DB Multiverse

News Lectura Minicomic Fanarts Los autores FAQ Hilo RSS Bonus Eventos Promos Afiliados Torneo Universos
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Hanasia, Reina de los Saiyanos

Escrito por Salagir

Adaptado por Alice

Esta historia tiene lugar en el planeta de los Saiyanos, hace 1000 años, mucho antes de que se convirtieran en los asesinos de poblaciones enteras que sembraron el miedo en toda la galaxia, en la era del Rey Vegeta...
Si alguna vez te has preguntado cómo estas personas tan poderosas vivían como una sociedad, si quieres saber cuál fue el destino de los guerreros legendarios antes de Broly, si las aventuras de un luchador frenético y emocional en un mundo de matones te tentan, entra en el mundo de la saga de Hanasia.

Próxima página en: 38 dias, 20h.


Parte 1 :123
Parte 2 :456789101112131415
[Chapter Cover]
Parte 2, Capítulo 7.

Intervención Tsuful

 

Traducido por Alice

 

En las oficinas del ministerio, Chiin-Lee Lichi Chinensis Sapindaceae Rosids, corría para ponerse al día y no llegar demasiado tarde a la reunión. Dobló hacia la esquina cerca del ascensor y se dirigió directamente hacia la sala de reuniones. De pronto se detuvo y miró a la puerta. Este último reconoció su identidad y se abrió silenciosamente. Todo el mundo ya estaba aquí, pero la reunión aún no había comenzado. Incluso Tracheobionta estaba todavía lejos de la mesa, en profunda comunicación.

Se acercó al asiento libre y se volvió hacia el Tsuful cercano para saludarlo.

— Buenos días, señor Hamamelidae Tracheobionta.

— “Señora Chinensis Sapindaceae Rosids", saludó, inclinando la cabeza con evidente respeto. Ha llegado a tiempo. Si me lo permite, me gustaría hablar con usted después de la reunión.

— Me parece perfecto.

 

 

Al final de la mesa, el ministro miró su pantalla y declaró que la reunión podría comenzar.

— Damas y caballeros, todos estamos reunidos para hacer un balance de la lista de proyectos que iniciamos para deshacernos de la amenaza que representa el Saiyano milenario. Empezaremos en sentido de las agujas del reloj, cada uno describirá brevemente su proyecto, su progreso y su solicitud de crédito. Cuando todos hablemos, entonces debatiremos y decidiremos qué hacemos.

Tracheobionta terminó su llamada en un movimiento de su mano y guardó su aparato mientras se sentaba. Él fue el primero de la lista.

— Ministro, soy el portavoz del proyecto de la mini arma nuclear. Si vamos a creer en la predicción de los científicos, entonces este Saiyano será tan poderoso que, incluso si logramos hacer que esta bomba detonara cerca de él, entonces él todavía resistiría el impacto. Estamos cerca de finalizar una bomba que pasaría por el esófago de este monstruo. Parece que una vez que se transforma, es lo suficientemente grande para que sea posible introducir la bomba. Hay muchos detalles por investigar aún, pero debe ser hecho en algunos meses a partir de ahora. Tengo que decir que la bomba será muy, muy pesada. Se requeriría un Saiyano, por ejemplo, para lanzarlo en su dirección. O, por supuesto, un dispositivo balístico. El principal problema, que no está bajo mi responsabilidad, es saber cómo hacerle ingerir una bomba. En cuanto a los medios, me limito a pedir unicamente para seguir pagando los salarios de mi equipo. Sería un total de 3 billones 4 cientos millones de jenis en tres meses a partir de ahora. Para la construcción del prototipo.

Todos los investigadores jadearon en voz alta. ¿Qué esperaban? Era el precio normal para la construcción de una bomba nuclear en miniatura, pensó Chiin-Lee. Unos habían votado a favor, otros habían votado en contra. Mientras tabto, era el turno de otro Tsuful.

— Ministro, soy Moraceae Urticales Hamamelidae Tracheobionta. He reemplazado al gerente del proyecto anterior, que fue asesinado por nuestro propio proyecto. Hemos criado y entrenado a un Saiyano. Hemos moldeado a un guerrero cuya fuerza y técnicas han ido más allá de nuestras esperanzas. En este momento, y sin duda, no sólo está entre los más poderosos Saiyanos que haya vivido jamás, sino que también, según nuestro cálculo, podría matar al Saiyano milenario que hemos observado hace 1000 años.

— "No hay duda alguna", continuó mientras observaba la reacción de sus colegas. Estamos seguros de que al que enfrentaremos será aún más fuerte que el anterior. Nuestro sujeto está físicamente blindado y ha aprendido ambas técnicas de Saiyano y Tsuful. Con el tratamiento que seguimos dándole, su fuerza aumenta diariamente. Es casi... aterrador. También hemos implantado un bloqueo en su cerebro y hemos tenido que usarlo a menudo. Tengo que decirles que una vez que lo dejemos cerca del Saiyano milenario, destruirá todo en su camino. Pero una vez que la amenaza haya sido tratada, podremos apagar nuestro tema destructivo con la mera presión de un interruptor. Mi presupuesto mensual es exactamente el mismo que antes.

 

— Ministro, dijo Chiin-Lee después de un silencio, lo que estoy trabajando depende de todos los otros proyectos, así que me gustaría ser la última en hablar, si no le importa.

El ministro asintió con la cabeza y otro Tsuful se aclaró la garganta para hablar.

— Señor Ministro, soy el portavoz del proyecto de reconocimiento. Mi equipo, así como nuestros robots espías, están viajando por todo el mundo Saiyano, en busca de quien se convertirá en el Saiyano milenario. Como nunca estudiamos al anterior antes de su cambio, es difícil adivinar cómo podemos reconocerlo entre los demás. Nuestro equipo ha establecido numerosas teorías y nuestros robots están buscando a los Saiyanos que tendrían estas características. Por ahora, hemos elegido dos o tres. Como nos dieron la autorización para matar a los que srepresentaran un riesgo, dos de ellos han sido eliminados. Pero, francamente, no creo que hayamos matado al correcto. En cuanto al presupuesto... no hay cambio.

— Ministro, soy el portavoz del laboratorio que está produciendo el arma biológica que, estoy seguro, matará al Saiyano milenario. No puede ser transportado por el viento, por lo que reduce los riesgos de pandemia. Por otra parte, puedo asegurarle que no tiene ningún efecto en los Tsuful. Resiste el calor que el poder de este monstruo podría generar. Se filtra en la piel y se multiplican en la sangre Saiyana. Todo lo que tenemos que hacer es arrojar un frasco lleno de plasma en él y estaría muerto dentro de cuatro horas. Una vez más, el problema es cómo colocar el virus en él. La señora Sapindaceae Rosid le dirá acerca del presupuesto que necesitamos, no pido mucho, mi equipo de científicos ya está trabajando en otros proyectos. Sólo necesitamos treinta mil jenis por mes para mantener la agricultura del virus. Sería problemático si nos falta cuando apareciera el Saiyano milenario…

El ministro se volvió hacia Chiin-Lee.

— De acuerdo. Bueno, en lo que a mí respecta, estoy a cargo de todo lo relacionado con el apoyo de cada uno de estos proyectos. Por lo tanto, hemos construido el prototipo de un robot multitarea. No se sorprendan, parece una tortuga.

Un holograma de una tortuga metálica apareció en medio de la mesa. Estaba dando vueltas. Los otros jefes de proyecto se dieron cuenta de que la cabeza y las patas de la tortuga también estaban hechas de metal, lo que no era sorprendente, dado que era un robot. Las otras partes del animal desaparecieron y mostraron, en su lugar, aparatos electrónicos o tubos, que ciertamente tenían funciones particulares.

— ¿Por qué una tortuga, ustedes se estaran preguntando? Eso es porque, dependiendo de lo que ocurriera, el robot tendrá que aparecer ante los salvajes Saiyanos y se había teorizado que aceptarían más fácilmente un animal que ellos conocen, aunque parezca un poco diferente, algo que ellos no sabrán. Nuestro guionista literario planea hacerla pasar como "la reina de las tortugas", que ha venido a luchar contra el Saiyano milenario. Podrá hablar, y tenemos un actor de voz que hablará por él en tiempo real. Vuela, obviamente como es un robot, pero no es tan obvio para una tortuga. Tiene cámara y se controla de forma remota. Se está formando un equipo para que funcione perfectamente en el terreno.

— Ahora, sobre sus funciones. El gran tubo que pueden ver aquí es un cañón. Había sido construido para lanzar la bomba del primer proyecto. Por otro lado, la tortuga no tiene armas. Necesitaría demasiadas armas para luchar contra un Saiyano, aunque sea normal, de modo que para deshacerse de ese problema, hemos decidido colocar reactores aquí y aquí. Esto permitirá que la tortuga huya, ya que será capaz de alcanzar 270 millas por hora en menos de 3 segundos. Un bolsillo, que pueden ver aquí, mantendrá herméticamente el vial que contiene el virus. Si la tortuga tiene la ocasión de precipitarse hacia el Saiyano milenario sin ser destruida, entonces le inyectará el virus.

— Y finalmente, pondremos todo el material necesario para sanar a un Saiyano lesionado en los bolsillos restantes. Está destinado para el tema del segundo proyecto, por supuesto. Por favor, tenga en cuenta que la súper poderosa antena que nos permite guiar al robot también servirá como relé para controlar a nuestro Saiyano.

Hablaron sobre las finanzas y todo fue acordado. El problema del Saiyano milenario sería tratado de una manera u otra. Cuando todos empezaron a marcharse, Chin-Lee se volvió hacia Tracheobionta.

— Si eso no es pedir demasiado, ¿podrías esperarme? Tengo algo que decirle al Ministro.

Se levantó para hablar en privado con él, aprovechando el hecho de que aún no había llamado a nadie.

— Me gustaría, si no le importa, pedir algo más tarde. Me gustaría que, cuando se elimine al Saiyano milenario, se destruyan todas las instalaciones construidas para el cuarto proyecto, así como todos los estudios que se hagan sobre él. Como sé que ninguno estará de acuerdo con destruir la fórmula del virus, estoy pidiendo que sea clasificado como ultra confidencial.

— Tienes miedo de que este virus pudiera ser utilizado para cometer un genocidio contra los Saiyanos, ¿no? Está bien, lo pensare.

Volvió a Trachebionta.

— Por favor sígame. Quisiera mostrarle nuestras instalaciones, y para informarle de una solicitud.

Se dirigieron hacia el ascensor.

— No pasas mucho tiempo en nuestro laboratorio. Incluso escuché que no aprobaste en absoluto el uso de este Saiyano. Por favor, no me digas que eres parte de la gente que para el tratamiento ético de los Saiyanos.

— No, señor, aunque... Bueno, tolero este proyecto porque sé que es necesario. Incluso si pienso que el mero pensamiento de este Saiyano siendo dopado, hipnotizado... que sufre sólo para propósitos experimentales para ser insoportable, todavía considero que es una oportunidad para salvar al mundo. Así que no haré nada en contra de ello.

Salieron del ascensor. Trachebionta llamo un coche que estaba esperando y que vino a ellos y se abrió. Lo hicieron y el coche se cerró y salió del edificio.

— Edificio del Gobierno, número 40, cuarto pasillo, anunció Trachebionta. La pantalla interna mostró una señal positiva y el coche siguió su camino. Ya ves, hemos llegado a un punto en nuestro trabajo donde nuestro tema tiene que ser práctico. Le hemos enseñado a pelear, pero le falta entrenamiento. Ninguna de nuestras máquinas alcanza su nivel aquí. ¡Y todavía están lejos de ello! Necesita un oponente que sea tan fuerte como el Saiyano milenario.

El coche llegó al edificio. Se frenó cerca de la entrada y el detector reconoció a los ocupantes. Se abrió una enorme puerta. El coche atravesó un túnel y bajó a las instalaciones subterráneas.

— Por lo tanto, me gustaría enviar al sujeto al centro del territorio Saiyano.

Entraron en un pasillo y entraron en una sala de control. Un recipiente grande les permitía ver el interior. Era un inmenso invernadero, pero lejano. Varias yardas de Plexiglas separaban al Saiyano y el cuarto oscuro. Estaba muy oscuro para que el Saiyano no viera a los científicos. Varias pantallas mostraban a los Saiyanos, que eran permanentemente vigilados por cámaras voladoras.

El monstruo estaba sucio y desnudo. En sus enormes músculos, podían ver sus venas, debido a las numerosas drogas. Estaba durmiendo, pero no estaba acostado. En realidad, estaba sentado, como si estuviera listo para saltar. Su cola se movía hacia adelante y hacia atrás muy rápidamente. Incluso cuando estaba dormido, estaba agitado.

 

— Lo voy a despertar -dijo Tracheobionta-. Chin-Lee pensó que iba a encender uno de los dispositivos de control en el Saiyano, pero simplemente empujó un botón que hizo que una cámara hiciera un ruido. El ruido de una mera roca cayendo sobre el suelo.

El Saiyano alzó la mirada en la dirección de la cámara, dispuesto a pelear. Tenía anillos oscuros debajo de sus ojos y sangre corriendo hacia ellos. El aspecto de una persona loca, loco y furioso, y ahora estaba mirando a la cámara. ¿Eso era lo que querían enviar a los territorios Saiyanos?

Tus comentarios sobre la página:

Cargando comentarios...
[es]
EnglishFrançais日本語中文EspañolItalianoPortuguêsDeutschPolskiNederlandsTurcPortuguês Brasileiro
MagyarGalegoCatalàNorskРусскийRomâniaCroatianEuskeraLietuviškaiKoreanБългарскиעִבְרִית
SvenskaΕλληνικάSuomeksiEspañol Latinoاللغة العربيةFilipinoLatineDanskCorsu