DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris & Arctika

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez, Logan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 5 dias, 9h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133134135
Parte 28 :136137138139140
Parte 29 :141142143144145
Parte 30 :146147148149150
[Chapter Cover]
Parte 23, Capítulo 113.

Capítulo 113

Traducido por Alice

Vegeta había pasado por alto a alguien... pero este le refresco la memoria de una manera desagradable con una explosión del maldad y un poderoso ki. Era una energía que era en muchos sentidos, una reminiscencia de Super Saiyano, pero extrañamente diluida, como si el aura contuviera a muchos otros seres también...

La pequeña criatura azul se lanzó sobre él sin previo aviso. Vegeta, con un brazo sosteniendo la herida en su torso, apenas evitó el golpe.

 

— ¡Qué velocidad! Se quejó Vegeta, lanzando una patada al aire vacío.

 

— ¡Hi hi hi! ¡Has fallado!

 

El enano ridículamente divertido parecía casi simplista, actuando instintivamente en lugar de inteligentemente. De hecho, cuando Vegeta había visto a la criatura humillada por Gast, había pensado muy poco en la pequeña bestia. Aquí en el torneo, rodeado de tantas auras poderosas, había infravalorado por error a su oponente durante esa pelea.

 

Pero ahora, se estaba todo claro. El enano azul tenía el aura inconfundible de un Super Saiyano, acompañado por el rayo propio del nivel dos. Su energía era definitivamente la de un Saiyano, con un toque de Kakarotto e incluso el propio Vegeta. Agregando a eso un poco de los genes Namekianos y una pizca o dos de los demonios del frío a la vez, y el resultado era un poder enfermizo. (Básicamente, un cóctel de los mejores guerreros del universo).

 

Un fuerte trueno se escucho a través del estadio, y el suelo y el ring comenzaron a separarse bajo el poder de los dos guerreros que chocaban. Cualquier pelea entre dos Super Saiyanos de nivel 2 era súper intensa e inimaginable para algunos. Los puños chocaron, cada impacto liberaba un estallido de energía que sacudia el estadio y causaba que muchos participantes u organizadores se tambalearan. Uub encontró la sensación muy similar a la de mirar a su propio maestro y al serio Vegeta en la Habitación del Espíritu y el Tiempo. Como fue el caso en esas batallas, ser espectador aquí podría ser peligroso, incluso Uub tuvo que prepararse contra los impactos.

 

Babidi se había refugiado detrás de Majin Buu, gritando de terror y aferrándose a la capa púrpura del djinn, mientras que su esclavo estaba asombrado de ver su cuerpo cubierto de ondas. Los androides del universo 14 giraron sus cabezas, protegiéndose con sus brazos contra las ondas de choque, al igual que Trunks y el androide número 16. El hijo de Vegeta estaba realmente sorprendido por la enorme energía que esta versión alternativa de su padre estaba emitiendo, y recién ahora se dio cuenta de cuánto se había contenido su propio padre en su batalla anterior. Ahora podía darlo todo en este nivel, de entre todos los combatientes reunidos, se caracterizaba como el que más se concentraba en ocultar su máximo poder. Claro, había revelado una versión básica de Super Saiyano de nivel 2, pero sin ostentar su poder real, todo el tiempo Goku se había transformado repetidamente en el nivel 3 sin ninguna reserva en absoluto. Cada golpe del Emperador Vegeta hizo que Trunks estuviera aún más ansioso por ver el verdadero poder de su padre en acción.

 

En el ring, las cosas habían empezado a volverse contra Vegeta, que parecía incapaz de asestar un solo golpe dañino al Cell Junior, quien, por otro lado, siguió escabulléndose en ataque tras ataque, devastando al Saiyano con una ráfaga continua. Enfurecido, Vegeta saltó alto, levitando, y extendió su brazo.

 

— No voy a perder contigo, ¡estúpida criatura! ¡¡¡Big Bang... ATTACK!!!

 

De su mano disparó una cantidad abrumadora de energía, chocando contra el pequeño insecto azul. El Cell Junior, uniendo sus manos y riendo, se preparó y desvió la gigantesca bola de energía, redirigiéndola hacia el balcón del universo 17. Levantando el brazo en señal de frustración, Cell extendió la mano y detuvo el ataque, reduciéndolo gradualmente a la nada. Esto molestó tanto a Vegetto como a Bra, a quienes les hubiera gustado detener el ataque ellos mismos. No obstante, Cell se sorprendió de que el viejo hubiera logrado reproducir la imagen y el poder exactos de su descendencia. El viejo hombre era indudablemente ingenioso.

 

— Está gastando demasiada energía, dudo que aguante mucho más, comentó Gohan.

 

EL Cell Junior se teletransportó detrás de Vegeta sin ser notado, y, con las manos juntas, golpeó la parte superior de su cabeza como un golpe y envió al Saiyano directo al ring. El cuerpo de Vegeta temblaba de debilidad mientras luchaba por pararse. Le tomó toda la fuerza que pudo reunir en sus brazos solo para levantarse, y la pérdida de sangre de su herida abierta estaba cobrando un gran precio. Incluso sus ojos estaban empezando a perder su color.

 

— Imposible... yo, Vegeta .. ¡Emperador del universo entero, ridiculizado por este... maldito insecto! Golpeó con su puño el suelo. No tengo otra opción, debo ascender... Sé que aún no he alcanzado todo el potencial de la raza Saiyana. No, ¡los hay mejores, seres que están muy encima de este nivel!

Su mente pasó a través de una imagen tras otra de diferentes Saiyanos en el torneo, cada uno mostrando un poder mucho más allá del suyo. Estaba Vegetto, de pelo largo, inconmensurablemente más fuerte, así como la versión extrañamente cuerda de Kakarotto del Universo 18 - ¡un guerrero de clase baja que de alguna manera había superado incluso a él mismo, el emperador de su propio universo! La furia se elevó de nuevo dentro de él cuando el Cell Junior aterrizó, caminando hacia él lentamente con una sonrisa sádica. Vegeta también pensó en los dos jóvenes débiles que, después de fusionarse, poseían un poder que sobrepasaba el suyo, y también el del padre de la niña que había venido a visitarlos, ¡que había prometido un poder más allá de los límites de los Saiyanos!

 

El Cell Jr se acercaba cada vez más, formando una bola de energía en la palma de una mano, riéndose de sed de sangre. Vegeta estaba a punto de colapsar nuevamente cuando su mente recordó el encuentro con el Viejo Kaioshin junto con sus camaradas. El anciano los insultó y les negó su ayuda, alegando que no eran dignos. ¿Cómo era él, Vegeta, indigno de acceder a un poder que lo convertiría en una deidad indiscutible entre los suyos, entre todos los seres en existencia? Entonces algo simplemente se rompió dentro de él, la ira lo llenó por completo cuando sus brazos, manos y dedos comenzaron a temblar.

 

— ¡Máldita sea! ¡Estoy harto de toda esta mierda!

 

Cada fibra de su ser fue sacudida por la ira, despertando dentro de él una energía como ninguna que hubiera sentido antes, todo bajo la mirada atónita de sus compañeros. Goku sonrió, viendo que el alter-ego de su rival comenzaba la transformación de nivel 3 por primera vez. El cabello del Saiyano se hizo más y más largo, los relámpagos alrededor de su cuerpo aumentaron y se espesaron. La mera intensidad de su aura comenzó a empujar al Cell Junior, que había comenzado a temblar de miedo. ¡La mera transformación ya había herido al enano más de lo que Vegeta había conseguido hasta ahora en su lucha! Con un empujón final, Vegeta extendió sus brazos y completó la transformación

¡Sus cejas se borraron, y su cabello se alargó hasta el punto de poner celoso incluso a Raditz! Todos quedaron asombrados con la transformación, pero callaron mientras levantaba un dedo.

 

— Por fin, el guerrero más poderoso del universo ha despertado... ¡Soy Hyper Vegeta!

 

Todavía ensangrentado, la intensa energía que emanaba de su cuerpo recién transformado parecía haber aliviado el dolor. Ahora se levantó fácilmente, sin apretar los dientes ni aferrándose a su costado. En la zona del universo 13, uno de sus compañeros estaba verde de envidia.

 

— ¡Maldición! ¡Debería haber sido yo el primero en llegar al nivel 3! Gruñó Kakarotto.

 

— Como si realmente pudieras, respondió Raditz. Continuó convencido de que Vegeta solo era la élite de su grupo, y ninguna cantidad de entrenamiento o transformación les permitiría cerrar la diferencia con su líder. Él tenía el mayor potencial de lejos.

 

— ¿Qué sabes, Raditz?, Respondió su hermano. El yo del el universo 18 puede hacerlo, ¿por qué no podría hacer lo mismo?

 

— Bueno, por un lado, su Kakarotto no es un psicópata perturbado, agregó Nappa con una sonrisa. Parece que pasó toda su vida entrenando, tratando de proteger a sus amigos y aliados. Escuché que fue él quien derrotó a Freezer, y luchó con muchos guerreros como ese insecto lagarto que esta junto a ellos. Tú, aparte de aplastar debiluchos y comerlos crudos, no haces mucho. Es realmente un milagro que puedas ser un Super Saiyano en absoluto, siendo alguien tan estúpido.

 

Kakarotto estaba furioso e intentó golpear a Nappa, pero a medida que el poder de Vegeta continuaba subiendo, lo distrajo. Aparentemente, esta pelea tenía aún más sorpresas en espera. Vegeta del universo 18, observaba silenciosamente a su contraparte de manera indescifrable, no estaba tan impresionado.

 

— Hyper Vegeta, ¿eh? Ahórremonos los títulos pretenciosos. En el momento en que alcanza un nuevo nivel, de repente se siente intocable. Sería mejor que permaneciera centrado en su enemigo, sin subestimar arrogantemente a su oponente de nuevo.

 

Al escuchar sus palabras, Piccolo estaba en completo shock. ¿Era realmente el mismo Vegeta que había hecho exactamente eso contra Cell, permitiéndole alcanzar su forma final por el mero capricho de un desafío? 'Super Vegeta', un título igual de vanidoso, había dicho ante su victoria contra Semi Perfect Cell por la humillación total que le había propinado en ese entonces, todo por subestimar a su oponente y permitirle evolucionar. Pero tal vez el príncipe había aprendido su lección después de todo este tiempo, por lo que el Namek lo dejó pasar sin comentarios. Este no era el momento para una discusión.

En cuanto al otro Piccolo, quien también recordó estos eventos, prefirió no decir nada. Vegetto no tomaría en cuenta sus comentarios de todos modos. El Namek estaba, sin embargo, bastante impresionado con la transformación de Vegeta, quien cuando se enfrentó a cierta derrota, había desencadenado un poder superior y había superado sus limites. Sin embargo, aparte de Gohan, este sentimiento no era exactamente compartido entre sus compañeros. Mientras que Videl realmente no entendía el alcance del progreso de Vegeta, Bra no estaba impresionada, más bien estaba aburrida. Pero Vegetto era el peor, que había comenzado a bostezar explícitamente, como para hacerle ver su opinión a todos los que quisieran saber.

 

— ¿Se apresurarán y terminarán esto?, Se quejó el guerrero fusionado. Todavía queda una pelea antes del almuerzo y ya me muero de hambre.

 

— Bueno, solo come un par de senzus, sugirió Trunks. A este ritmo, no debería pasar mucho más tiempo. O bien Vegeta sufrirá una hemorragia y perderá, o podrá terminarlos rápidamente; de una forma u otra, deberíamos tener un ganador pronto.

 

Apenas había terminado su frase cuando una fuerte onda de choque sonó sobre ellos. El emperador herido había volado hacía la temblorosa descendencia de Cell sin perder un segundo, dándose cuenta de que su herida seguiría siendo un factor en contra. El Junior elevo su ki y saltó hacia atrás para evitar el ataque de Vegeta, pero la nueva velocidad del emperador superó a su pequeño enemigo. Con un "zap", Vegeta desapareció de la vista, reapareciendo detrás del monstruo enano y golpeándolo en la cara con su mano izquierda. Su adversario reaccionó a las ondas de sus movimientos en el aire, defendiendo alzando su brazo, pero demasiado lento para tener éxito. El golpe lo aturdió, haciendo que cayera hacia la arena, su inercia combinada con la aplastante gravedad no perdonaba. Cell Junior gimió por el dolor y el shock, pero rápidamente se recuperó y regeneró su brazo.

 

Luego lanzó una bola de energía de su mano recién reaparecida a Vegeta, quien revirtió el ataque sin esfuerzo, pasando de nuevo por el punto ciego de la pequeña criatura. El emperador sonrió ampliamente, deslizando su brazo derecho sobre su hombro, separando la cabeza del pequeño de su cuerpo y enviándolo volando hacia el universo 17. El fantasma desapareció de inmediato, pero Vegeta ya había reaparecido frente a Raichi, el anciano aún dentro de la protección de su escudo, paralizado por el miedo.

 

— ¡Se acabo!

 

Tirando de su puño izquierdo, el Saiyano golpeó la barrera translúcida con un golpe masivo. El sonido del impacto fue como un enorme 'GONG', haciendo vibrar los cuerpos de los Namek, cada uno huyendo para cubrirse. Si no lo hubiesen sabido, podrían haber creído que una fisura se estaba abriendo a su alrededor. Bajo el poder del ataque de Vegeta, la barrera comenzó a agrietarse como un cristal y luego se desintegró, para horror de Raichi.

 

El escudo se rompió violentamente, arrojando al Tsuful hacia atrás y fuera de su bola. Extrañamente, la gravedad no lo destrozó inmediatamente como Vegeta había esperado, y Raichi de alguna manera comenzó a enderezarse, gotas de sudor aún caían de su frente. Vegeta, con una sonrisa de satisfecha satisfacción, preparó el golpe final.

 

— ¡Ha terminado, asqueroso Tsuful inferior! Ciertamente me has llevado al infierno, pero ahora es el momento de que hagas tu propia visita allí junto con el resto de tu débil escuadrón de basura.

 

El Saiyano extendió su brazo, amplificando toda su energía restante en su puño. Su visión se volvía borrosa de nuevo y el dolor de su herida volvía un poco, pero ignoró las señales de advertencia. Solo necesitaba avanzar unos pocos pies para poder dar el golpe de gracia al viejo bastardo, ahora completamente incapaz de defenderse. Sonrió ante su próxima victoria, dando un paso adelante, listo para terminar de una vez por todas...

 

Cuando de repente, sin previo aviso, su cuerpo entero se rindió, la transformación de Super Saiyano de nivel 3 lo había abandonado. Su pelo era corto y oscuro otra vez, el aura dorada y los rayos se desvanecieron. La gravedad del ring ahora tiraba de su herida abierta como un camión aplastante, lo que le dificultaba incluso respirar. Vegeta estaba congelado, perplejo y confundido por lo que acababa de suceder, al igual que sus compañeros del universo 13.

 

— Parece que Vegeta tuvo que aprender de la peor manera sobre la transformación del Super Saiyano de nivel 3 y la cantidad de tensión que pone sobre tu cuerpo, dijo Goku. Si al menos hubiera prestado más atención a Vegetto antes, al ver cuán agotador puede ser, podría haber evitado esto. No es como las otras tranformaciones, que te revitalizan y añaden resistencia. Ambas son formas completamente sostenibles, pero el nivel tres vacía tus reservas poco a poco hasta que colapsas por agotamiento... y, considerando el estado en que ya estaba, la transformación era aún más agotadora e inestable.

El emperador de los Saiyanos se derrumbó, arrodillado en el suelo mientras luchaba por respirar. Su oponente estaba frente a él, luchando por arrastrarse de vuelta a su esfera, que aún flotaba unos centímetros sobre el suelo. Al ver el desesperado intento del Tsuful, Vegeta, jadeando, trató de pararse y atacarlo, pero incluso eso fue en vano. Nunca había sentido tanto cansancio en su vida, y literalmente había agotado toda la fuerza que tenía. Era un milagro que incluso pudiera sostenerse en la increíble gravedad, pensó. Durante unos veinte segundos, los dos competidores intentaron recuperarse, bajo la atenta mirada de los espectadores que comenzaron a animar en voz alta a quien quisieran en el torneo.

 

— Acabalo, chico con el pelo dorado, ¡estás muy cerca!

— ¡Vamos, viejo! No dejes que termine de esta manera, ¡muéstranos más de tus guerreros!

— ¡Acabalo!

 

— Bueno, dijo Gohan del universo 18, se siente como un torneo de artes marciales o un combate de boxeo. Todo pende de un hilo, y ha sido emocionante todo el tiempo.

 

El Tsuful, gimiendo de dolor, finalmente logró su objetivo, extendiendo su mano y tocando la esfera. Con la presión de sus dedos, un guerrero Saiyano final apareció de la máquina, uno que Vegeta conocía bien...

 

Él mismo.

 

El emperador rechinó los dientes al ver a un Vegeta esclavizado, que llevaba con orgullo una armadura Saiyana real, traicionando su honor al servir a otro.

 

— Permítale, al verdadero Vegeta, terminar esto con estilo... dijo el nuevo fantasma.

 

Raichi, ahora tranquilo nuevamente, miró duramente a su enemigo.

— Se acabó, máldito mono Saiyano. Ahora desaparece y únete a las filas de mis soldados. ¡No serás más que mi sirviente, cumpliendo mis órdenes con alegría, una marioneta sin sentido!

 

— Mierda... tú... Vegeta escupió, sus ojos vidriosos, su tez pálida.

 

— ¡Adiós, pobre intento de Vegeta! Dijo el fantasma, convirtiéndose en un Super Saiyano. Encuentro tu debilidad angustiante. Pero después de todo, fuiste tú quien dijo... ¡los débiles no merecen vivir!

 

Con esas palabras, el fantasma arremetió contra su contraparte con una impresionante ola de energía, consumiendo su cuerpo por completo y dejando nada más que un rastro de cenizas. Vegeta del universo13 había sido derrotado, no por su ego, sino por su propio poder. Raichi saboreó la ironía, y no pudo evitar reírse.

 

— Ja ja ja ja ja ja ja ja...

 

En el área del universo 13, Raditz y Nappa se quedaron atónitos al silencio, incrédulos por lo que acababa de pasar. De pie frente a ellos, Kakarotto, por otro lado, había comenzado a reír incontrolablemente.

 

— ¡Ja ja ja! ¡Todos ustedes apestan! ¡Soy el único que queda en el torneo! ¿Quién es el mejor de los Saiyanos? ¿Ha, no les queda claro? Ahora, obedeceran mis órdenes, ¿entiendes? Nappa ... ve por un sandwich, ¡me muero de hambre!

 

— Vete a la mierda, gruñó Nappa, negándose.

 

En respuesta, Kakarotto se volvió Super Saiyano, sus ojos enloquecidos con una mirada de locura. El breve momento de valentía de Nappa fue sofocado, y ejecutó a regañadientes sus nuevas órdenes, para incredulidad de Raditz. Su líder estaba muerto, y ahora tenían que seguir las órdenes de un psicópata, incluso si el imbécil era su hermano pequeño. Con suerte, las resurrecciones llegarían rápidamente, antes de que esta situación se convierta en un completo desastre. ¿Quién sabe lo que su hermano mayor podría ordenarles que hagan o qué problema tendrían?

 

Cuando Nappa pasó por el balcón del universo 16, Son Gohan llamó su atención.

— No te preocupes, no debería pasar mucho tiempo antes de que haya revivido.

— ¡Cállate! Gritó el gigante. "¡Ya hemos tenido suficiente de ti y de tu falso arreglo!

— ¿Qué arreglo? Preguntó el desconcertado Gohan.

Nappa resopló al pasar, ignorando el intento de la mitad de Saiyano de fingir ignorancia. De lo que no se dio cuenta fue de haber confundido a Gohan del universo 16 con el del 18, siendo este último el que llegó a un acuerdo sobre las habilidades del Viejo Kaioshin.

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu