DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez, Logan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 2 dias, 5h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133134135
Parte 28 :136137
[Chapter Cover]
Parte 4, Capítulo 17.

PARTE CUATRO: DOS UNIVERSOS EN PLENA DESGRACIA

Capítulo 17

Traducido por Bardock; corregido por Kugan


Casi todo el Universo 18 se emocionó al escuchar el anuncio del combate entre Trunks y Cooler. Era el momento de presenciar el combate de un viejo amigo.

—Je, ahora veré qué bien lo hago —declaró el Trunks del Universo 18 riendo.

—Sería divertido que perdiera— murmuró Goten a su lado.

—No pasa nada. Aquí hay tres como yo, por lo tanto tengo derecho a tres vidas. ¡Tú solo tienes dos! —Replicó Trunks.

Goten suspiró:

—¡Eso es trampa!

—Los chicos tienen razón —intervino Goku situado en el grupo formado por Gohan, Ub y Vegeta, quien estaba un poco más alejado—. Cooler es el hermano de Freezer. Así pues, sus poderes no deben distar mucho... Teniendo en cuenta su fuerza, no es muy difícil predecir el ganador.

—Espero que él haya continuado entrenándose —Vegeta remarcó la frase con arrogancia y con una mirada provocativa hacia su hijo, quien se giró con una mueca después de cruzar una mirada con su padre. De hecho, si Vegeta hubiera querido, ¡podría haber obligado a su hijo a hacer flexiones o a correr algún centenar de kilómetros!

Trunks abandonó su espacio volando y sonriendo después de una breve charla con A-16. Por otro lado, Cooler volaba lentamente. Permanecía rígido con los brazos y las piernas cruzadas. De algún modo, desprendía elegancia e impresionaba a sus secuaces del Universo 8. Su aspecto y su mirada revelaban su carácter, su fuerza y su determinación. ¡Era evidente que no dejaría escapar la victoria tan fácilmente!

—El destino tiene un sentido del humor... —dijo Trunks a su adversario en el preciso instante que ponía un pie en el ring.

—¿A qué te refieres, muchacho? —Respondió el hijo de King Cold con un tono de desprecio.

—Fuiste el único de tu familia... con quien no tuve la oportunidad de luchar —continuó Trunks haciendo estiramientos.

—Qué honor...

—¿Cuál es tu nivel de poder? —Le interrumpió el saiyano híbrido—. ¿Eres más fuerte que Freezer?

—¡Evidentemente!

Cooler estaba que trinaba. ¿Por qué le había formulado esa pregunta? ¿Quién era ese hombre? Definitivamente, no era un saiyano, ya que sus cabellos no eran obscuros. ¡Da igual, fuera como fuera lo eliminaría! Cooler elevó su brazo lentamente... luego su muñeca... y con un dedo apuntó a Trunks. Éste, que permanecía rígido, acababa de realizar los estiramientos y miró a su adversario. De repente, un rayo de color rojo emergió del dedo de Cooler y fue dirigido hacia Trunks, quien lo esquivó con una simple rotación.

—Nada mal...

Prosiguió con su ataque. Esta vez disparó diversas salvas, pero Trunks las esquivó todas. Incluso aquellas que Cooler pensaba que darían en el blanco.

—Basta —dijo Trunks parando un rayo con la palma de su mano—. Te voy a decir una última cosa.

—¿Qué? —Cooler descendió, percatándose de que el cabello de su enemigo parecía erizarse lentamente... como si hubiese una ráfaga de viento a su alrededor...

—Fuiste el único de tu familia...

De repente, se escuchó un ruido acompañado de una luz brillante que deslumbró al hermano de Freezer durante algunos segundos. Cuando abrió los ojos, el cabello del hombre que tenía delante suyo se había vuelto dorado y emanaba una aura del mismo color. Además, sus ojos también habían cambiado de color y, extrañamente, su ropa le iba más ajustada. Era la primera vez que Cooler presenciaba un fenómeno como ése. Trunks, sonriendo, acabó de decir su frase mientras se dirigía hacia él a toda velocidad:

—…Que nunca maté.

Cooler abrió los ojos como si fueran dos naranjas al ver que Trunks desaparecía. Y, de golpe y porrazo, se lo encontró delante suyo a pocos centímetros de distancia. Esos ojos... esa mirada... ¿quién demonios era?

Trunks propició un primer puñetazo en el estómago de Cooler. Continuó con un gancho tenue y después con una patada en las costillas. Sirviéndose del efecto de su velocidad, se desplazó ligeramente para reencontrarse detrás de él y aprovechó la ocasión para clavarle un violento talonazo en la cola, haciéndole estremecer de dolor. Trunks colocó su mano izquierda en su espada mientras que con la derecha paraba un puñetazo de Cooler, quien se acababa de girar. Era obvio que no había sido suficiente.

El saiyano parecía girar y Cooler era incapaz de seguir sus movimientos. Trunks acabó haciendo un tajo profundo con su espada en la espalda blanca y lila de Cooler. La punta de la hoja hizo una ligera grieta en el suelo.

En el Universo 8, Freezer se mofaba de la pelea de su hermano. Se dijo para sí mismo: «Esto es bueno para él, una buena lección de humildad… Espera… ¿Dónde fue el chico con el cabello dorado?». Freezer lo perdió de vista, y Cooler estaba teniendo el mismo problema. Tratando de predecir el siguiente movimiento del saiyano con antelación, se dio la vuelta extendiendo su pierna para golpearlo, pero falló. Efectivamente, Trunks estaba detrás de él, pero detuvo fácilmente su patada.

—Te enseñaré qué significa ser el más rápido y el más poderoso —dijo calmadamente Trunks.

Después de desaparecer de nuevo, Cooler no pudo ver absolutamente nada durante los veinte segundos siguientes y recibió toda una serie de golpes: puñetazos, patadas e incluso violentos cortes con la espada. Afortunadamente para Cooler, sus heridas no eran importantes. De repente, gritó, concentrando su fuerza y expulsando una especie de onda de choque que hizo retroceder a Trunks. Finalmente... era libre, tenía tiempo para concentrarse, distanciarse y predecir el próximo movimiento de su oponente.

En el Universo 8, Freezer perdió completamente su sonrisa burlesca. Quedó boquiabierto al ver el estado de su hermano después de haber recibido ese encadenamiento de golpes. Detrás de él, su padre también estaba desconcertado.

Cooler estaba de pie, jadeando, sudando y... perdiendo.

—Aún no he terminado —dijo Trunks, quien no quería dejar descansar a Cooler.

Cargó contra él con la espada hacia delante. Cooler retrocedió, pero la espada le hizo un tajo en el torso. Aprovechando su movimiento, Trunks le clavó una patada en las costillas de su lado izquierdo. Cooler cayó de rodillas y el golpe le hizo recular dos o tres metros. Sus rodillas dejaron una marca en el ring, como si aquel duro suelo estuviera hecho de tierra y de polvo.

—¡Espera! —Dijo Cooler entre dos fuertes respiraciones y con su mano extendida hacia delante simbolizando a su adversario que se detuviera, mientras mantenía su otra mano encima de sus costillas doloridas. El corte sobre su rostro sangraba—. ¡Es una vergüenza! —Prosiguió—. ¡Te haces el chulo pero estoy seguro que no eres nada sin tu arma!

Trunks sonrió porque cualquier espectador podía concluir que la espada no era el motivo de su ventaja abrumadora sobre su rival. Parecía que la maldad y la estupidez era característico de esa pequeña familia…

—Solo la cogí para vacilar... —dijo Trunks después de unos segundos de reflexión. Plantó su arma en el suelo y caminó lentamente aún transformado en Super Saiyano.

—Estás siendo honesto, yo también lo seré... —dijo Cooler levantándose—. ¡Y te mostraré mi verdadera fuerza!

Sonriendo, apretó sus puños y volvió a concentrar su fuerza, pero esta vez a un nivel superior. Empezó a agrandarse y sus músculos se expandieron a la vez. Le aparecieron una especie de protuberancias en sus piernas y brazos, mientras crecía una cresta en su cabeza. Incluso la punta de su cola se recubrió de esa cosa sólida blanquinosa parecida a un hueso pero que era bastante más resistente. Trunks pudo apreciar otras cosas durante la metamorfosis:

—Las heridas le han desaparecido... y sus reservas de energía han aumentado...

¿Acaso no sabía que inclusive Freezer podía transformarse varias veces?

Cooler se acercó hasta encontrarse a dos pasos del perímetro de ataque. Dejó ir su pierna con potencia para golpear la barbilla de Trunks, quien salió volando varios metros hacia atrás para acabar restableciéndose varios metros más lejos.

—Eres divertido —dijo frotándose la barbilla con su mano.

Cooler ignoró las palabras de su contrincante y le disparó diversas ráfagas de energía. Pero Trunks las paró todas enviándolas por los aires. Todas y cada una de las bolas se perdieron en la inmensidad del cielo.

Cooler se percató de ese hecho. ¿Por qué había enviado todas las ráfagas hacia el cielo en lugar de dispersarlas aleatoriamente?

«¿Por casualidad quiere...? —pensó. »

Tenía que comprobar si su teoría era correcta. En caso de que lo fuera, le otorgaría una gran ventaja.

Trunks vio cómo Cooler salía volando en un periquete y, cuando ya se encontraba en una altura considerable, lanzó una miríada de bolas de fuego partiendo de una bola energética común. Esta vez no las disparó hacia Trunks... sino por todo su alrededor.

Si su oponente era tan buen samaritano como Cooler creía, entonces intentaría parar cada bola de energía para que no toparan contra el público y entonces se encontraría en clara desventaja.

Algunos de los disparos se dirigieron de pleno sobre Trunks, pero éste bloqueó todos los ataques. Otros, más alejados, atravesaron el ring para acabar estampándose contra la superficie del estadio, otros se dirigían hacia los espacios de algunos universos, tal como el 18, donde Pan esquivó por muy poco uno de los disparos.

Pero Trunks no hizo absolutamente nada para pararlos. No era tan benévolo como aparentaba... ¿o simplemente había descubierto su estratagema?

El público, de hecho, casi fue tocado. Un rayo se disponía a topar violentamente contra ellos, pero una barrera protectora se activó, bloqueando el impacto de los ataques a diversos metros de distancia de los espectadores. Algunos estaban asustados; otros estaban engrescados. Todos fueron deslumbrados por la explosión.

Trunks, que se encontraba levitando porque el ring era inestable, confirmó su hipótesis: el público estaba bien protegido. Los vargas lo tenían todo bajo control.

Cooler atacó por detrás a Trunks con los puños hacia delante. No quería desaprovechar la ocasión. Pero el semi-saiyano era demasiado rápido. Se giró velozmente, paró el puño de Cooler con un golpe seco, lo cogió por la muñeca y lo atrajo hacía él para darle un violento cabezazo. Cooler parecía caerse hacia atrás, pero Trunks lo agarró por la cola y giró sobre sí mismo varias veces para terminar enviándolo ferozmente contra el ring. La propia colisión produjo una nube de polvo. Trunks lo esperó ahí... y le echó un vistazo a su padre del Universo 18.

Cooler, por su parte, fue recobrando sus sentidos poco a poco. Se arrastró a través de la nube de polvo y su cabeza chocó contra algo duro. Lo cogió. Era la espada de su enemigo, la cual aún seguía clavada en el suelo.

Mientras Vegeta, en el espacio del Universo 18, buscaba con la mirada a su hijo, Trunks percibió que su adversario se le acercaba otra vez por detrás y... le intentaba asertar un golpe con su propia espada. Se giró más rápido de lo que Cooler esperaba y detuvo la espada con dos dedos. Esta escena le trajo buenos recuerdos:

—Realmente es una costumbre en su familia...

—¡No... no me tomes por imbécil! —Gritó Cooler mientras trataba de darle una patada sosteniendo aún la espada.

Trunks la paró con un codazo en su rodilla, provocando que Cooler se turbara de dolor.

—¿Has intentado todos los trucos sucios, no? Como tu padre...

Golpeó con potencia el estómago de Cooler, quien casi perdió el conocimiento. A continuación, le clavó varias patadas y puñetazos antes de que cayera desplomado al espacio del Universo 8 delante de un Freezer y un King Cold petrificados. Entonces, Cooler ya estaba inconsciente.

—No vale la pena ni que os mate— dijo Trunks enfundando su espada, volviendo a su estado normal y mirando a los otros dos miembros de la familia. Por último, se permitió el lujo de dirigirles un comentario:

—Por cierto... Soy un Super Saiyano. ¡Hasta la vista!

—¡Victoria para Trunks! —Anunció el presentador mientras Cold y su hijo no podían moverse una pulgada.

—¿El... el Super Saiyano? ¡¿No, un Super Saiyano!? —Sus pensamientos se entrecruzaron a gran velocidad debido a la conmoción. ¡Era imposible! ¡Imposible!

Rápidamente, Freezer ojeó a todos los universos: ¡era completamente aberrante que existiera más de un Super Saiyano en un mismo universo! ¡Oh, no! Trunks también estaba presente en los universos 16 y 18. Ya había un total de tres Super Saiyanos en el torneo... ¡Era demasiado! Y en otros universos... en el diez... era imposible. ¿Y en el trece? Vegeta se había mofado de él unas horas antes llamándose «Super Saiyano»... ¿Le había tomado el pelo o, simplemente, decía la verdad?

Freezer tembló tenuemente. Hacía mucho tiempo que no sentía esa sensación. Su padre trató de tranquilizarlo:

—Te enfrentarás a Nappa en la próxima ronda. Es claramente imposible que también sea un Super Saiyano.

—¡No me dejaré humillar nunca por esos simios asquerosos! —Respondió Freezer, molesto.

—En cuanto el ring y el suelo se reconstruyan... —dijo el presentador mientras algunos trozos del ring parecían juntarse, así como los muros del estadio que, obviamente, estaban hechos del mismo material, parecían erigirse como por arte de magia—. ¡Combatirán el Rey Vegeta del Universo 10 contra Vegeta del Universo 18!

—¡Jo jo jo! —Hicieron Trunks y Goten, los adolescentes eternos del Universo 18—. ¡No es hora de vegetar! —Continuó la broma Goten bajo la mirada pícara de su amigo.

—¡Hey, Vegeta, te toca! —Dijo alegremente Goku—. Un momento... ¿dónde está?

Efectivamente, Vegeta ya se había largado del Universo 18...

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu