasos. Entonces sonrió y sus ojos se pusieron blancos con un brillo estrellado en su interior.

"¡He he!" ¡Ingenuo! "Exclamó, mirándolo directamente a los ojos.

Syd hizo que las estrellas en sus ojos brillaran intensamente y de repente Vegeta encontró que sus ojos se convertían en estrellas también ...

"¿Huh?" Se las arregló para decir mientras empezaba a sentir un cosquilleo por todo su cuerpo.

Syd sonrió. El plan había funcionado. Vegeta se tambaleó ligeramente hacia delante, sus manos antes, parecían sufrir de algo... Pero nadie podía entender qué...

El dolor proliferó de sus ojos a su estómago, a través de su cráneo. Ella se hizo más fuerte con cada segundo mientras que continuó estallando a través de su cuerpo.

"Pero... ¿Qué pasa conmigo?" Vegeta logró gritar, su voz sonaba extraña y su cuerpo estaba rodeado por humo.

Syd se puso de pie. Pocas personas podían decir con certeza que parecía haber cambiado. Pero ahora estaba de pie en la gravedad con facilidad. Ella sonrió, y esta vez, todas las mentes estaban perplejas: Se había convertido en un hombre, con pelo corto y músculos más gruesos.

"¡Mírate, querida!" Dijo Syd a su oponente.

Vegeta, en su ropa de principe Saiyano, era ahora una hembra, y su cabello era largo y delgado.

"Pero... ¡Pero...!" Vegeta gritó, muy sorprendido con el resultado del poder de Syd.

¡Incluso su voz había cambiado! Era más aguda, casi... Sensual.

"Está bien. ¡Eres una mujer!" respondió Syd con la voz profunda de un hombre. "Mi poder me permite intercambiar nuestras fuerzas, nuestros genes, nuestro ki... ¡Nuestros niveles de poder son ahora iguales! Has perdido una gran parte de tu fuerza, has perdido tu virilidad, y si no lo has notado..." Continuó, "tenemos el mismo poder, excepto que ahora estás en un nuevo cuerpo que tú no conoces... Y eso sin contar el impacto psicológico!

Vegeta ni siquiera podía moverse, como si estuviera realmente sorprendido por la parálisis.

"Pero en cuanto a mí... Estoy acostumbrada a todo esto. ¡Adiós, princesa!"

Vegeta, todavía preocupado, miró sus brazos y manos. Eran menos musculosos y más graciosos. Ella apretó el cuello de su armadura para ver lo que había dado su armadura una extraña conformación y dejó escapar un jadeo. Sus manos seguían las curvas de su cuerpo, desde el pecho, a través de su gran tamaño y deteniéndose entre sus piernas.

"¡Ah! ¡Mis bolas! Se han ido!”, Exclamó, horrorizado.

"¡Eso es exactamente el tipo de impacto psicológico del que estaba hablando!"

Syd voló hacia adelante. Era hora de atacar, si quería aprovechar el elemento sorpresa. Quizá pudiera derribarlo de un solo golpe. Lanzó una patada voladora gigante hacia la cabeza de Vegeta... Pero él la paró con una mano sin siquiera mirarla.

Ante los ojos asustados de Syd, Vegeta alzó la cabeza y sonrió.

"Una gran parte de mi fuerza... Ja! Impacto psicológico? ¿Es una broma?"

¡Esto no era posible! ¿Ya había superado el trauma? Imposible. Estos guerreros eran todavía demasiado sexistas y amaban sus cuerpos. En cualquier caso, Syd no era un luchador, mientras Vegeta era un experto. Ella necesitaba la ventaja psicológica.

"Soy una chica... ¿Y qué?", Preguntó, un poco molesto, preparando un puñetazo.

Syd no pudo evitar el ataque y fue golpeada directamente en el estómago. A pesar de su nuevo cuerpo, se sentía muy debil y cayó a varios metros de distancia. Se levantó rápidamente, pero Vegeta ya estaba allí para hacer otro golpe, seguido por un violento golpe en la cabeza. Syd se encontró en el suelo y se quedó allí por un momento, sin aliento.

El Saiyano se acercó caminando, no sin gracia, y pensó: "Aún así, me hubiera gustado un poco más de pecho..."

Y llegó a flanquear una patada en las costillas.

"Siempre lo mismo con estos magos ..."

Syd escupió sangre. Estaba paralizada.

Vegeta recogio su pelo delgado, dulce olor, oh, tan femenino... "Un pequeño truco... Y creen que han ganado."

Se inclinó y cogió a Syd por el pelo, levantándola sin ninguna dificultad. Syd encontró su cabeza a la altura del pecho de Vegeta.

"Ahora, devuélveme mis poderes y mi cuerpo... Este no es adecuado para el combate. Necesitaré mi verdadero cuerpo para los adversarios de verdad. ¿O necesito hacerte sufrir por horas hasta que aceptes?"

Syd, claramente perdida, miró hacia arriba y se encontró con la mirada de la Princesa Saiyana. Estaba claro que seguiría adelante con su amenaza de ejecución si no hacía nada... Y como no quería sufrir tanto como Kat, usó su poder. Los ojos de Syd centellearon, entonces Vegeta hizo lo mismo.

"Buena Chica", dijo mientras sentía esa sensación de hormigueo y dolor más intenso, característico de la metamorfosis, junto con el vapor que viene del cuerpo. La transformación pareció quizás más agradable esta vez.

Syd se había convertido en una chica, y Vegeta un hombre. Él todavía la sostenía por el pelo, haciéndola sufrir.

"Ah, esí esta mucho mejor."

"La gravedad... Duele..." Jadeó la muchacha, que esperaba pacientemente que la liberara.

Si sólo hubiera pensado en gritar su abandono...

"No te preocupes... No durará mucho más", dijo Vegeta, dejándola caer de repente, poniéndose de pie, y extendiendo sus brazos, las palmas de las manos abiertas hacia ella.

Antes de que pudiera soltar un solo sonido, Vegeta lanzó un ataque cuyo poder era demasiado fuerte. Syd se evaporó instantáneamente. El ring no se rompió bajo el ataque, pero se torno negro, quemada y carbonizada. El olor no era exactamente agradable, pero Vegeta se había acostumbrado a él durante décadas.

"Vegeta del Universo 13 es el ganador!" Gritó el locutor varga en su micrófono, sin ofender la muerte.

En el Universo 6, Bojack sonrió (¡sólo un poco!). Bujin suspiró, pero las otras chicas gritaron y lloraron. Kat cayó de rodillas. No podía continuar más. Fue un nuevo golpe. Ella lo había dicho horas antes... ¡Había advertido que este torneo estaba compuesto de locos! Necesitaban alejarse de aquí. Ahí es donde las decisiones del líder las habían tomado..

En el Universo 18, Trunks no perdió la oportunidad de hacer una broma. Sonriendo, puso una mano en el hombro de su padre, "¡Papá, serías una linda mamá!"

Si Vegeta del Universo 18 fuera como Vegeta del Universo 13, no hay duda de que habría golpeado a su hijo para callarlo.

La gente del Universo 18 también estaban muy sorprendidas por el comportamiento de esta contraparte de Vegeta. Aquellos que lo habían conocido en el momento en que había llegado a la tierra habían sufrido directamente la atrocidad de los Saiyanos. Otros habían escuchado lo suficiente como para haber identificado a la persona que era, o podría haber sido hoy. Incluso Pan.

Le gustaba. Nunca hizo mucho. E incluso después de que su padre, un día, le había contado todo sobre él. Probablemente lo había hecho para protegerla, para hacerla atenta, pero nada había cambiado. En la batalla, no parecía sádico, aunque fuera una mano muerta... Especialmente contra su abuelo. Ella misma nunca había luchado contra él... Un detalle que cambiaría si ambos ganaban su siguiente partido. Pero ella tenia que derrotar primero a Kakarotto: ¡Un tipo que parecía aún más maquiavélico!

La primera ronda terminaría pronto... El momento de su lucha se acercó inexorablemente, haciendo que cada vez estuviese más estresada...

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語EspañolItaliano中文DeutschPortuguêsPolskiNederlandsTurc
Português BrasileiroMagyarGalegoRomâniaРусскийNorskCatalàLietuviškaiCroatianEuskeraSuomeksi
KoreanSvenskaБългарскиΕλληνικάעִבְרִיתEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDansk