DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris & Arctika

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez, Logan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 5 dias, 1h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133134135
Parte 28 :136137138139140
Parte 29 :141142143144145
Parte 30 :146147148149150
[Chapter Cover]
Parte 29, Capítulo 145.

PARTE VEINTINUEVE: BUDOKAI ROYALE "EL PRINCIPIO DEL FIN"

Capitulo 145

Traducido por Alice & Logan

Son Gohan y Piccolo continuaron por encima del área del Universo 14, donde C-17 se había unido al resto de las filas de Babidi y estaba matando a transeúntes inocentes como en los viejos tiempos en su mundo. Cuerpos sin vida cubrían las tribunas a su paso, mientras que el gemelo asesino disfrutaba cada grito de dolor, cada súplica de misericordia.

Piccolo hizo una mueca de disgusto, pero no había tiempo para detenerse y tratar con él. Detener a Babidi era la principal prioridad y la única manera de realmente terminar con el desastre. Los espectadores mantenían la atención de los atacantes por el momento, lo que les daría la oportunidad de actuar. Aún así, se sentía culpable al dejarlos a merced del androide. Podía recordar fácilmente el día en que había sugerido que Buu matara a los terrícolas restantes, con la esperanza de comprar algunos minutos más para los chicos. El Namek todavía se maldecía por esa cobardía y encontró este dilema casi muy inquietante nuevamente.

Un aura poderosa atrajo su atención de repente: Ginyu, de vuelta en el cuerpo de Cold y completamente curado, se había unido a las fuerzas de los demonios del frío en el aire. Freezer parecía disgustado con el presente usurpador, pero no hizo ningún comentario. Más bien, continuó abrumando a los espectadores en la lucha de abajo.

— ¡Soldados, lidien con la audiencia más insumisa! Los tres manejaremos cualquier universo que se atreva a rebelarse...

— Parece que Dabra está en problemas, comentó Coola mientras los soldados se dispersaban. Esos nano-guerreros se están convirtiendo en una espina para nuestro bando.

— Vamos, dijo Cold, mirando a los Kaioshins. Los dioses son la máxima prioridad, no podemos permitirnos el más mínimo error.

Cuando empezaron su descenso, los soldados de los demonios del frío llenaron las gradas. Incluso más gritos de terror se escucharon en toda la arena. Piccolo miró hacia atrás distraídamente, viendo a su doble junto con Videl del universo 16. Estaban limpiando el piso con los hombres de Freezer, y estaba seguro de que estarían bien. Por otro lado, los Kaioshin estaban una vez más en desventaja: a Dabra se le unieron Cold y sus dos hijos. Piccolo sabía que la mayoría de las deidades estaban agotados y no durarían mucho tiempo más, a esto, entonces el tendría que intervenir.

— ¡Me uniré a los Kaioshin contra Freezer y los demás, tú te encargarás de Babidi!

— ¡De acuerdo! Gohan estuvo de acuerdo, descendiendo cerca de la entrada de los apartamentos del Universo 11.

Piccolo del universo 18 se separó de su antiguo alumno y se apresuró hacía los demonios del frío. Cold había superado a sus hijos en el camino hacia el Universo 1, dejando que el Namekiano enfrentara a los dos príncipes primero.

— ¡En nombre de todos los Namekianos, tengo una cuenta pendiente desde hace tiempo contigo!, Gritó el Namekiano.

Inmediatamente, antes de que el tirano se hubiera girado, Piccolo le dio una violenta patada en la nuca. Freezer escupió de la conmoción, mientras que Coola se apresuro furiosamente hacía el Namekiano. Pero fue ampliamente superado y Piccolo maniobró alrededor de él fácilmente, agarrando su cabeza, luego girando con una poderosa rodilla en que plasmo en su cara. Freezer se recuperó rápidamente, enfurecido, formando una oscura esfera de Ki en su mano y mirando a su enemigo.

— ¡Maldito gusano, te haré polvo!, Gritó.

Piccolo se giró, su fuerte mano izquierda seguía agarrando el cuello de Coola y disparó dos rayos en dirección al pecho de Freezer, lo que provocó que el ataque del demonio del frío se evaporara por el impacto. Inmediatamente perdió el equilibrio en el aire, cayendo, mientras que el Namekiano se volvió hacia el otro príncipe que luchaba. Fue entonces cuando una mano de repente agarró a Piccolo por la pierna y tiró con fuerza, liberando a Coola de sus garras.

— ¿Qué...?

Freezer sonrió sádicamente, a pesar de la sangre que salía de su pecho. Había engañado al Namekiano, que sabía muy bien de la biología de los demonios del frío y su excepcional resistencia a las lesiones. Aun así, había esperado que el ataque fuera fatal y no había considerado que la magia de Babidi sería tan poderosa. Rápidamente, estiró la otra pierna y golpeó a Freezer, liberándose mientras Coola preparaba un ataque a sus espaldas. Pero Piccolo dio una vuelta en U rápida e impidió eso con un codo rápido en la cara.

Los dos hermanos estaban claramente en desventaja, lo que provocó que Cold se detuviera. ¿Quién necesitaba más su ayuda? ¿Freezer y Coola quienes estaban en clara desventaja contra un solo oponente, o Dabra, quien sostenía una dura batalla contra varios luchadores al mismos tiempo? No, el segundo guerrero más poderoso de Babidi no era tan débil como para ir a ayudarlo. El Namekiano, por otro lado, podría ser un gran problema.

Piccolo comenzó a concentrar energía en ambas manos, acortando la distancia entre él y los dos titanes herederos del Rey Cold. El rostro de Freezer palideció al darse cuenta de lo que se venía.

— ¡Desaparezcan, bastardos!

El ataque del Namekiano era más que suficiente para destruirlos a ambos al mismo tiempo, pero de repente el asteroide comenzó a temblar. Los tres luchadores se distrajeron brevemente, pero Piccolo rápidamente lanzó su ataque a pesar de todo. Desde abajo, de la nada, la pierna de Cold golpeó sus brazos, desviando el objetivo de su explosión hacia los cielos. Reactivamente, Piccolo regresó a una distancia segura, pero Cold lo persiguió, sin querer darle ni siquiera un momento de descanso.

— ¡Transfórmate, "hijo"! Gritó el Rey, incluso mientras perseguía al Namek.

Obedientemente, Coola concentró su Ki y comenzó a aumentar su poder hacía su quinta forma, mientras que Cold le proporcionaba algunos momentos ininterrumpidos. Le dio un golpe impetuoso al Namekiano, el golpe no golpeó nada más que la tela blanca cargada por el luchador de piel verde. Piccolo había escapado hábilmente del golpe mientras simultáneamente se quitaba su gi de entrenamiento, resultando en un aumento de velocidad bastante significativo. Abajo, el peso de su capa y sus hombros se derrumbó sobre unos pocos confiados soldados de los demonios del frío Majinizados, aplastandolos instantáneamente. En cuanto a Freezer, no se le había pasado por alto el hecho de que Piccolo se estaba poniendo manos a la obra. Cuando Cold recibió el primer ataque físico de Piccolo, Freezer comenzó a disparar una rafaga de rayos de la muerte a la espalda del Namekiano. Entonces le gritó a su hermano, ahora finalmente transformado.

— ¡Mantenlo ocupado para mí! Necesito tiempo para intentar algo, al igual que papá... Ejem, Ginyu... ¡bien, ustedes dos!

Coola obedeció sin cuestionar, atacando al Namekiano mientras que Cold se alejó un poco y comenzó a concentrar mucha energía.

— ¡No lo permitiré!, Respondió Piccolo.

El Super Namekiano paso a través de Coola sin ningún esfuerzo, enviando a una poderosa carga de ki hacía "Cold/Ginyu".

— No pudo permitir que aumente su fuerza, eso sería problemático. Dijo el Namekiano, dejando su cuerpo expuesto ante cualquier ataque, cuando de repente su ataque fue desviado por un Majin mucho más poderoso...

— Buen intento, se rió Cell, con una cadena de luz adornando su mano, mientras su cuerpo se movía a una velocidad increíble. El bio-androide desapareció instantáneamente y reanudó su batalla con Gohan. Aunque había estado en medio de una pelea con uno de los guerreros más fuertes en el torneo, el guerrero perfecto había logrado escapar brevemente de su confrontación para intervenir. Fue terriblemente impresionante.

Angustiado, Piccolo miró a la creación de Gero antes de volverse hacia sus propios enemigos. cell era, con mucho, la mayor amenaza. Incluso contra alguien como Gohan, aún podía prestar atención a otras peleas e incluso ayudar a sus compañeros del caos en el momento justo. Babidi había logrado un verdadero ejército con guerreros increíbles, logrando reclutar incluso al poderoso Cell en sus filas de Majin.

Los niveles de poder de Freezer y Cold se dispararon, y sin perder un momento más, Piccolo golpeó a Coola de nuevo y luego se apresuró hacia Cold. ¡Tenía que aprovechar la apertura durante su transformación! Una vez completado, Piccolo sabía muy bien que sería superado por el emperador de los demonios del frío, y ni siquiera estaba considerando su segunda forma de aumento.

Un silbido resonó en sus tímpanos, obligándolo a detenerse repentinamente. Coola se había recuperado y había empleado un silbido agudo, al enterarse de la debilidad de los Namekianos. Piccolo abrió su boca de manera reactiva y lanzó una ola de energía al demonio; quien la esquivó, pero el ruido de la explosión fue mucho más fuerte que su silbato. Aún así, el daño estaba hecho. Unos quince soldados de los demonios del frío habían sido convocados y ahora rodeaban a Piccolo. En dirección al Namekiano simultáneamente, agarrándolo en un intento de inmovilizar al luchador. Impacientes, el Super Namekiano los recibió a todos con una poderosa ola de explosión, desintegrando a los peones sin remordimientos.

La luz de su explosión se desvaneció, revelando a los demonios del frío a su alrededor, con sus transformaciones ahora completas. Piccolo se sorprendió, no tanto por los dos hermanos, cuyos niveles de poder aún estaban por debajo de los suyos, sino por Cold. Ya había visto la fuerza del monstruo en la exhibición en la pelea con Son Bra, y un simple vistazo a su quinta forma solo confirmó que había superado a Piccolo. Pero ahora que Babidi había aumentado su energía, era mucho más terrible de lo que el Namekiano había imaginado.

Cold, con su rostro enmascarado como sus hijos, bajó la voz amenazadoramente.

— Lo atacaremos juntos, con cuidado. Esta forma es adecuada para una pelea prolongada. Él no podrá desgastarnos ni un poco ahora.

— Te vas a arrepentir de esa arrogancia de antes, Namekiano, espetó Freezer, colocándose en posición de combate. Nuestro nivel de poder a aumentado mucho gracias al Maestro Babidi. Es posible que hayas tenido la ventaja antes, pero no puedes esperar derrotarnos a los tres al mismo tiempo, ¡especialmente ahora que somos más poderosos!

Piccolo tenía que admitir que esto no iba a ser fácil de manejar. Pero él todavía tenía esperanza. Freezer y Coola, a pesar de su transformación y el impulso del hechicero, aún eran insignificantes en esta lucha. Si se enfocara en matarlos rápidamente, tal vez podría dedicar toda su atención en defensa contra el Rey Cold. Además, con lo que sabía de la magia de Babidi, sus esclavos aún conservaban sus propias personalidades y defectos de carácter. Con suerte, los demonios del frío estarían desorganizados e incapaces de coordinar adecuadamente un ataque combinado, a diferencia de Raichi y sus guerreros fantasmas.

Mientras continuaba pensando, Freezer comenzó una provocativa serie de burlas.

— ¿Qué pasa, débil Namekiano? ¿No me digas que has decidido rendirte y rogarnos que perdonemos tu miserable vida? Seguramente todavía quieres arreglar las cosas, ¿no es así, basura? ¿No teníamos cuentas pendientes contigo?

— ¡El único débil aquí eres tú!, Respondió Piccolo, expulsando ki y yendo en dirección al príncipe.

Freezer ni siquiera pudo leer sus movimientos. El Namekiano lanzó un feroz golpe en su abdomen, haciendo que Freezer, aún en su quinta forma arrojara un fajo de sangre a través de su máscara. Agarrándole la cola, Piccolo lo lanzó contra su hermano que también había cargado en dirección a el. Él marcó la colisión lanzando a ambos hijos hacia su padre, quien los separó bruscamente con un rápido golpe de su cola. Freezer gimió de dolor.

— ¿Cómo es posible?, Se quejó con enojo. ¡Un simple Namekiano no tiene nada que hacer frente a alguien como yo!

— Y sin embargo, estás completamente lejos de estar a su nivel, interrumpió Cold con dureza. Ambos, quédense atrás. Su mejor oportunidad de hacer algo útil será molestarlo desde lejos. El maestro nos encargó la tarea de eliminar a estos tontos, por lo que es mejor que dejen de lado su orgullo y encuentren una manera de ayudar.

— De acuerdo... "Padre", respondió Coola, formando dos ataques de ki en sus manos.

El rey Cold se apresuró hacía el Namekiano, quien levantó su defensa rápidamente. En el último instante, el demonio se enderezó un poco, sorprendiendo al Namekiano que en cambio bloqueó las explosiones de Coola. Cold aprovechó la apertura para sorprender a Piccolo con un rápido disparo en la cabeza, pero con gran agilidad, el Super Namekiano esquivó los siguientes golpes. Eso desestabilizó el ritmo del Titán, Rey del universo 8, antes de que los dos se enfrentaran en una frenética ráfaga de golpes corporales, bloqueadas y acertadas. Su lucha continuó a gran velocidad durante más de un minuto, tiempo durante el cual Piccolo perdió gradualmente su capacidad para mantener el ritmo.

Dotado como estaba en esta batalla, su oponente, el Capitán Ginyu, era un genio luchador de igual destreza, ya que se había probado contra gente como Son Bra. Sus ataques fueron brutales, pero compactos y precisos, sin perder energía ni tiempo, lo que significa que incluso si Piccolo los veía a tiempo, no siempre sería capaz de esquivarlos. bloquearía un par más, pero a medida que la ráfaga continuaba, más y más puños y rodillazos se deslizaban por su guardia. Trató de dar lo mejor que pudo, logrando golpear a Cold en la cara con toda su fuerza varias veces, pero la diferencia de resistencia entre ellos era innegable. Poco a poco, Cold estaba revelando destellos de su fuerza, aunque todavía estaba lejos de esforzarse.

Además, Piccolo tenía que lidiar con el acoso a distancia de Coola. Freezer, por su parte, se mostró más reacio a ayudar. Le desconcertó cómo a su hermano no parecía importarle seguir las órdenes de un ladrón de cuerpos. Su vacilación, sin embargo, llamó la atención de Babidi. Una voz aguda de repente entró en su mente.

— ¿Qué estás haciendo, tonto? ¡Ayúdalos, elimina ese gusano y apoya a los demás!

El dolor inundó su mente junto con la voz, causando que las extremidades de Freezer temblaran.

— Si insiste, maestro...

Mientras Cold continuaba haciendo retroceder a Piccolo, desplegando una fuerza abrumadora, repentinamente ataco las piernas del Namekiano y lo agarró. El guerrero de piel verde tenía una expresión nerviosa, una que no mejoró cuando se giró para ver a Freezer y Coola disparando docenas de rayos de muerte púrpura hacía el. Con los dos hermanos trabajando juntos, esto sería más difícil que nunca.

Cold retorció sus brazos, sosteniendo al ex guardián de la Tierra postrado frente a los estallidos entrantes, y luego de repente un golpe en su mejilla lo aturdió. Piccolo tosió sangre mientras lo lanzaban, encontrando agotador solo recuperar el equilibrio en el aire. Antes de que pudiera siquiera respirar, los dos hermanos lagartos estaban sobre él, presionando su ofensiva en combate cuerpo a cuerpo mientras Cold jugaba un cambio de rol con el apoyo a distancia. Piccolo se concentró, logrando detener sus intentos torpes de un asalto sincronizado. Luego, en la primera apertura, expulsó una ataque de ki que repelió a los dos enemigos.

— Puede que haya sido un poco demasiado optimista, pensando que podría enfrentarme a los tres a la vez, pensó el Namekiano. Si solo fueran los dos hijos, claro que podría, pero no puedo ganar esto yo solo teniendo a Cold junto a ellos.

Mientras tanto, en el área designado para el universo 18...

La pelea entre Nedwook y Kakarotto estaba en su apogeo. La magia de Babidi no solo había permitido que el loco Saiyano sobreviviera a una herida mortal, ¡de alguna manera también logró llegar al Super Saiyano de nivel 2! Empujandolo más allá de sus límites, el demonio había invertido la batalla contra el Heloita, quien ahora encontraba los ataques de Kakarotto casi abrumadores. Nedwook estaba logrando algunos golpes aquí y allá, pero había empezado a preguntarse qué tipo de ataque sería necesario para darle una muerte segura a su oponente. Si un láser a través del corazón no funcionaba, algún tipo de detonación en su cuerpo completo podría ser la única solución. A la velocidad a la que iba, pronto se vería obligado a recurrir a sus últimas armas, lo que conllevaba el riesgo adicional de aniquilar a los espectadores, aliados y enemigos.

Kakarotto conectó un poderoso puñetazo que rompió la guardia del Heloita, causando que se tambalee. Implacablemente, el astuto Saiyano lo siguió acosando y golpeando aún más fuerte, pero el Heloita deslizó su pierna hacia un lado y se agachó, agachándose bajo el brazo extendido de su enemigo. Eso le dio a Nedwook la apertura perfecta para plantar un golpe devastador directamente en el tórax del asesino, lo que provocó que soltara un chorro de saliva. Kakarotto dio un paso atrás, pero mantuvo su sonrisa animal.

— No está mal, ¡para un pelele que se esconde detrás de su armadura!, Se rió entre dientes. Pero tu poder es ridículo comparado con un Saiyano tan fuerte como yo. ¡Tú no eres nada!

Con una risa maliciosa, Kakarotto comenzó a disparar una rafaga de ki continuos contra el nano-guerrero, quien desesperadamente activó su escudo. Ansiaba incluso un momento de respiro, pero los incansables ataques continuaron sin ninguna señal de desistir. Estaba claro que el Saiyano se deleitaba en crear tal sensación de impotencia. Cerca, Son Goten había logrado recuperarse un poco, después de haber recuperado el aliento, pero todavía luchando por moverse. La escena que se desarrollaba ante él estaba empeorando; sabía que si las cosas continuaban a este ritmo, ambos serían asesinados. Tenía que actuar, pero mientras atormentaba a su cerebro por crear una manera de detener a esta versión alternativa de su padre, su mente seguía en blanco. Ahora que Kakarotto estaba en el nivel 2, el abismo entre ellos era demasiado inmenso...

Se preguntaba qué haría su papá o su hermano en su situación. Habían enfrentado enemigo tras enemigo que estaban fuera de su alcance, pero siempre encontraban la voluntad de seguir luchando. Vegeta había sacrificado su propia vida contra Buu, al igual que Goku contra Cell y su tío. Quizás esos no fueron los mejores ejemplos, pero la situación era urgente y eso es todo lo que se le ocurría. La fuerza de Goten estaba por agotarse en su totalidad, Gohan y Piccolo estaban ocupados en otros lugares, los Kaioshins luchaban por sus vidas y Bra y Videl seguían huyendo del calvo asesino. No podía darse el lujo de esperar ayuda, y lo sabía.

Decidido, se enderezó dolorosamente, encontrando la pared cercana para ayudarse a ponerse de pie. Sus piernas temblaron debajo de él, y solo dio unos pasos antes de tambalearse hacia adelante. Él vaciló, pero no se rindió. Todo lo contrario, cuando comenzó a sentir fe en su fuerza interior, sumado con fuerza de voluntad. Incluso utilizó el impulso de su caída para impulsar sus piernas con ki. El hijo menor de Goku se lanzó hacia adelante, tomó a Kakarotto por detrás y lo agarró con los brazos y las piernas. El corrupto Saiyano comenzó a lanzar maldiciones, habiendo sido interrumpido justo antes de un asesinato.

— ¿Tu otra vez? ¡Suéltame, maldito bastardo!

— ¡Te dije que salieras de aquí! Exclamó Nedwook, irritado por la persistencia del joven Saiyano. Déjame resolver esto, ¡ve a buscar refugio

— No, gracias, dijo Son Goten, con una sonrisa. Supongo que correr no está en mi sangre. ¡Apúrate y carga tu Alpha Waver, lo sostendré todo el tiempo que pueda!, Le ordenó el chico, aferrándose a su agarre. ¡¡Hazlo!!

— ¡Te haré sufrir mil infiernos por esto! Gruñó Kakarotto. ¡Te destrozaré, muchacho!

El Saiyano asesino encendió su aura y comenzó a elevarla a niveles peligrosos. Los crujidos de los finos rayos azules golpearon la piel de Goten y causaron espasmos en sus músculos, mientras que la presión del aura dorada y el calor eran como un horno contra su cuerpo. Nedwook vaciló, sorprendido por la determinación del joven, y decidió honrar el valiente sacrificio que había propuesto.

— Ultra... ¡Waver!, Gritó, extendiendo el brazo.

La intensa onda de energía se estrelló directamente contra Kakarotto, quien no pudo bloquearla. El agarre de Goten se desvanecía, los dos Saiyanos tomaron todo el impacto del ataque de luz concentrado de Nedook. Kakarotto gritó y gritó, su armadura se agrietó y se rompió en mil pedazos, se derritió como mantequilla fundida. Su transformación termino cuando se estrelló contra el suelo, con el cuerpo quemado y los ojos vidriosos.

Esta vez, estaba seguro de haberlo matado, pensó Nedwook. Nadie podría volver a levantarse después de haber sido atacado de esa manera. En cuanto a Goten, estaba acostado un poco más abajo, su brazo izquierdo completamente quemado y sangrando. Gran parte de su cuerpo había sido protegido por Kakarotto, pero Goten resultó gravemente herido de todos modos, sin mencionar que su mente estaba dando vueltas.

— Maldita sea, esto es... el peor dolor que he sen... tido. Gimió con dolor.

Goten nunca había luchado hasta la muerte. Había recibido varias palizas como Gotenks, claro, pero esto no se parecía a ningún dolor que hubiera conocido antes.

Nedwook aterrizó a su lado, inclinándose sobre una rodilla para comprobar su estado. Al ver que todavía estaba vivo, le ofreció una sonrisa.

— Te juzgué mal, chico. Eres un verdadero guerrero, muy valiente para tu edad. Tenemos que conseguirte un tratamiento rápido, morirás si no lo hacemos.

— Mi vida no es... importante. Morimos... todo el tiempo... en mi mundo, sonrió Goten, tosiendo con sangre.

Él no podía hablar correctamente. Sin embargo, la situación seguía siendo urgente y seria como siempre, incluso sin Kakarotto. Bra y Videl todavía estaban en peligro, ¿debería enviar al Heloita por ellas? No, Videl era inteligente, ella encontraría la manera de escapar de Nappa. Después de todo, el Saiyano no podía sentir la energía sin un scouter (lo que en realidad era falso, aunque Goten no lo sabía).

Gohan necesitaba tiempo para encontrar y detener a Babidi de una vez por todas, haciendo de Cell la mayor amenaza en el campo de batalla. Goten había visto antes que estaba luchando contra Gohan del universo 16, pero estaba completamente sorprendido por lo ferozmente poderoso que era el guerrero perfecto. Incluso su hermano estaba luchando con todas sus fuerzas contra Cell. Sin embargo, si pudieran eliminarlo, eso le permitiría a Gohan salvar a las chicas de Nappa.

— Ve, ayuda a mi hermano contra Cell... ¡Él es el más fuerte de todos! ¡Tienes que eliminarlo!

Nedwook no ignoraba la situación devastadora. Pero se mostró reacio a abandonar al joven que, sin duda, moriría si no se curaba. Al ver su vacilación, Son Goten levantó la cabeza a través de un esfuerzo extremo, enojado.

— ¡Vete, ahora! ¿¡Que estas esperando!?

— Está bien, asintió Nedwook, volando hacia la dirección de impactos más violentos. Había pasado de mirar a un Saiyano muy débil a sentirse realmente impresionado por la actitud del muchacho, que ahora le estaba dando órdenes.

Goten siguió al nano-guerrero con sus ojos antes de cerrarlos finalmente y rezar para que cuando los abriera, su padre y Vegeta estuvieran de regreso. Eran sus héroes, siempre sabían qué hacer, estaba seguro de que serían capaces de resolver todo. Suspirando, se hundió en un mundo de sueños, cayendo inconsciente.

En los apartamentos del universo 11...

Gohan abrió la puerta de golpe, rompiéndose en pedazos. Tan pronto como cayó en tierra, el medio Saiyano ya estaba escaneando el entorno.

— ¡¡¡Babidi!!! ¡Muéstrate, cobarde!

No había nada, ni energía, ni nadie. ¿Nada? No, había rastros de magia, podía sentirlo en el aire. Su afinidad con el poder místico de los Kaioshins le permitió estar más en sintonía con cosas como esta. Babidi estaba cerca, posiblemente incluso en la habitación, podía sentir su presencia maligna cuanto más se enfocaba en ellas. Gohan cerró los ojos, liberando su ki en todas direcciones.

— Puedo sentir su aura... él ha cambiado hacía otra realidad de la nuestra, pero no está tan lejos, la proximidad debe ser un factor que afecte su control sobre los majins. Si puedo sincronizarme con las vibraciones anormales que estoy sintiendo... ¡tal vez pueda encontrar una manera de llegar a el!

Un poderoso terremoto llamó su atención, una onda de choque resultante de la lucha entre Cell y su contraparte. Era terriblemente intenso ahora.

Se concentró en las distorsiones, tratando de emularlas dentro de sí mismo. Solo tomaría un momento realinear su patrón de ki. Esperaba que Piccolo pudiera contener a los demonios del frío y, sobre todo, que su padre y los demás regresaran pronto. Si Cell fuera superior a su homólogo, todos en la arena estarían indefensos contra él. Tenía que darse prisa antes de que fuera demasiado tarde.

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu