DB Multiverse

Dragon Ball Multiverse: la novela

Escrito por Loïc Solaris & Arctika

Adaptado por Killcrom, Bardock, Genghis Khan, Yoshio, NappaSSJS, Kugan, Marcelo Pérez, Logan y Alice. Agradecimientos a Adrián_Traductor y King Suguru

¡Redescubre la historia de Dragon Ball Multiverse cargada de nuevos detalles y matices! Esta novela está confirmada como canon por Salagir, quien también ha incluido sus propias adiciones, las cuales no han sido vistas en el manga. Por lo tanto, ¡esta novela es un anexo casi necesario para todo fan de Multiverse!

Próxima página en: 4 días, 15h.

Intro

Parte 0 :0
Parte 1 :12345

Round 1-1

Parte 2 :678910
Parte 3 :1112131415
Parte 4 :1617181920
Parte 5 :2122232425
Parte 6 :2627282930

Lunch

Parte 7 :3132333435

Round 1-2

Parte 8 :3637383940
Parte 9 :4142434445
Parte 10 :4647484950
Parte 11 :5152535455
Parte 12 :5657585960
Parte 13 :6162636465
Parte 14 :6667686970

Night 1

Parte 15 :7172737475
Parte 16 :7677787980
Parte 17 :8182838485
Parte 18 :8687888990

Round 2-1

Parte 19 :9192939495
Parte 20 :96979899100

Round 2-2

Parte 21 :101102103104105
Parte 22 :106107108109110
Parte 23 :111112113114115

Night 2

Parte 24 :116117118119120

Round 3

Parte 25 :121122123124125
Parte 26 :126127128129130
Parte 27 :131132133134135
Parte 28 :136137138139140
Parte 29 :141142143144145
Parte 30 :146147148149150
[Chapter Cover]
Parte 25, Capítulo 122.

PARTE VEINTICINCO: CONTRA EL OPONENTE QUE TE HIZO SER QUIEN ERES

Capítulo 122

Traducido por Alice

Por una fracción de segundo, el joven pupilo de Goku miró al djinn, viendo la chispa en sus ojos. Ambos estaban ansiosos por pelear, y no tenía ninguna razón para hacer esperar a Buu.

Kaioken

— ¡Kaioken! Gritó de repente.

Un aura carmesí envolvió a Uub, quien corrió instantáneamente hacia Majin Buu, quien permaneció estoico al acercarse. El joven comenzó con una patada rápida en la cara de Buu, que el majin bloqueó con indiferencia, aunque su brazo se dobló con la curvatura de la pierna de Uub. Sin pausa, el chico encadenó un poderoso golpe a la cara de su enemigo. El golpe se abrió paso a través de la anatomía de Buu, su puño se hundió como arena movediza, pero cuando trató de alejarse se encontró atascado. El Majin lanzó un golpe extremadamente rápido a su oponente atrapado, pero Uub instintivamente esquivó en el aire por encima de su brazo todavía alojado en el chicle rosa, rápidamente. Con su brazo libre, el humano disparó un Kikoha contra la cabeza de Buu, finalmente soltó su otro apéndice cuando la explosión estalló en la cara del djinn.

Buu se tambaleó un poco hacia atrás, pero antes de que tuviera la oportunidad de reformar su cabeza Uub lo golpeó una vez más, arrojándolo lejos. Luego, activo nuevamente su Kaioken, tomando la postura de su sensei y preparando una técnica familiar.

— Kamehame... ¡JA!

Kamehameha

Un oleada de energía surgió de sus manos, golpeando con fuerza a Buu y explotando brillantemente. Agitó una ráfaga de viento fuerte que sopló contra los espectadores cercanos, aunque el escudo los protegió de cualquier escombro, por supuesto.

— ¿Esta pelea acaba así?, Preguntó uno de ellos, decepcionado. ¿Está muerto?

— No, espera, respondió otro. Sigue buscando, creo que veo algo.

A través del denso humo que finalmente comenzaba a despejarse, pequeñas siluetas de Buu comenzaron a aparecer. Hubo gritos de asombro en la audiencia, así como algunas miradas asqueantes cuando apareció el ejército de majins en miniatura. Mientras que el público había visto cosas espectaculares, como el ataque de furia provocado por Buu del universo 4 y la regeneración de Cell, la aparición de cientos de pequeñas bolas de goma rosa se encontraba en la parte superior de la lista. Cautelosamente, muchos de los espectadores comenzaron a prepararse, en caso de que las cosas fueran a volver a torcer debido a los pequeños monstruos.

A continuación, Uub se mantuvo firme, su rostro carente de duda alguna. Desplegando su Kaioken una vez más, se apresuró a las pequeñas criaturas y comenzó a acribillar a cada uno con golpes poderosos. Sin detenerse una sola vez, encadenó un ataque tras otro en las fracciones que ahora era Buu, enviándolos a volar por todos lados. Incluso saltó sobre ellos como si fueran globos, generando una liberación de aire cuando los hizo explotar.

Kaioken Dodging

En el balcón del Universo 18, Piccolo parecía preocupado.

— Explícame algo, Goku, comenzó. ¿Por qué Uub está desplegando su máximo Kaioken ya? Claro, él tiene la ventaja en el poder por el momento, pero a este ritmo eso cambiará pronto. Si no le presta atención a su resistencia, no será más que una perdida de tiempo.

Goku sonrió.

— Ah, bueno, la verdad es, respondió, ¡ese no es su máximo nivel de Kaioken! ¡Él puede llevarlo mucho más allá que eso!

— ¿Qué? ¿Cómo? Pronunció el Namek, asombrado. Si mal no recuerdo, hace apenas unos meses, el poder que está usando ahora era su límite absoluto con la técnica. ¿Cómo podría mejorar tan rápido en tan poco tiempo?

— Bueno, así de difícil fue el entrenamiento que le di, respondió el Saiyano, con una sonrisa misteriosa en su rostro. Créanme, Uub puede enfrentarse a Majin Buu ahora, pero aún no hemos tenido tiempo para que él luche con el Buu de nuestro universo.

— Más fuerte o no, Vegeta bruscamente interrumpió. Este tipo de estrategia es completamente inútil contra un oponente como Buu, yo mismo cometí ese error hace años. Si no lo destruye por completo, no ganara.

    

Mientras continuaban discutiendo, Uub incansablemente persiguió a las miniaturas de Buu. A pesar del poder de cada golpe, los monstruos no se intimidaron en sus ataques de enjambre. Uub comenzó a combinar su ataque físico con Kikohas, aniquilando con éxito algunas de las miniaturas, mientras que otros simplemente se recuperaron y reanudaron el ataque. De repente, un mini-Buu más grande se volvió a formar directamente en su camino y clavó un golpe en la barbilla del chico, enviándolo a volar hacia arriba. El discípulo de Goku no tuvo tiempo de recuperarse antes de que otro Buu miniatura, que ya estaba esperando, se tapara la cabeza con las manos y golpeara violentamente con un martillo en contra de Uub, lanzándolo con fuerza contra la superficie de combate, que tembló, sacudió y roció polvo.

Todos los Buu restantes se rieron felizmente mientras miraban hacia la pila de escombros donde Uub presuntamente fue noqueado por el último golpe. Luego comenzaron a dispararle docenas de bolas de energía para terminar la pelea para de una vez por todas, que explotó alrededor del ring por un período de casi veinte segundos. Mientras tanto, un poco hacia un lado, Uub resurgió del suelo a gran velocidad, corriendo entre los mini-Buus y llenandolos por completo de sorpresa. Luego levantó los brazos hacia el cielo estrellado y disparó una poderosa onda expansiva que pulverizó muchas de las pequeñas criaturas, reduciéndolas a cenizas. Con una perla de sudor en su frente, Uub descendió de nuevo a la superficie de combate, sus labios sangrando mientras recuperaba el aliento. Fue entonces cuando notó la amalgama temida de todas las pequeñas piezas restantes de Buu siendo unidas en una sola entidad una vez más.

— No puedo mantener mi Kaioken mucho más tiempo, gruñó Uub interiormente. Y el... está completamente intacto después de todos mis ataques, ni siquiera está cansado. A este ritmo, no podré mantener mi defensa necesaria para retenerlo.

A unas pocas yardas, el feliz Majin había reconstituido por completo su cuerpo, y con una sonrisa gigante en su rostro dijo:

— ¿Estás demasiado cansado para pelear más? ¡Entonces Buu te comerá ahora! Con el látigo de su cresta en la cabeza y la aparición de una extraña luz púrpura, Buu gritó su ansia actual. ¡Conviértete en un pastel!

— ¡Uh-oh! Goku entró en pánico. ¡Esquivalo Uub, rápido!

Su alumno escuchó la advertencia, pero se mantuvo en calma. Esta vez no, pensó. Ahora sé cómo funciona, y no seré derrotado por la magia de Majin Buu, ¡sino que te derrotaré en tu propio juego!

Confiado, Uub extendió la mano y agarró el rayo mágico en la palma de su mano. Luego lo redirigió nuevamente a su origen para asombro de aquellos en el Universo 18.

— ¡Oye, Buu! ¡¡Atrapa esto!!

Sin entender completamente lo que había sucedido, el demonio rosado fue golpeado de frente por su propio rayo, transformándose él mismo en una sandía grande y sabrosa que colapsó en el suelo con un ruido sordo. A pesar de ser una fruta, era, sin embargo, Buu, por lo tanto, la gravedad no la aplastó instantáneamente.

— Fruta fresca... Uub proclamó con orgullo. Cuida tus dientes del dulce, ¡o tendrás caries!

En los universos 16 y 18, todos estaban sin palabras, atónitos por lo que había sucedido con los participantes.

— Uh, Goku... dijo finalmente Piccolo, estupefacto. ¿Desde cuándo Uub ha sido capaz de manipular la magia? ¿Heredó el talento de Buu para las artes místicas después de todo?

— No... contestó el Saiyano, igual de confundido. Nunca había mostrado esa habilidad antes, es una completa sorpresa para mí... Su comentario estaba teñido con un toque de amargura incluso. ¿Por qué su alumno le habría ocultado eso? Y si se enfrentara a Uub en la siguiente ronda, con él teniendo ahora los poderes de su encarnación anterior, ¿eso inclinaría la balanza contra él? Por lo menos, le requeriría ajustar su estrategia.

— ¡Interesante! Observó Vegetto del universo 16 con una sonrisa. Ese pequeño tipo tiene los mismos poderes que Majin Buu. Definitivamente parece prometedor, ¡tal vez incluso pueda defender la Tierra algún día! Goku mencionó que eso era lo que tenía en mente, y estoy comenzando a ver los 'frutos' de su entrenamiento... jeje.

— De todos modos, se preguntó Gohan en voz alta. ¿No podría ser también un peligro potencial? Si realmente es Buu reencarnado, ¿hay algún riesgo de que algo dentro de él pueda ser disparado o liberado... a través de la ira o el sufrimiento?

— Nah, lo dudo, respondió su padre, con los brazos cruzados. El rey Enma puede ser un palo en el barro, pero una cosa que él no es es descuidado. Él hace todo en base a sus libros. Estoy seguro de que estaba muy atento a la purificación del alma de Buu incluso antes de pensar en reencarnarlo en ese chico, probablemente incluso eligió a la familia de Uub. En pocas palabras, el niño es solo un humano normal, bueno, uno con un increíble potencial mágico, entrenado por Son Goku, con todo el potencial como Majin Buu. En serio, podría ser muy prometedor.

— Pfff, Bra gruñó, viendo la pelea medio distraída. Ella no estaba particularmente impresionada, pero podía admitir al menos que el prodigio del universo 18 estaba de su lado, y que algún día podría demostrar que valía la pena.

Mientras tanto, en el universo 11, el aterrorizado Babidi estaba haciendo una escena.

— ¡¡¿Qué? ¿Cómo?!! Mi Buu, ¡NOO! Pero... ¿Quién es este mocoso humano? ¿Cómo es capaz de hacer la misma magia que mi Majin Buu? Buu, vuelve a cambiar, ¿me oyes? ¡¡Haz algo!!

Sostenido cautivo en la mano del Gran Kaioshin, Buu del universo 4 rió.

Uub lamentó haber tenido que revelar sus nuevos poderes durante esta pelea, esperando haber podido salvarlos para su encuentro con Son Goku, que ahora estaría en guardia contra ellos. Pero él tenía confianza en sus habilidades de todos modos. ¡Había estado esperando un combate serio entre ellos por tanto tiempo! Pero, aún tenía una batalla por terminar. Inseguro, declaró su victoria solo para verificar con los locutores.

— ¡Gané!

Una pequeña voz respondió de inmediato, apareciendo por una grieta en el ring. ¡Nu-uh! Un Buu miniatura había salido de una pequeña fisura, usando inmediatamente su cresta para devolver a la sandía a su estado original.

— ¡Las reglas no dicen que las sandías deben perder, por lo que no ganas! ¡Ahora Buu cambiará, entonces te ganaré!

Mientras Buu hablaba, el demonio rosado original reasumió su forma normal, vistiendo una sonrisa orgullosa. Parecía no solo ágil, sino ansioso por continuar, sin signos de fatiga.

— Bueno, sospeché que podría intentar eso, pensó Uub. Parece que aprendió una o dos cosas de Buu del universo 4, escondiendo piezas de sí mismo en todo el ring. No hay forma de que él haya podido hacerlo por sí mismo, y tal vez pueda usar su poco intelecto contra él. Veremos si un pequeño truco funciona...

— ¡Oye, ha sido una buena pelea hasta ahora, Buu! Dijo Uub. Entonces, ¿te gustaría jugar un juego ahora?

— ¡Oh, sí, sí! Se regocijó el djinn, bastante entusiasmado.

— Estupendo. De acuerdo, entonces, se llama escondite. Voy a contar hasta diez, luego te escondes. Después de diez segundos iré a buscarte. Si no puedo encontrarte dentro de un minuto, perderé el combate, pero si te encuentro, entonces gano. ¿Como suena eso?

Buu Puzzled

Ambos Piccolos sonrieron por la sugerencia. Brillante estrategia. Esa versión de Buu es fácilmente susceptible a juegos simples; ni siquiera se dará cuenta de que ha sido eliminado hasta que sea demasiado tarde.

Pero Buu había comenzado a contar con sus dedos, aparentemente haciendo algunos cálculos mentales bastante intensivos. Uub esperó su respuesta, luciendo un poco angustiado, pero el djinn repentinamente se volvió hacia él, su sonrisa feliz desapareció.

— ¡Oh, no, no está bien! Si Buu se pierde de vista durante treinta segundos, ¡pierdo! ¡Intentaste jugar un truco sucio! ¡¡Ahora Buu está realmente furioso!!

— ¡¿Eh?? Uub se encogió, cayendo hacia atrás. Su artimaña no había funcionado en absoluto. Más bien, solo había servido para enojar al furioso Majin, cuyo poder aumentaba exponencialmente. Buu voló al chico a toda velocidad, que se apresuró a adoptar una postura defensiva. El djinn repentinamente dividió su cuerpo en dos, cada uno tomando lados opuestos alrededor de Uub y tirando de sus brazos hacia atrás para formar un haz familiar.

— ¡No, no puede ser! Uub entró en pánico, reconociendo al Kamehameha.

Los dos ataques fueron lanzados simultáneamente a cada lado del luchador, lo que obligó a Uub a retirarse en el aire en el último segundo, impulsado por la explosión justo detrás de él. Adolorido, apenas tuvo tiempo de volver a ponerse en guardia cuando Buu comenzó a arrojar más descargas de energía en su dirección. Cada uno era difícil de desviar, pero apenas lo manejaba hasta que sintió un dolor agudo en su brazo izquierdo. Estaba casi demasiado aterrorizado para mirar, muy familiarizado con ese dolor, pero de todos modos observó horrorizado cómo su brazo izquierdo caía al suelo, ¡Maldición!

— ¿Que pasó? ¡No otra vez, no puede ser cierto! Gritó.

Disarmed

Mirando detrás de él, vio a Keinzan desaparecer en la distancia. Majin Buu había deslizado en secreto en un disco entre el aluvión de explosiones de energía normales. El Djinn, riendo histéricamente, comenzó a bailar en el acto, luciendo una sonrisa salvaje.

— ¡Yay por Buu! ¿Quién es el mejor?... ¡Buu es el mejor, Buu es el más fuerte! ¡Y es casi la hora de que Buu te coma!

Gohan, junto con otros en el balcón del universo 18, se encontraban incómodos. ¿Cómo puede usar tantas de nuestras técnicas? No nos absorbió a ninguno de nosotros en su universo, ¡es exactamente el mismo que cuando fue lanzado por primera vez!

— Lo que no estás teniendo en cuenta, respondió Vegeta, es que Buu es un genio de la lucha, simple y llanamente. Deja el parloteo infantil a un lado, mira a través del aire de ingenuidad. Viste su partida con el Kaioshin del sur, pensó que podía manipular a la criatura, pero Buu estaba jugando con él todo el tiempo. Una vez es todo lo que se necesita. Fue testigo de que ese viejo barbudo Krillin usaba un solo Kienzan, y una vez vio a Uub disparar un Kamehameha. Eso era todo lo que necesitaba para replicar los ataques, y si no lo has notado, incluso los mejoró a su manera.

— Desafortunadamente con eso, Uub llegó hasta aquí, refunfuñó Piccolo, recordando cuántas veces su regeneración lo había salvado en situaciones similares. Es solo cuestión de cuán rápido Buu decide ponerle fin ahora.

El niño, sin embargo, no había dicho su última palabra todavía. Extendió su mano restante, lanzando un gesto rápido hacia su brazo inerte que yacía debajo. Mágicamente, fue arrastrado por el aire y de regreso hacia el muñón en su hombro, deteniendo la risa de Buu de repente. Una seriedad llenó toda la arena mientras el apéndice del joven estaba completamente cosido, rodeado por una luz púrpura. Uub se había recompuesto mágicamente, aturdiendo a sus amigos y enemigos por igual. En el balcón de los Kaioshin, Buu del universo 4 sonrió con orgullo.

— Pero... ¿Cuándo...? Piccolo se quedó sin aliento, boquiabierto.

— ¿Cómo es que él puede hacer eso ahora?, Continuó Goten. Es como la tercera vez que le cortan el brazo... ¿y qué pasa? ¿Buu le enseñó a sanar o algo así?

Goku y Vegeta se miraron silenciosamente el uno al otro. Ambos habían sentido algo extraño la noche anterior, despertando de repente. Ahora parecía que su cautela podía tener validez, después de todo, si Buu había manipulado a Uub durante la noche, como había sugerido Goten. ¿Pero cómo? Había sido encarcelado en la palma del Gran Kaioshin, el más grande de los dioses, seguramente podrían confiar en él. La única otra posible explicación era que de alguna manera Uub había despertado los poderes latentes de su yo anterior. Eso sería loco e inesperado, pero era una posibilidad. Aunque sorprendido, Goku también estaba encantado con las sorpresas que su alumno siguia mostrando. En cuanto a Vegeta, Piccolo y Gohan, había mucho más escepticismo. Los recuerdos de Super Buu y Kid Buu nunca estuvieron lejos de sus mentes, pero no pudieron resistir a alguien como Pan, quien se sorprendió de Uub.

— Es increíble que un humano sea capaz de eso, concluyó Son Goku. ¿Quién sabe qué más puede hacer? ¡Vamos, Uub, muéstranos lo que vales!

Majin Buu se apresuró a Uub una vez más, quien, a pesar de su dolor y fatiga, ya no se veía a sí mismo en desventaja. Extendió su brazo completamente hacia el djinn que se acercaba, formando una concentración de energía en su mano.

— ¡Galactic Donut ™!

Un círculo de energía amarilla se disparó horizontalmente desde su palma, sorprendiendo al Majin mientras tropezaba para evitar adecuadamente la explosión de forma extraña. El anillo de ki lo rodeó, atrapando su sección media en su punto más grande y comenzando a apretar.

— Ughh... esa es una de las técnicas de Gotenks. Pero, ¿qué es esta TM? Comentó Piccolo.

Trunks levantó un dedo condescendiente.

— Gotenks no permite que nadie use sus tecnicas cuando lo desee. Son de su propiedad intelectual, patentados y todo. Sin embargo, sí puede hacerlo, en determinadas circunstancias, al negociar un acuerdo de licencia. Estamos hablando de derechos de autor aquí, Piccolo... ¡Son cosas importantes!

Buu Stuck in Donut

Mientras tanto, luchando contra la energía alojada alrededor de su torso, Buu no pudo liberarse del todo.

— Eso no lo va a detener por mucho tiempo, se dijo Uub. Tengo que terminar esto rápido. Primero, tendré que deshacerme de todas esas piezas ocultas de Buu, y para hacerlo necesitaré todo mi poder. Puede que no sea capaz de mantenerlo en esta condición pero... realmente no tengo elección, tendré que arriesgarme.

— ¡Kaioken al máximo! Exclamó Uub, convocando el destructivo aura carmesí alrededor de su cuerpo.

Brillaba a su alrededor en un resplandor tornádico, haciendo que el ring se agrietara y temblara: el asteroide mismo comenzó a temblar bajo el enorme poder. La mayoría de los espectadores tenían que esconder sus ojos para no ser cegados por el polvo. Buu detuvo su lucha brevemente, una gota de sudor que atestiguaba su repentina ansiedad. Podía sentir claramente la energía de su oponente, y fue suficiente para hacer que incluso el djinn dudara. De todos modos, parecía totalmente incapaz de escabullirse de la dona galáctica que aún lo mantenía cautivo.

— ¡Buu, idiota! ¡Solo conviértete en gelatina! Babidi gritó desde el costado. Usa tu cerebro por una vez, cretino infantil.

— Está prohibido ofrecer consejos a los competidores, le advirtió el Varga a cargo del universo 11.

Pero sus palabras no sirvieron de nada, ya que la onda de choque de energía que emanaba de Uub bloqueaba incluso el sonido entrante. De repente, la voz del chico se escuchó.

— Súper... Kamehame... ¡¡¡HA !!!

Super Kamehameha

Una gigantesca ola de energía se disparó desde sus brazos extendidos, chocando de frente con el Majin que finalmente no había tenido éxito en liberarse. El mero tamaño de la viga engulló el 90% del ring, borrando incluso las paredes del ring detrás de Buu. En el balcón del universo 12, Trunks fue arrojado hacia atrás contra la pared, dejando un rastro en el suelo frente a él mientras se resistía e intentaba pararse.

— ¡Qué increíble poder!, Exclamó. Apenas puedo ponerme de pie, siento que en cualquier momento me consumirá por completo.

— El poder de ese muchacho es impresionante, dijo el C-16. Sin embargo, no estoy seguro de que sea suficiente para destruir a Buu. Él es capaz de reconstituirse a sí mismo del humo, sin mencionar que todavía puede tener partes de sí mismo ocultas dentro de la arena. Contra un enemigo así, este ataque no es adecuado.

Cuando la ola de energía finalmente se apaciguó, revelando una arena de torneo devastada, Uub colapsó por agotamiento. Al examinar su entorno, inmediatamente sospechó que Buu no había sido completamente destruido. En ese momento, una extraña sensación se apoderó de él cuando sintió los últimos restos de Buu. No sabía muy bien cómo explicarlo, pero sin embargo confiaba en sus instintos y se preparaba para enfrentar la encarnación final.

En el Universo 1, la mancha rosa en forma de globo de Buu abrió los ojos con asombro. Mmm, ¡bastante inesperado! Logró ver a Buu más rápido que cualquier otra persona, ¡quizás más que Vegetto! ¡Diría que es una prueba positiva de que él es verdaderamente mi alter-ego y un digno heredero! Ese chico tiene grandes cosas por delante, diré.

Unos metros detrás de Uub, una pequeña voz gritó triunfante. Una miniatura de Buu surgió repentinamente de una grieta en el ring y levantó las manos hacia el aire. ¡Buu!

— ¡Esa es la última pieza!, Pensó Uub. Luego balanceó sus brazos hacia la criatura, arrojando dos platillos que parecían cuencos que aparentemente habían surgido de la nada. Buu, que no había reaccionado lo suficientemente rápido, estaba rodeado de ellos.

— ¡Hora del desayuno! Gritó el joven, teletransportándose detrás de él y golpeando con sus manos los cuencos, esencialmente sellando a Buu adentro.

— ¡Te tengo! Resiste al menos treinta segundos...

Arriba en la torre de control de los Vargas, uno de los árbitros había comenzado la cuenta, pasando ya cinco segundos.

— ¡Oh no! ¡No es posible! Gritó Babidi, aterrado. ¡Buu, haz algo con tu cerebro de pájaro!

Buu Trapped

En el centro de los dos cuencos, se podía escuchar a Buu gritando violentamente. Aunque nadie más se dio cuenta de lo que sentía, la sensación de estar atrapado era demasiado similar a la angustia extrema que había sentido todos esos milenios atrapados dentro de su bola. Desató todo su poder contra el caparazón que lo rodeaba, rompiéndolo. Uub hizo lo mismo desde afuera, poniendo toda su fuerza y energía restantes en la prisión.

— ¡Quédate quieto! Gritó, cavando profundamente hasta el borde de sus reservas. ¡Aún no saldrás!

Babidi, por otro lado, no iba a dejar que las cosas terminaran de esta manera. Inmediatamente comenzó a recitar un hechizo que liberaría a Buu del encarcelamiento.

— Paparap...

— ¡Sin trampas, Babidi!, Lo interrumpió el Kaioshin del Este, apareciendo instantáneamente junto al del Sur frente al mago y agarrándolo por la boca. Tuvo éxito en cortar las palabras del mago, inspirando un terror paralizante en el ser de piel amarilla. Mientras tanto, Buu continuó liberando todo su poder, y finalmente logró destruir la prisión exterior, derribando a Uub al revés. La miniatura de Buu estaba a punto de disparar una ola de ki, cuando el anuncio sonó a través de la arena.

— 30 segundos y 400 mili-segundos. Se acabo, repito, la pelea terminó.¡¡¡Victoria para Uub del universo 18!!!

Cargando comentarios...
Idioma Noticias Leer DBM Minicomic Los autores Hilo RSS Fanarts FAQ Torneo Universos Bonus Eventos Promos Afiliados
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês BrasileiroMagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִיתSvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu