DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 6 dias, 9h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133134135
Parte 28 :136137
[Chapter Cover]
Parte 25, Capítulo 124.

PARTE VEINTICINCO: CONTRA EL OPONENTE QUE TE HIZO SER QUIEN ERES

Capítulo 124

Traducido por Alice

Los dos competidores aterrizaron en el centro de la arena, inmóviles mientras se enfrentaban. Para un espectador promedio, no había nada fuera de lo común, pero los compañeros de Vegeta notaron a simple vista las diferencias sutiles en su postura. En lugar de tener sus brazos presumidos sobre su pecho como de costumbre, el príncipe los dejó caer a sus costados, con los puños fuertemente apretados. Miró silenciosamente a su oponente, recibiendo a cambio una mirada igualmente fija, aunque con una pizca de locura. Kakarotto se había puesto la armadura de su hermano para no presentar una imagen aún más retrasada de su grupo, de la cual fue el último representante en el torneo, así como el menos inteligente. La prenda ciertamente no le daría ninguna ventaja contra las habilidades de Vegeta, pero tal vez ayudaría al universo de 13 de los Saiyanos a retener la poca dignidad restante que les quedaba.

Kakarotto comenzó a gruñir en voz baja.

— ¡Finalmente! Se siente como una eternidad que he querido demoler esa estúpida cara suya. Vegeta se desahogó en esa versión fantasma de mí ayer, pero ahora voy a aplastar a uno real, después devolveré el favor al mío. No puedo perder, no con la idea que tuve anoche. ¡Ahora soy el más fuerte de los Saiyanos!

El loco Saiyano levantó los puños de sus costados, y comenzó a jactarse ante su enemigo.

— ¡Prepárate, 'Príncipe'!, Exclamó, haciendo hincapié en la última palabra burlona. ¡Verte morir por mis propias manos va a ser un verdadero placer!

    

Sin embargo, sus palabras no lograron inspirar la reacción que había esperado, ya que Vegeta permaneció estoico, aunque el Vegeta del Universo 13 bajó la frente y comenzó a rodar sus dedos sobre sus bíceps. ¿Cómo es posible que este tonto creyera que tenía una oportunidad contra un Super Saiyano de nivel 2, y mucho menos su propio Super Saiyano de nivel 3 nuevo? No solo había desbloqueado una nueva transformación en su lucha de ayer, también haber sanado de semejante golpe había elevado considerablemente su nivel de poder. ¿Qué había hecho Kakarotto entre entonces y ahora para hacerlo repentinamente tan confiado? Nada, parecía. Todavía frustrado, el Vegeta espectador dirigió su atención a su contraparte, ansioso por estudiar su técnica de lucha y sus movimientos. ¿Quién mejor para aprender trucos de lucha que una contraparte tuya? En el balcón contiguo, Trunks del futuro y C-16 estaban igualmente entusiasmados.

— Esta versión de Goku, está tan retorcido, observó el hijo de Vegeta. Entonces, ¿crees que matarlo satisfaría tu programación, 16? Estoy seguro de que nadie te culparía por querer quitarte ese peso de encima, incluso la contraparte de mi padre te lo agradecería...

— De hecho, encontraría estos parámetros aceptables, respondió el androide. Sin embargo, este no es un verdadero Son Goku... Algo sobre él está mal. Este 'Kakarotto' envía un escalofrío a través de mis circuitos.

Trunks fue tomado por sorpresa por el comentario, volviendo su mirada hacia la pelea. El C-16 rara vez se asustaba por algo, siempre evaluaba las cosas con calma con sus sensores. Pero si lo que decía era cierto, tal vez el Saiyano del universo 13 iba a ser un oponente más difícil de lo esperado. Mientras tanto en el ring, Vegeta mantuvo su mirada silenciosa hasta que el intento de provocación había pasado.

— Si pudiera decir lo mismo de ti, se burló... sin embargo, no tengo alardes que ofrecer, no disfruto de cómo aplastaría tu cabeza debajo de mi bota como una cucaracha. No eres más que una sombra, una parodia: un don nadie con cara robada, desprovisto de poder y mente sana. No tengo ningún interés en jugar contigo como si tu humillación fuera de algún modo sabrosa. Ven a mí ahora con todo tu poder, bestia sin cerebro. ¡Terminemos esto!

Los Saiyanos del Universo 13, incluido Kakarotto, se sorprendieron. ¡No solo este Vegeta había resistido los comentarios despectivos sin mostrar una pizca de rabia, su respuesta casual había desacreditado por completo a su oponente Saiyano lleno de ira!

Goku también sonrió, ansioso por ver cómo su rival manejaría este tipo de enfrentamientos, incluso si fuera un poco extraño para él verse golpeado hasta el cansancio. Bajo la atenta mirada de su padre y Piccolo, Pan no podía esperar a que el bruto de pesadilla finalmente recibiera su castigo. De nuevo en el balcón del universo 13, Vegeta estaba un tanto en conflicto. Mientras casi se reía en voz alta al escuchar la reprensión de Kakarotto por su otro yo, también estaba desconcertado por la relación entre el otro Vegeta y el llamado 'Son Goku'. Solo la observación los había identificado como rivales eternos, y sin embargo... hablaban entre ellos como amigos. ¿Era eso de alguna manera el secreto del poder de su doble? Vivir junto a su némesis, esforzarse por superarse unos a otros, encontrar la felicidad en el planeta Tierra... ¿proteger a los que amaba? Para el emperador Saiyano, que había valorado su propia fuerza, menospreciando a los débiles, conquistando todo el universo, todo esto parecía una gran broma. Sin embargo, tuvo que admitir que esta versión de sí mismo era intrigante. Quería ver de primera mano el poder otorgado por alguien que eligió ese estilo de vida y, siempre que las alarmas idiotas de Kakarotto demostraran ser ciertas, descubriera el poder que Vegeta pudiera estar ocultando.

En los comentarios, el loco hermano menor de Raditz se limitó a sonreír desdeñosamente, sin ser afectado. Su reacción asombró a Vegeta, quien había contado con su estupidez para cebarlo en un asalto imprudente. El Saiyano de clase baja se echó a reír, un ruido tan fuerte que los Namekianos tuvieron que taparse temporalmente las orejas.

— Supongo que tu cerebro idiota cree que es gracioso, gruñó Vegeta.

— Él, él... susurró Kakarotto. ¿Una sombra, dices? ¿Quieres decir comparado con mi doble allí mirándonos? No... ¡él es la sombra! ¡¡Los he sobrepasado a los dos!! Con mi nueva ventaja, nadie aquí me va a prender una vela, y gracias a esa boca tan inteligente tuya, ¡¡haré que tus huesos se llenen de polvo! Deleita tus ojos en esto, Vegeta!!

El Saiyajin de repente comenzó a concentrarse, su poder aumentando. Vegeta, de ninguna manera impresionado, se preparó, no obstante, para cualquier eventualidad, listo para contrarrestar cualquier ataque furtivo o truco. Pero su oponente simplemente sonrió sádicamente y continuó enfocándose. Entonces, de repente, una cola marrón peluda surgió de su armadura y bajó por su espalda. La cola de mono, un rasgo único de la raza Saiyana, comenzó a batir el aire detrás de Kakarotto. En el área del universo 13, los tres guerreros se miraron silenciosamente el uno al otro, un marcado contraste con la audiencia que vitoreaba salvajemente.

— ¿Qué planea hacer con eso? Tartamudeó Nappa.

Raditz tragó saliva, notando que la cara de su líder también estaba desconcertada. La forma de Oozaru dio un impulso significativo, pero no solo era difícil de controlar, sino que aún era menor que el poder de un Super Saiyano. ¿Cómo podría eso posiblemente competir con un Super Saiyano de nivel 2 o más?

— Kakarotto todavía tiene los implantes de micro lámpara, por lo que debería ser capaz de transformarse. Pero... ¿me estoy perdiendo de algo aquí? No hay forma de que sea suficiente, dijo Raditz sin rodeos.

— Es un intento desesperado y temerario, respondió Vegeta. A menos que de alguna manera se haya convertido en un Super Oozaru, ya está perdido.

— ¿Un super...? Repitió Nappa en voz baja.

En el campo de batalla, el príncipe Saiyano no había parpadeado, tan indiferente como lo había estado antes de ver el "arma secreta de su oponente".

— Patético... una vez más me decepcionas, dijo severamente, al escrutinio de Kakarotto. ¿Crees que transformarte en un gran simio de trescientas toneladas te permitirá conjurar la fuerza para aplastarme? Cualquier oponente que se encuentre al nivel 1 podría humillarte con facilidad.

— Oh, vas a pagar, respondió el otro Saiyano, verás de lo que soy capaz. ¡Te aplastaré tan rápido que ni siquiera tendrás tiempo para pedir misericordia!

Con esas palabras, enciende sus micro-lámparas. Los efectos fueron instantáneos, enviando escalofríos a través de su cuerpo. Era una sensación familiar pero largamente olvidada, la misma que había sentido hace tanto tiempo en la Tierra, cuando aún estaba erradicando a la población. Cómo había deseado desencadenar a la bestia dentro otra vez. Su cola había vuelto a crecer después de eso una vez más, pero la había perdido durante una pelea de nuevo. Desde que se transformó en un Super Saiyano no había regresado, hasta ahora. Con eso, estaba a punto de soltar toda su agresión reprimida, toda su locura destructiva. El arrogante Vegeta que siempre lo menospreció y se burló de él, a pesar de que él también era un Super Saiyano, estaba a punto de pagar.

Su forma musculosa comenzó a hincharse a medida que estos pensamientos continuaban en su mente, a medida que la armadura de Raditz se expandía perfectamente para igualar su gran tamaño. Su gran hocico se ensanchó, la única parte visible de su cuerpo no estaba cubierta de espeso cabello. Momentáneamente, parecía indistinguible de cualquiera de los otros Grandes Simios que habían aparecido en el torneo hasta el momento; incluso su nivel de potencia no impresionó a los competidores que seguían viendo. Sin embargo, los Demonios del frío del Universo 8, por supuesto, estaban disgustados a la vista de otro Oozaru.

Pero la transformación de Kakarotto aún no estaba completa. Con un aullido salvaje, comenzó a invocar un aura dorada alrededor de su cuerpo, crepitando en oleadas que caían en cascada de su piel y cabello. Chispas de relámpagos pasaron volando por el aire cuando se convirtió en un Oozaru super Saiyano, sorprendiendo a sus compañeros y a todos los presentes. Su poder había aumentado exponencialmente tanto que el asteroide empezaba a temblar. El suelo cedió, agrietándose bajo su enorme peso multiplicado por el 1000G, y se lanzaron pequeños trozos de piedra y escombros hacia el público. Los espectadores se prepararon y se cubrieron los ojos, tanto desde la deslumbrante luz del enorme Super mono Saiyano como desde el desplazamiento de energía.

Vegeta, Nappa y Radtiz estaban completamente estupefactos, incapaces de pronunciar una palabra el uno al otro. La predicción de Vegeta antes, que no había sido más que una broma, de alguna manera se había hecho realidad, y el líder Saiyano ya estaba sudando. Su insubordinado idiota ahora representaba una amenaza legítima para su reinado, y aunque todavía no sabía cuáles eran los límites del Super Oozaru Saiyano, temía que este nuevo poder pudiera darse un verdadero desafío. Interiormente, oró secretamente por la tranquilidad de que su doble en el ring estaba tan sorprendido.

Vegeta del universo 18 tampoco se había movido ni hablado, sino por el motivo opuesto. En lugar de preocuparse, estaba luchando contra un atisbo de emoción real, finalmente, ¡podría tener una pequeña pelea decente en sus manos! Incluso su hijo Trunks, a quien había disfrutado apalear, realmente no había ofrecido una batalla interesante. Pero esto podría hacer que su sangre hirviera, y una sorprendente emoción rugió a través de su cuerpo.

— Bien, bien, ¿qué tenemos aquí? ¡Parece que podría divertirme un poco después de todo! Anunció Vegeta, levantando la voz mientras se transformaba instantáneamente en Súper Saiyano de nivel 2. ¡Vamos!

En un rugido de odio, el mono dorado golpeó violentamente con su puño al diminuto Saiyano, un rayo atravesó el aire detrás de su fuerza fenomenal. Vegeta se acercó y atrapó el ataque del gigante con solo su brazo derecho, con la palma abierta. El impacto resonó a través de la arena, las vibraciones estremecedoras de la carne y el músculo colisionando, enviando una enorme onda de choque.

— ¡Increíble!, Exclamaron ambos Gohans en el mismo momento. No solo es poderoso, también es rápido y eficiente más allá de lo que hubiera esperado de esa forma.

— Es una prueba de sus instintos de guerrero y años de dura experiencia de batalla, respondió Piccolo. Es capaz de retener su capacidad de lucha y conciencia, parece, algo que Goku nunca podría hacer.

— Me pregunto cómo sería si tuviera cola, interrumpió Vegetto, con una expresión de cansancio en la cara. Eh, mejor si no fuera yo, supongo... ¡Si Bulma no hubiera insistido en que quitemos la cola de Bra, podría haber visto su poder como un Gran Mono Dorado!

Sus compañeros se estremecieron ante la idea, tratando de no imaginar el desastre que seguramente habría sido. Los del Universo 18 también estaban bastante sorprendidos, aunque Goku permaneció en silencio, observando de cerca a su rival. El poder de Kakarotto fue impactante, pero aún era un poco difícil de creer que un Super Oozaru fuera suficiente para derrotar a Vegeta. Después de todo, él sabía que el Príncipe Saiyano era realmente capaz de derrotarlo, más o menos, sin mencionar cuando se trataba de luchadores formidables, Vegeta estaba entre los mejores que había enfrentado. De hecho, incluso Kid Buu ya no se podía comparar con su rival... y dudaba de que Kakarotto tuviera la brillantez o la capacidad de adaptación de batalla del Majin Buu original y mucho menos su forma más malvada. El primer ataque había confirmado esto en su mente, ya que Vegeta ni siquiera se había movido una pulgada después de detener el enorme puño del Oozaru. Una pequeña gota de sudor había aparecido en la cara del príncipe y su brazo tenía un pequeño rasguño o dos, revelando una insinuación de su sangre real; sin embargo, su rostro mostraba una sonrisa de satisfacción.

El mono gigante, irritado, comenzó a encenderse aún más, decidido a humillar a su némesis. Vegeta intensificó su propia aura en respuesta. De repente, disparó una descarga de energía que propulsó el brazo de Kakarotto en el aire, desequilibrándolo. Apenas un segundo después, mientras el gran simio intentaba golpear con otro enorme puño, Vegeta se movía a una velocidad cegadora al lado de la cara del Oozaru y susurraba burlonamente.

— Ah, por cierto... 'ouch'.

¡Entonces él encadenó inmediatamente un puño asombroso en la mejilla del Oozaru que arrojó a la criatura plana sobre el ring con un GRAN GOLPE! Un temblor feroz sacudió la arena cuando Vegeta corrió hacia el mono gigante y le dio un rodillazo en el omóplato, inmovilizando a la bestia en el suelo de una manera tan gratificante. El príncipe continuó su ataque con una serie de golpes rápidos en la placa trasera de la armadura de Kakarotto, aprovechando la amplia apertura.

Vegeta del universo 13 continuó analizando la pelea en silencio. Su doble estaba demostrando un control increíble hasta el momento, así como una buena cantidad de fuerza. Pero el poder del príncipe hasta ahora era apenas tan alto como el que usó él mismo contra Raichi, antes de que hubiera alcanzado el nivel 3. Le resultaba muy curioso que su contraparte eligiera esta forma, negándose a creer que el nivel 2 era su límite. Y él no era el único.

— Entonces... comenzó Nappa, ¿su Vegeta no puede usar Super Saiyano de nivel 3? ¿Lo que da? Podría ganar esto fácilmente si se transforma... ¡o tal vez solo es un cobarde y ya está al máximo!

— Deja tus tonterías, Nappa, gritó Raditz, molesto. Tanto su Kakarotto como los dos mocosos que se fusionan pueden usar el nivel 3, y son ultra poderosos, mucho más que nuestro Vegeta. ¡Su Vegeta tiene que ser el mejor perro, así que no hay forma de que sea más débil que cualquiera de ellos! Estoy seguro de que solo se está riendo, demostrando que puede vencer a mi hermano sin siquiera recurrir a mayores transformaciones.

Aunque escéptico aún, Vegeta del 13º estuvo más o menos de acuerdo con Raditz. Lo que acababa de aprender el día anterior era cuán devastador era el drenaje de energía en el nivel 3, un hecho que los demás todavía desconocían. La inconveniencia de perder tanto ki y resistencia hizo que la forma fuera ineficaz para mantener. Tenía sentido ahora que pensaba en ello, recordando cómo Vegetto había perdido su máximo poder solo unos segundos después de la transformación. Por supuesto, con el tiempo y el entrenamiento, tal vez podría superar esa limitación, como si utilizara la forma con moderación o intercambiara transformaciones temporalmente en la mitad de la batalla como lo hizo Trunks del universo 12. Pero, sus instintos decían que su contraparte tenía algo más en mente, y muy probablemente tenía algo que ver con su rivalidad con ese 'Goku'. Eso dejó a Vegeta aún más curioso.

El propio Trunks nuevamente quedó impresionado por lo increíble que era Vegeta. Interiormente, comenzó a hablar solo como solía hacer. Padre, te has vuelto increíblemente fuerte. ¡Es increíble que estés enfrentándote a ese monstruo usando solo el Super Saiyano de nivel 2, con apenas más potencia de la que usaste en mi contra! Varios de los otros Saiyanos tienen un nivel incluso más alto que eso, pero al igual que hiciste conmigo estás adaptando tu ki a tu oponente, reteniéndote a propósito. ¿Qué tan poderoso eres ahora, papá? ¡Muéstrame!

Todavía en el suelo, el príncipe continuó martillando al Super Oozaru con una lluvia torrencial de golpes. Destacó su bombardeo con una patada que causó que el gigante patinara sobre la arena, volteandolo en el aire varias veces. Los que estaban justo al otro lado de la arena estaban aterrados de que la bestia gigante cayera y los aplastara, pero el escudo se mantuvo firme contra su peso. Vegeta aterrizó frente al Mono boca abajo, esperando ver cuánto daño había hecho. Fue recibido por varios aplausos del universo 18.

— ¡Eso es todo, Vegeta! ¡Ganaste! ¡Eres tan increíble! Gritó Pan.

— No es el momento, Pan, Son Goku la interrumpió, con una mirada seria en su rostro.

— ¿Huh?

El Super Oozaru se puso de pie de repente, impactando a la niña mientras redirigía sus ojos hacia el ring. El Gran Simio no tenía el menor rasguño en él, y aunque su armadura fue maltratada, su cuerpo no sufrió daños. Kakarotto sonrió mientras se ponía de pie, orgulloso de su durabilidad mientras escudriñaba a su oponente. Una pequeña gota de sudor cubrió la frente de Vegeta, pero mantuvo su sonrisa de confianza.

— Entonces, se rió entre dientes. Parece que ahora la diversión realmente puede comenzar, princesa.

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu