DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 6 dias, 2h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121
[Chapter Cover]
Parte 22, Capítulo 110.

Capítulo 110

Traducido por Alice

Baddack no perdió nada de su ferocidad mientras la pelea continuaba. Su poder y velocidad ya habían sido empujados al máximo, exijidos por el titan loco de Cold. Su cuerpo estaba lastimado, pero las heridas no eran profundas, y la pelea apenas estaba comenzando. El Saiyano podría continuar así indefinidamente, y poco a poco las heridas del Demonio del frío empeorarían. Cada golpe sería un tan fatal, haciendo que la resistencia de Cold se agotara más rápido, tal como se le había revelado en su visión. Las visiones de Baddack nunca se equivocaban, siempre y cuando se diera así mismo los medios para tener éxito.

 

Solo que, Cold tenía más de un truco bajo la manga. Dado que la pelea había demostrado ser más que una pequeñez para su forma final, simplemente tomaría las riendas nuevamente. Su fuerza se había disparado de repente, los músculos y las carnes sobresalían al igual que lo hacen con un físico culturista, bastante impresionante.

 

Baddack se mostró cauteloso al instante, esquivando todos los golpes posibles. Había esperado que el aumento de la masa frenara a su enemigo, pero decidió no dar por hecho ese hecho y fue tan cuidadoso como fue posible. Aun así, sus intentos demostraron ser en vano. Cold logró sorprenderlo en todo momento, ¡alardeando aún más que antes! Baddack recibió un fuerte golpe en el intestino, que aplastó su armadura como si ni siquiera existiera. Él jadeó, saliva y sangre brotando de su boca. Siguió un segundo golpe aplastante, un tercero, un cuarto...

 

Con una oleada de energía latente, Baddack escapó por poco del siguiente ataque y contraatacó. Una vez más, su oponente evitó el golpe fácilmente. Pasando por alto al Saiyano por completo, lo golpeó una ves más y lo envió volando hacia el ring.

 

Resistente, Baddack recuperó la cordura y comenzó a ponerse de pie. Afortunadamente para él, el rey del universo 8 no había reanudado su ataque, permitiendo al Saiyano un breve respiro para recuperar el aliento. Esta no era la primera vez que Baddack había observado un aumento masivo de volumen: Trunks del universo 12 había demostrado una transformación sorprendentemente similar. Fue una confirmación suficiente de que esa habilidad no era exclusiva de los Demonios del frío.

 

El lado bueno es que sus sentidos se habían recuperado, la forma voluminosa parecía estar por encima del Super Saiyano, aunque todavía estaba superado ampliamente por la transformación que Vegeta (universo 13 y 18) había utilizado, que se caracterizaba por estar rodeada de rayos azules corriendo a través del aura y el mismo cuerpo. Era una posibilidad remota, pero si pudiera llegar a una etapa intermedia, aún podría ganar esta pelea... haciendolo a la mitad de la batalla, sin embargo, era un gran desafío. Incluso habiéndolo visto demostrado, y teniendo alguna idea de cómo lograrlo, tal cosa requería al menos un poco de tiempo.

 

Con ese pensamiento, el descanso había terminado. Cold caminó lentamente hacia el Saiyano, imponente y confiado. Baddack apretó los puños, expulsando el aura dorada distintiva única de su especie. Cada una de sus manos estaba envuelta por ondas de ki, un ataque de distracción para ganar tiempo. Pero apenas había comenzado a avanzar cuando Cold desapareció, cerrando la brecha de diez metros entre ellos al instante. El Saiyano no tuvo tiempo de esquivar cuando una mano le agarró la mandíbula con una fuerza abrumadora.

 

Pensando rápido, el padre de Kakarotto logró flanquear a su enemigo con una rodilla, golpeando la mandíbula de Cold y liberándose. Baddack tuvo tiempo suficiente para terminar su ataque anterior con ambas manos.

 

Solo que el malvado gobernante lo superó en reflejos. Cold lanzó un escudo de energía que desvió el ataque sobre su cabeza, reaccionando con tiempo de sobra, enviando la explosión a la distancia. Si Baddack no se hubiera visto obligado a moverse de inmediato, podría haber notado la satisfecha sonrisa de satisfacción en la cara del titán. Pero el envejecido Saiyano no podía detenerse siquiera por una fracción de segundo, lo sabía muy bien. Apareciendo detrás de su oponente, Baddack dió un violento golpe de rodilla en la espalda de Cold, lanzándolo hacia delante. Él persiguió, continuando encadenando el ataque con golpes dirigidos a cualquier punto débil potencial en el inmenso cuerpo de Cold. Podrían haber parecido ataques ciegos a un observador, pero todavía estaba ganando tiempo, tratando de descubrir cómo transformarse. La forma ultramuscular parecía ahora su única oportunidad, más a cada segundo que pasaba.

 

Sus movimientos se volvían cada vez más desesperados y violentos. Con los puños apretados, aplastó la parte superior del cráneo del demonio del frío, haciendo que se golpeara con fuerza contra el ring. La fuerza del impacto incluso hizo que el poderoso aura de Cold desapareciera de todo su cuerpo. Baddack no tuvo tiempo de pensar. Sabía que incluso un ataque como este no acabaría con el tirano, en el mejor de los casos había ganado unos segundos, ciertamente no los 30 que necesitaba.

Se retiró a varios metros de su enemigo, concentrando su ki y apretando los puños. Recordó a los otros Saiyanos presentes en el torneo, cada uno de los cuales parecía superarse a sí mismo. Él fijó su mente en la transformación de Cold y Trunks: el cambio en la sensación de su ki, la forma en que canalizarlo a través del cuerpo de una manera diferente podría aumentar temporalmente la fuerza física y el tamaño. ¿Cuánto tardaron los dos en desarrollar esta habilidad? Él no sabía, pero solo tenía unos preciosos segundos. Baddack tuvo que intentar, con todas sus fuerzas...

 

La mano de Cold se movió, casi imperceptiblemente. Aunque yacía boca abajo, con los brazos inmóviles contra el ring, sus dedos se habían movido, y el Saiyano sospechaba que algo andaba mal. Aún así, gritó, forzando su ki, intentando redirigirlo, canalizarlo hacia sus músculos físicos, a través de cada tendón en vez de simplemente rodearlos. Además, recurrió a su ira, un elemento clave para cuando se había transformado por primera vez en un Super Saiyano.

 

¡Demasiado tarde! De una de las manos de Cold, su palma abierta hacia el cielo artificial de los Vargas, salio un ataque de energía. Se lanzó directamente hacia arriba, antes de curvar su curso hacia el objetivo, el Saiyano. Baddack relajó sus músculos de repente, evitando por poco el ataque que disparó una nube de polvo a través del ring en el impacto. Instantáneamente reanudo su concentración, sabiendo que cada segundo era crucial. Su suerte podría cambiar en cualquier segundo...

 

Cold estaba de nuevo en pie. Él no entró en pánico. Después de desempolvar los escombros, así como de pasar sus manos por su cuerpo, reanudó su caminata lenta y constante hacia el Saiyano. Después de unos pocos pasos, comenzó a burlarse.

 

— ¿Asi que? ¿Eres capaz de igualar mi fuerza o no? Sé exactamente lo que intentas hacer, pero incluso si lo lograras, el impulso adicional no sería suficiente. La cara de Cold era severa. Rendete. Ahora, exclamo el rey Cold.

El Demonio del frío continuó acercándose. Con cada paso pesado en el ring, Baddack se aseguró a sí mismo que todavía estaba destinado a ganar. Él había visto el resultado, ¿no? Pero, ¿y si hubiera malinterpretado su visión? Cold estaba por encima de él.

 

— Voy a contarte un pequeño secreto, sucio mono. Mi verdadero poder está muy lejos y, por encima de esto, nunca podrías cerrar la brecha. Te daré una oportunidad más. Renuncia, postrate ante mí ahora... suplicame. Puede que aún le perdone la vida.

 

Todo estaba perdido, y Baddack lo sabía. Incluso si se las arreglara para dar pelea durante unos minutos más, no sería suficiente, ni siquiera estaba cerca de ganar. La calma con que Cold había hablado reveló que era un luchador mucho más competente y observador de lo esperaba. El demonio había analizado los poderes de Trunks del universo 12 y lo encontraba fallido. ¿Cómo se habían desviado las cosas tan lejos de su visión?

 

— ¡Abandona, máldito! Dijo Baddack, saltando hacía su enemigo e intentando un golpe final.

 

Pero Cold desapareció en el aire, reapareciendo repentinamente junto a él a un metro de distancia. El aura del tirano loco era esférica, concentrada, una clara indicación de que este era el final. Luego extendió su mano hacia el Saiyano, paralizando a su enemigo. Baddack no podía moverse: estaba atrapado, aprisionado en una especie de bola de energía. Lo siguiente que supo fue que el guerrero estaba girando en todas direcciones, lanzado al otro lado del ring como una especie de proyectil deportivo. Cold, de alguna manera fue capaz de controlar aquella bola de energia, que ahora era una prisión para el Saiyano, rebotando sobre sí mismo e incluso contra el escudo de energía protegiendo a los espectadores. Todo el tiempo, Baddack estaba sufriendo, teniendo un golpe dañino tras otro.

 

— ¡Adiós!, dijo Cold, cruzando los brazos mientras lanzaba la gran patada final.

 

Baddack fue lanzado hacia abajo como un cohete hacia los participantes. Por casualidad, era el universo 18 el objetivo, y uno de los pocos que conocía esta técnica era Goku. Muchos años antes, él había sido víctima de lo mismo a manos de Freezer. Recordó bien la onda expansiva, una brutal fuerza destructiva que podría matar no solo a Baddack sino también a su familia y amigos.

Con una velocidad asombrosa, Goku desató todo el poder del Super Saiyano de nivel 3 y levantó una sola mano. Baddack colisionó casi instantáneamente con el escudo de energía que Goku había creado, causando una explosión inmensa, pero el Saiyano de buen corazón se aferró. Finalmente bajó su mano mientras Baddack caía inconsciente al suelo.

 

Cuando la blanca capa de Piccolo cayó sobre sus pies, no pudo evitar quedarse asombrado. Su rival de una época pasada se había transformado muy rápido, sin esfuerzo, en el pasado nunca había sido tan simple. Igualmente impactante fue la reacción de Vegeta a la situación. En lugar de apoyarse junto a Goku, había permanecido estoico, con los brazos cruzados mientras miraba hacia abajo el ataque con burla casual. Él también tenía una familia que proteger, y sin embargo, él ni siquiera se había movido, como si confiara completamente en Goku. ¿Estaba escondiendo algo?

 

Sin embargo, para Kakarotto del universe 13, la inacción de Vegeta del universe 18 parecía ser incompetente. Desde su perspectiva, ¡la única razón por la que Vegeta no reacciono era que no podía, que fue tomado por sorpresa! Sus compañeros también malinterpretaron la respuesta del Saiyano, incluso el emperador Vegeta del universo 13.

 

Sin embargo, para Cell, de pie en el área contigua al universo 18, sabía muy bien que no había señales de debilidad. Vegeta tenía un nivel muy alto, obviamente, y Cell no podía esperar para enfrentarlo.

 

— ¡Pfff! ¡Podría haber lanzado la basura a otro lado! Dijo el bio-androide, hablando con sus viejos enemigos.

 

— Mira quien lo dice... Vegetto susurro desde su otro lado.

 

Cold echó un vistazo a los Saiyanos del universo 18, así como a Vegetto, sonriendo.

 

— ¡Ahí va un pequeño regalito para ustedes que todavía piensan que son capaces de plantarnos cara, sucios Saiyanos!

 

— 29... y 30. ¡Baddack está eliminado!, declaró el Varga por el parlante.

 

El rey Cold levitó hacia la zona de espera del universo 8 cuando un Namek se acercó al Saiyano caído.

 

Cubierto de moretones y sangre, el Saiyano continuó refunfuñando para sí mismo. No entiendo. ¡Lo vi derrotado...!

 

Luego recibió una visita inesperada de Pan. Él era su bisabuelo después de todo, y le rompió el corazón que él hubiera perdido, incluso si apenas lo conocía. Ella permaneció cerca mientras el Namek comenzó a usar su magia curativa. La chica no esperaba nada a cambio, solo le gustaba estar cerca de él, probablemente era la primera y la última vez que podía sostener su mano, y solo duró cuarenta y dos segundos.

 

— Ha sido un espectaculo muy agradable, dijo el Dr. Raichi desde el área del universo 3. Aunque me hubiera gustado encargarme por mi cuenta... Pero no importa. A cambio, obtengo un manjar real...

 

Mientras tanto, Kakarotto continuó atacando Vegeta del universe 18 como un debilucho, aunque Nappa lo interrumpió.

 

— Te das cuenta de que tu padre acaba de ser humillado.

 

Hablando tanto para él como para su hermano, Raditz respondió sin inmutarse.

 

— ¿Por qué debería importarnos?

 

— ¡Heh! Vegeta resopló con una sonrisa. ¡Un Saiyano de clase baja, siempre será de clase baja!

 

— ¿Y qué hay de ti?

 

Kakarotto golpeó a su líder por detrás. Vegeta lo bloqueó sin siquiera darse la vuelta.

 

— ¡Idiota! ¡Todos podemos ser eliminados por este tipo de idiotez! ¿No crees que ya has hecho suficiente?

 

Raditz intervino rápidamente.

 

— No le hagas nada, Vegeta. Sabes muy bien que no puede controlar su temperamento, la próxima vez simplemente no lo provoques.

 

— Sí, estuvo de acuerdo Nappa. En cambio, deberíamos enfocarnos en cómo podemos obtener el poder de ese tipo realmente viejo. Echó un vistazo hacia el área del universo 9.

 

Baddack había regresado a su apartamento, evitando el contacto visual con Raichi quien, sin embargo, tenía una sonrisa extremadamente fría. Pero el Saiyano estaba demasiado perdido en sus pensamientos para darse cuenta. El poder de Cold había sido una completa sorpresa. Estaba seguro de que el tirano no tenía ese nivel de poder en su propio universo, de lo contrario habrían perdido antes de cruzar caminos con Raichi.

 

Volvió a pensar en los otros Saiyanos: ambas versiones de Vegeta con nivel 2, Vegetto y Kakarotto con una versión aún más larga de pelo largo, y lo mismo con Gotenks del 16 y 18. Luego estaba Trunks, que aunque era inferior poseía una fuerza mucho mayor que él en la forma musculosa.

 

Ahora curado y solo en su departamento, Baddack reanudó su entrenamiento. Se obligaría a pasar al siguiente nivel. Él podría estar fuera del torneo, pero ¿quién sabe qué podría depararle el futuro?

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu